Inicio / Últimas Noticias (página 90)

Últimas Noticias

Trump anuncia envío de miles de militares a estados de EEUU para combatir el coronavirus

WASHINGTON, 4 abr (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el sábado que su gobierno desplegará miles de militares en los estados para ayudar a lidiar con la epidemia de coronavirus."Vamos a sumar una gran cantidad de militares para ayudar", dijo Trump en una rueda de prensa diaria, en la que agregó que se están enviando 1.000 efectivos a la ciudad de Nueva York, incluidos médicos y enfermeras.(Reporte de Jeff Mason y Makini Brice; escrito por Lindsay Dunsmuir. Editado en español por Rodrigo Charme)

Leer más »

Futbolistas nicaragüenses siguen jugando pero con miedo al coronavirus

Por Andrew DownieMANAGUA, 4 abr (Reuters) - El fútbol en Nicaragua está aumentando en popularidad como una de las pocas ligas nacionales que aún están en actividad, pero los jugadores están preocupados por la propagación del coronavirus y dicen que el miedo ha cambiado la forma en que disputan los partidos.El coronavirus ha matado a más de 60.000 personas en todo el mundo desde que surgió en China en diciembre pasado."Tratamos de evitar tocar a otros jugadores. El fútbol ha cambiado porque no entras a pelear por una pelota con la misma intensidad", dijo a Reuters Carlos Mosquera, portero del Deportivo Las Sabanas."El miedo a lo que está sucediendo en el mundo siempre está presente. Mentalmente no estás enfocado en el juego, siempre estás pensando que los oponentes pueden tener la enfermedad", agregó.La Primera Liga de Nicaragua es una de las únicas cuatro que se cree que sobrevivió al bloqueo del coronavirus, junto con las de Bielorrusia, Burundi y Tayikistán.Los partidos en la nación centroamericana se juegan a puerta cerrada, pero se transmiten localmente por televisión o en vivo por Facebook.La negativa a suspender los partidos ha atraído la atención mundial al fútbol en una nación que durante mucho tiempo ha preferido el béisbol, un deporte que también se resiste a un bloqueo en Nicaragua.El secretario general de la Federación Nicaragüense de Fútbol, José María Bermúdez, dijo que los aficionados de todo el mundo ahora están sintonizando para ver partidos y apostar por ellos."Podemos observar por el monitoreo de estas cosas que más personas están prestando atención, particularmente en los sitios de apuestas", dijo Bermúdez en una entrevista telefónica.Bermúdez enfatizó que la liga de 10 equipos no ha decidido completar su temporada, simplemente "seguir jugando mientras la situación lo permita"."Si las cosas empeoran o están fuera de control, tendremos que suspender el torneo para proteger vidas", apuntó.Hay cinco partidos por jugar de la temporada regular antes de que los cuatro mejores equipos entren en una ronda de semifinales y una ronda final que se espera comience a fines de abril.Los futbolistas dijeron que no se les consultó sobre la decisión de seguir jugando, que se tomó después de una reunión entre la liga y los propietarios de los clubes, muchos de los cuales obtienen apoyo financiero del presidente autoritario del gobierno de Nicaragua, Daniel Ortega.Algunos futbolistas salieron a jugar esta semana con máscaras y guantes.Los jugadores del club Las Sabanas dijeron a Reuters que necesitaban seguir jugando para mantener a sus familias, y en tono de broma dijeron que el nuevo interés en el fútbol nicaragüense podría ayudarlos a ganar una transferencia a un club más grande.(Reporte de Andrew Downie en Londres y periodistas de Reuters en Managua. Editado en español por Carlos Calvo Pacheco en Ciudad de México.)

Leer más »

El coronavirus superó los 64.000 muertos en el mundo y Donald Trump advierte de un periodo “horroroso” para EEUU

Un hombre le toma la temperatura a un cliente antes de peritirle la entrada a un supermercado (YEN DUONG/)La cifra de fallecidos por coronavirus superó los 64.000 en un mundo a la búsqueda de mascarillas para frenar el contagio, y el presidente Donald Trump advirtió que Estados Unidos, ya muy fuertemente golpeado por la pandemia, entraba en un periodo “horroroso”.Mientras los casos confirmados de covid-19 en Estados Unidos superaron los 300.000, España e Italia, los dos países con peores registros de contagio y mortalidad en toda Europa, recibían buenas noticias.Hay más de 1,2 millones de casos confirmados de coronavirus en el mundo y 64.795 personas han fallecido desde que el virus fue encontrado en China a finales de 2019, según el conteo de AFP . Más de 46.000 de las muertes se han producido en Europa.La pandemia ahora afecta a casi 190 países y territorios, y la mitad de la humanidad está confinada, escuelas y negocios cerrados, con gran costo para la economía mundial.En la Casa Blanca, Trump dijo que Estados Unidos está entrando en un “periodo que será muy horroroso”.“Esta probablemente será la semana más dura”, afirmó. “Habrá muchos muertos”.En Italia y España, con sistemas sanitarios en situación crítica, se observa una caída de la llegada de nuevos enfermos a los hospitales.El presidente de gobierno español, Pedro Sánchez, anunció que el estricto confinamiento, que ya lleva en vigor tres semanas, se mantendrá hasta el 25 de abril. Dentro de una semana los millones de empleados que no están en sectores vitales podrán volver al trabajo, con condiciones.La cifra de fallecidos por coronavirus superó el sábado los 60.000 en un mundo a la búsqueda de mascarillas para frenar el contagio, mientras que países como España prolongan de nuevo el confinamiento. (NOEMI GRAGERA/)“Estas tres semanas de aislamiento colectivo están rindiendo sus frutos”, afirmó Sánchez.España reportó poco más de 800 muertos en 24 horas este sábado, su mejor registro de la semana. Hasta ahora, más de 11.700 personas han perdido la vida a causa de la COVID-19.En Italia (15.362 muertos) las autoridades informaron de avances similares, en particular en la región de Lombardía, la más afectada, donde hasta el crematorio de Milán tuvo que anunciar su cierre durante un mes para poder incinerar todos los cuerpos en espera.Los muertos en las últimas 24 horas en Italia fueron 681, un descenso de más del 10%. Los pacientes en cuidados intensivos bajaron a menos de 4.000, por primera vez desde el inicio de la crisis.Irán anunció también un descenso del contagio por cuarto día consecutivo, tras quince días de paro forzoso de la actividad.Reino Unido, con 708 decesos en las últimas 24 horas, incluido un niño de cinco años, se encuentra en cambio en pleno tsunami.Las autoridades británicas han reportado dos días de récords consecutivos en el número de fallecimientos, que ya superan los 4.300.La reina Isabel II exhortará el domingo a afrontar la crisis con fuerza, autodisciplina y compañerismo, en un inusual discurso dirigido al Reino Unido y a las naciones de la Commonwealth.El estado de Nueva York, epicentro de la crisis en Estados Unidos, tuvo su peor jornada: 630 muertos en un día. Turquía superó los 500 muertos, y ya no permite salir a los menores de 20 años, para limitar el contagio.Las enfermeras del hospital del Centro Médico Montefiore exigen equipos de protección personal críticos para manejar a los pacientes en Nueva York, Nueva York (BRENDAN MCDERMID/)Más allá de los hospitales, los dramas humanos se gestan también en los geriátricos y otras instalaciones sanitarias. De los 7.560 fallecidos en Francia por el virus, 2.028 corresponden a esos centros no hospitalarios.- Las mascarillas a debate -Luego de que se informara inicialmente de que solo el personal sanitario debía cubrir sus bocas, Alemania, Francia, Estados Unidos y otros países recomendaron recientemente el uso de mascarillas como parte del abanico de medidas para luchar contra el contagio, junto a la distancia social y la higiene constante de manos.Francia ya ha encargado casi 2.000 millones de mascarillas a China.“Se produjo una verdadera inflexión en Estados Unidos y la OMS está revisando sus recomendaciones”, declara a la AFP el profesor KK Cheng, especialista de salud pública en la Universidad de Birmingham (Reino Unido), favorable al uso generalizado de la mascarilla.Un alto responsable sanitario británico, Jonathan Van-Tam señaló sin embargo que "no hay evidencia de que llevar una mascarilla si uno está bien pueda afectar a la propagación de la enfermedad. Lo que importa es la distancia" entre personas.Pero sea en el caso de las mascarillas, los ventiladores o los muchos otros equipos médicos o fármacos, los países están inmersos en una carrera contrarreloj.Un maniquí exhibe una mascarilla en una tienda del condado de Brooklyn en la Ciudad de Nueva York, EEUU. (Stephen Yang/)En Brasil faltan tests diagnósticos, camas de terapia intensiva y personal calificado, alertó el ministerio de Salud en un informe, advirtiendo que se avecina la “fase más aguda” de la pandemia.La competencia es despiadada en un mundo donde las fronteras han vuelto a erigirse con suma rapidez. Y los países pobres solo pueden asistir con impotencia a esa feroz pelea.- Medidas radicales -Etiopía solo cuenta con 29 casos de coronavirus hasta ahora. Pero en sus hospitales apenas tiene 450 ventiladores, para una población de más de 100 millones de habitantes.En países como Italia "les faltan ventiladores artificiales y tienen que decidir a quién dar prioridad. Si esto sigue así, si la gente no se toma esto en serio, nosotros también nos veremos en la misma situación, probablemente", declaró la doctora Tihitina Negesse.Otros apuestan por vías mucho más radicales.La República Democrática del Congo, que sufrió la devastación del ébola durante años, está dispuesta a acoger los ensayos de una futura vacuna contra la COVID-19.El impacto social y económico de esta nueva pandemia sigue brotando por todas partes. El banco central de Guatemala informó que las remesas que envían los emigrantes de Estados Unidos han empezado a resentirse.Una refinería ecuatoriana suspendió sus operaciones durante 14 días.Mientras tanto, el personal sanitario sobre el terreno se organiza.“Al principio nos daban cuatro guantes (para colocarlos superpuestos), ahora dicen que con dos es suficiente, pero yo me pongo tres”, explica una enfermera en el hospital de campaña creado en un pabellón de congresos a las afueras de Madrid.MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: Estados Unidos superó los 8.000 muertos por coronavirus y ya son más de 300.000 los infectadosDonald Trump, sobre el coronavirus en EEUU: “Habrá mucha muerte, estas dos semanas serán las más difíciles”

Leer más »

Donald Trump aseguró que las elecciones en EEUU se celebrarán el 3 de noviembre a pesar del coronavirus

El presidente Donald Trump en su conferencia diaria por el coronavirus (TOM BRENNER/)El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que las elecciones en el país norteamericano se celebrarán el 3 de noviembre, como estaba previsto, a pesar de la pandemia del coronavirus, al tiempo que ha descartado el voto por correo para los comicios.“Las elecciones generales se celebrarán el 3 de noviembre”, dijo Trump durante la rueda de prensa diaria del grupo de trabajo del coronavirus en la Casa Blanca.En cuanto al voto por correo en todo el país, el mandatario estadounidense lo ha descartado, aludiendo a que “mucha gente miente con el voto por correo”.“Creo que la gente debe votar con una identificación de votante. Creo que una identificación de votante es muy importante”, especificó, matizando que el derecho al voto debe realizarse con “foto”. “Debería haber una foto para votar. Debería llamarse identificación del votante”, insistió.“Y la razón por la que no quieren una identificación de votante (para el voto por correo) es porque intentan engañar”, agregó. Para Trump, el voto en las elecciones “debería ser ir a una cabina y exhibirse con orgullo”.Asimismo, criticó el procedimiento del voto por correo, ya que, a su juicio, “pueden suceder todo tipo de cosas malas en el momento en el que lo firman”.El votante Fred Hoffman llena su papeleta durante las elecciones primarias en Ottawa, Illinois, EEUU. (DANIEL ACKER/)Trump aspira a la reelección en las elecciones generales de noviembre por el lado republicano. En cuanto al Partido Demócrata, los candidatos que quedan en la carrera son el ex vicepresidente estadounidense Joe Biden y el senador por Vermont Bernie Sanders.Con el proceso de primarias aún sin concluir, Biden va en cabeza en cuanto al número de delegados necesarios para obtener la candidatura demócrata a la Casa Blanca --1.991--, 1.194 frente a los 878 que cuenta Sanders.Todo esto se va desarrollando al tiempo que el país norteamericano atraviesa la pandemia del coronavirus, siendo uno de los más afectados del mundo y donde se espera, según el propio Donald Trump, que las próximas semanas sean muy dras, en cuanto al número de muertes y a la cifra de contagios.Hasta el momento Estados Unidos registró 1.480 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas de este jueves, un nuevo récord diario para el país.La cantidad de casos positivos trepó a casi 277.000, más de 30.000 comparados con el día anterior. Estados Unidos encabeza, con creces, la lista de países que más transmisiones han registrado. De hecho, tiene más que Italia y España, segundo y tercero, respectivamente. Ambos han reportado al viernes casi 120.000.MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:Estados Unidos registró 1.480 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, un nuevo récord diario para el paísEl epidemiólogo de la Casa Blanca advirtió que el coronavirus podría contagiarse por la respiración normal

Leer más »

Crisis energética en Venezuela: Maracaibo registró su segundo apagón en menos de 24 horas

Foto de archivo apagones en Venezuela (REUTERS/Manaure Quintero) (MANAURE QUINTERO/)La Corporación Eléctrica Nacional de Venezuela (Corpoelec) informó este viernes que el segundo apagón registrado en los ocho municipios de la Costa Occidental del Lago, entre ellos Maracaibo, se debió a una avería en una línea de transmisión de la energía.Este es el segundo corte general de electricidad en menos de 24 horas en esa zona del país. De acuerdo a lo que consignó El Pitazo, el servicio quedó restringido a las 4:00 AM de este viernes, 22 horas después de registrase un apagón el jueves, que ocurrió a las 6:30 de la mañana.Corpoelec informó en su cuenta de Twitter que el personal de la estatal está trabajando para intentar restablecer el servicio.El tuit de CorpoelecMedios locales informaron que los municipios afectados son Maracaibo, San Francisco, La Cañada, Jesús Enrique Lossada, Machiques, La Villa, Mara y Guajira.La diputada por el estado Zulia Elimar Díaz afirmó que la ineficiencia de los servicios públicos, tanto de la región zuliana como en toda la nación petrolera, son la muestra de la corrupción del régimen Nicolás Maduro que, a su juicio, intenta ocultar con amenazas.Este segundo apagón consecutivo a inicios de abril es el quinto general que registra Maracaibo este año. Como recuerda El Pitazo, los tres primeros ocurrieron en marzo y se debieron a fallas en el sistema de transmisión.El cuarto apagón ocurrió el 2 de abril y fue ocasionado por la salida de una línea de transmisión de energía que atraviesa el Lago de Maracaibo e interconecta a las subestaciones El Tablazo y Cuatricentenario, según dijo en conferencia de prensa Santiago Arrieta, gerente regional de Corpoelec.Los apagones se suceden en todo el país desde hace años debido a la falta de inversión del régimen de Nicolás Maduro.MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:La Casa Blanca le aseguró a Nicolás Maduro que aún tiene tiempo para no terminar como Manuel Noriega, Pablo Escobar o “El Chapo” GuzmánUn oficial venezolano dijo que “la respuesta del régimen al bloqueo de EEUU podría ser el uso de fuerzas irregulares”Juan Guaidó: “Maduro va a decidir su final; si hay que escalar la presión, lo haremos”

Leer más »

China rindió homenaje a las víctimas y “mártires” de la pandemia

Personas guardan silencio frente a la bandera china (STRINGER/)China se detuvo en la mañana del sábado para rendir un homenaje a las personas muertas por la epidemia de COVID-19, y observó un silencio nacional de tres minutos, constató la AFP.Las sirenas antiaéreas comenzaron a sonar a las 10H00 locales (02H00 GMT), y de inmediato las personas iniciaron una pausa y el tráfico se detuvo en las calles, al tiempo que trenes, automóviles y navíos hacían sonar sus bocinas en homenaje a las 3.326 víctimas de la epidemia en China.En la ciudad de Wuhan, donde el coronavirus fue identificado a fines del año pasado, el personal del Hospital Tongji se perfiló en la parte externa, todos con las cabezas inclinadas hacia el edificio principal y algunos aún con los trajes protectores que se han convertido en un símbolo de la crisis en todo el mundo.“Siento mucha pena por nuestros colegas y pacientes que murieron”, dijo a AFP Xu, una enfermera del hospital de Tongji que trabajaba en la primera línea de tratamiento de pacientes con coronavirus, conteniendo las lágrimas.“Espero que puedan descansar bien en el cielo”, añadió.Militares izan la bandera china a media asta como muestra del luto nacional (STRINGER/)Las imágenes de los medios estatales mostraron al presidente chino, Xi Jinping, y otros funcionarios del gobierno de pie frente a un complejo del gobierno de Pekín, con flores blancas.En la plaza Tiananmen de la capital la bandera nacional ondeaba a media asta, rodeada de un aparato de seguridad más pesado de lo normal.Los peatones en uno de los distritos comerciales más concurridos de la ciudad interrumpieron su marcha y mantuvieron la cabeza baja en una silenciosa ceremonia de homenaje, mientras la policía que patrullaba la zona peatonal estaba al lado de la carretera con los escudos hacia abajo y las cabezas inclinadas.- Llorar a los “mártires” -Los trenes en la red de metro de Pekín también se detuvieron, y los pasajeros permanecieron de pie y en silencio durante los tres minutos en señal de respeto.Las autoridades dijeron que la celebración fue una oportunidad para llorar a los “mártires” del virus, un título honorífico otorgado por el gobierno esta semana a 14 trabajadores médicos que murieron luchando contra el brote.China brinda homenaje a las víctimas del coronavirus (CARLOS GARCIA RAWLINS/)Ese grupo de mártires incluye a Li Wenliang, un médico de Wuhan que llegó a ser reprendido por las autoridades del régimen chino por intentar advertir a otros en los primeros días del contagio.La muerte de Li en febrero provocó un torrente nacional de dolor y enojo por el manejo de la crisis por parte de la dictadura.Una investigación del gobierno central sobre la muerte de Li concluyó que fue castigado "inapropiadamente" por la policía de Wuhan.La conmemoración del sábado también coincidió con la festividad anual de Qing Ming, el festival de "barrido de tumbas", cuando los chinos visitan las tumbas de sus familiares y dejan las ofrendas en recuerdo.Aunque China afirma haber frenado la propagación del virus, algunas restricciones se volvieron a ajustar esta semana para evitar una segunda ola de infecciones.Por ello, las autoridades han desalentado las visitas a los cementerios para conmemorar el festival. “Abogamos por que las personas se queden en casa y tengan memoriales a pequeña escala en casa para recordar a los muertos”, dijo Fan Yu, un funcionario del departamento de asuntos sociales de China.Los cementerios en toda China ofrecieron un servicio de “barrido de tumbas en la nube” en el que las familias pueden honrar a sus antepasados viendo una transmisión en vivo del personal del cementerio que atiende a las tumbas en su nombre.MÁS SOBRE ESTOS TEMAS:Estados Unidos registró 1.480 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, un nuevo récord diario para el paísUn estudio científico investiga a pacientes que contrajeron coronavirus de otros que eran asintomáticos

Leer más »

Por qué el recuerdo de la Segunda Guerra Mundial vuelve en la lucha contra el coronavirus

Londres después del "Blitz"En la noche del 7 de septiembre de 1940 más de 300 bombarderos y 600 cazas alemanes atacaron Londres con una colección de artefactos explosivos e incendiarios, en lo que sería el comienzo de la campaña de bombardeo estratégico sobre la capital británica también conocida como el “Blitz” (relámpago, en alemán).“Por encima de todas las demás cosas que me pasaron en mi vida siempre recordaré la monstruosa belleza de esa vista de Londres en una noche de vacaciones", describió el periodista estadounidense Ernie Pyle, quien se encontraba en la ciudad cuando ocurrió el ataque."Londres apuñalada por grandes incendios, sacudida por las explosiones, sus oscuras regiones a lo largo del Támesis brillando con la caída de las bombas al rojo vivo, y todo esto cubierto por un techo de color rosa repleto de proyectiles antiaéreos que estallaban, globos de barrera, bengalas y el estruendo de viciosos motores. Y en ti mismo la emoción y la anticipación y el asombro en tu alma de que esto pueda estar sucediendo”, expresó.El “Blitz” duró ocho meses y dejó un saldo de unos 40.000 muertos y dos millones de casas destruidas, una estampa más de esa nutrida historia de la destrucción que fue la Segunda Guerra Mundial.En el pueblo inglés dejó también un curioso fenómeno psicológico y poderoso eslogan propagandístico: el “Espíritu del Blitz”, o la capacidad de de soportar estoicamente la adversidad extrema, de forjar vínculos con el vecino, potenciar la solidaridad y el sacrifico y confiar en que todo saldrá bien el final gracias a nuestros líderes. El primo hermano del “Keep calm and carry on” (Mantén la calma y sigue adelante), popular frase atribuida también a la década de 1940 y que adorna ahora objetos y remeras en diferentes reversiones.El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson (REUTERS/Hannah Mckay) (Hannah Mckay/)Los bombas ya no caen sobre las desiertas calles de una Londres que se suma, quizás un poco tarde, al pánico generado por el COVID-19 y la cuarentena masiva de la población planetaria. Pero el “Espíritu del Blitz” sí ha vuelto entre los británicos, y las comparaciones con la Segunda Guerra Mundial, quizás no como hecho militar sino como experiencia social, apelando a un épica más imaginada de que real, también se han reproducido en la Europa continental y Estados Unidos, del otro lado del Atlántico.En el Reino Unido, muchos han creído verlo nada menos que en el primer ministro Boris Johnson al momento de su sombrío discurso del 3 de marzo en el que declaró a la pandemia como un “desafío nacional” y aseguró que “cada británico deberá hacer su parte”.Pero también la reina de Inglaterra, Isabel II, pareció invocar aquellos años sufrimiento. “En tiempos como este, recuerdo que la historia de nuestra nación fue forjada por personas y comunidades que trabajan en unidad”, dijo en un comunicado citado por la AP, reavivando momento durante el cual la regente sirvió como mecánica y conductora de camiones durante la guerra.Tessa Clarke, cofundadora de OLIO, una organización social que recolecta comida cercana al vencimiento y la distribuye en comunidades necesitadas dentro del Reino Unido, aseguró que su movimiento "evoca al Espíritu del Blitz” para reclutar colaboradores. “En tiempos tan difíciles, la humanidad puede ir por dos caminos; puede convertirse en algo muy desagradable, de comernos los unos a los otros, o puede sacar lo mejor de nosotros”, dijo a la agencia Reuters.Mientras que la icónica prensa amarillista británica, como el Daily Mail, Daily Express o The Sun, ya hablan de un “Coronavirus Blitz Spirit” (El espíritu del Blitz del coronavirus) al momento de narrar sus historias de abnegación y sacrificio en medio de la pandemia. También la BBC lo ha usado algunas veces, por ejemplo al reportar sobre un proyecto de fabricar respiradores, un insumo médico que se ha vuelto vital para tratar enfermos graves de COVID-19, en un viejo hangar de la Real Fuerza Aérea.Una soldado británica afectada a la defensa antiaéreaPero tan rápido como políticos y tabloides acudieron al “Espíritu del Blitz” para referirse al coronavirus, que al momento ha dejado un saldo de 38.688 contagiados y 3.611 muertos en el país, también los historiadores y académicos alertaron sobre el peligro de su uso en un contexto muy diferente.“El Blitz es parte de un pasado violento y amargo, no una metáfora apropiada para los problemas del siglo XXI. Ahora más que nunca, deberíamos reflexionar sobre la verdadera historia de este espíritu, y dejar que el sentimiento desaparezca”, consideró Richard Overy, profesor de historia en la Universidad de Exeter, en un reciente artículo en The Guardian. “Quizás sirva para contener el pánico y promover acciones colaborativas, pero quizás no, como atestiguan las góndolas vacías en los supermercados y la incertidumbre en el gobierno”, agregó.Para el académico el “Espíritu del Blitz” no fue otra cosa que un eslogan propagandístico desarrollado por el gobierno británico durante la guerra, cuando la realidad de la guerra era que soportar los bombardeos era sencillamente inevitable y no una muestra de estoicismo. Se registraron actos heroicos y de solidaridad, pero también acciones mezquinas y ruines, y la inmensa mayoría se limitó a sobrevivir, como siempre.“Es el rostro público que escondía la horrible realidad de ser bombardeados”, consideró.Steven Fielding, profesor de Historia en la Universidad de Nottingham, compartió esta opinión en un escrito publicado en Financial Times y destacó que las investigaciones recientes sobre la Segunda Guerra Mundial en el Reino Unido han desmitificado el aumento de la solidaridad en tiempos de crisis. “Si el ‘Espíritu del Blitz’ inspira a los británicos a dejar de comprar papel higiénico en masa y a ayudar a sus vecinos enfermos, puede que sea útil en el siglo XXI, pero como historia es una tontería", expresó.“Es ist ernst”Cruzando el Canal de la Mancha y un poco más allá, los viejos incursores sobre los cielos de Londres también apelaron al recuerdo de la Segunda Guerra Mundial. Pero con su experiencia en el bando derrotado y poca tolerancia al drama, no apelaron a eslóganes para estampar en tazas de café.La canciller de Alemania, Angela Merkel (REUTERS) (POOL New/)“Es ist ernst”, comenzó diciendo Angela Merkel, canciller de Alemania, en su discurso a la nación del 18 de marzo. “Esto es serio”, tres palabras para sentar un tono. Y luego, la contundencia: “Desde la unificación de Alemania, no, desde la Segunda Guerra Mundial, no ha habido un desafío mayor para nuestra nación que haya demandado tal grado de acción común y unida”.Alemania dio inicio a la Segunda Guerra Mundial al invadir Polonia el 1 de septiembre de 1939. Seis años después, un hito del que se cumplirán en mayo 75 años, firmaba la rendición con sus principales ciudades en ruinas, cinco millones de soldados caídos en combate y entre 500.000 y dos millones de civiles muertos.“Es ist ernst”, dijo la canciller Merkel sobre el avance del coronavirus, que en el país ha infectado a 84.788 personas y matado a 1.107.Seis días después el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, tomó prestadas las palabras de Merkel, en una muestra de cooperación entre germanos e italianos que no se veía desde Tobruk: en un discurso en el que anunciaba el endurecimiento de la cuarentena y el cierre de todos los negocios no esenciales, el líder aseguró que estaban frente a “la crisis más serie que el país ha experimentado desde la Segunda Guerra Mundial”.Hasta la fecha Italia ha registrado casi 120.000 contagios y 14.600 muertes, más que cualquier otro país en el mundo.El 1 de abril fue el turno del Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, para establecer comparaciones. “La enfermedad representa una amenaza para todos en el mundo y su impacto económico traerá una recesión que probablemente no tenga paralelo en el pasado reciente”, expresó en un comunicado.Berlín arrasada, poco después de la rendición alemana (Dominio público) (Weinrother, Carl/)“La combinación de estos dos hechos y el riesgo de que esto aumente la inestabilidad, la agitación y el conflicto, es lo que nos lleva a creer que esta es la crisis más importante que enfrentamos desde la Segunda Guerra Mundial”, agregó.También el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se sumó a la épica. Aunque no mencionó el conflicto, tras desestimar la pandemia en sus comienzos dio un giro en su postura y llegó a calificarse como un “presidente en tiempos de guerra” y utilizó la Ley de Producción para la Defensa (aprobada en 1950 durante la Guerra de Corea) para frenar las exportaciones de barbijos N95 producidos por la compañía 3M, un insumo médico considerado esencial.La preocupación por los efectos de la pandemia en una economía que ya venía dando señales de recesión, especialmente considerando la caída abrupta en la actividad que ha provocado la cuarentena, por más necesaria que haya sido, se ha convertido en una de las principales entre la población mundial, quizás apenas por debajo de las muertes causadas por el virus.En este campo hay también comparaciones con el gran conflicto bélico del siglo XX: el sitio especializado en finanzas Market Watch ha alertado, entre otros, por el crecimiento del déficit fiscal de Estados Unidos a niveles no vistos desde la década de 1940, cuando había que alimentar a la maquinaria de guerra, sobre todo luego de que Trump anunciara un paquete de rescate económico valuado en 2,2 billones de dólares.Por supuesto, el gasto estadounidense ya venía en alza antes del paciente cero en Wuhan, centro de China, pero las medidas adoptadas están diseñadas para aumentarlo.Un hospital de campaña para las víctimas de coronavirus montado en el Central Park, Nueva York (REUTERS/Jeenah Moon) (JEENAH MOON/)También, muchos países están haciendo planes para reconstruir sus economías cuando finalmente se declare la victoria sobre el coronavirus mediante sus propias versiones del “Plan Marshall”, en referencia al programa recuperación de Europa lanzado por Estados Unidos en la posguerra y ante el enfrentamiento creciente con la Unión Soviética.De cifras y comparaciones odiosasAún no hay consenso entre los historiadores sobre el alcance de la destrucción durante la Segunda Guerra Mundial, pero nadie tiene dudas de que fue indescriptible, más allá de los intentos ce escritores como Pyle. Se estima que entre 70 y 85 millones de personas murieron, un rango bastante superior al que se manejaba en la posguerra. Es decir un 3% del total de la población de ese entonces.Ciudades enteras, especialmente en Francia, Alemania y los territorios de la extinta Unión Soviética, fueron destruidas hasta los cimientos y cantidades inconmensurables de recursos fueron sencillamente quemados en combates apocalípticos.Prácticamente todas las poblaciones europeas vivieron sufriendo escasez de comida, restricciones al movimiento y estrictos toques de queda, en especial durante las noches en las que los cielos se llenaban de bombarderos y de los proyectiles perdidos de las defensas antiaéreas, que a veces mataban más gente que el enemigo.Hasta el momento la pandemia de coronavirus, en cambio, ha contagiado a más de un millón de personas y dejado un saldo de casi 60.000 muertos en todo el mundo. Aún estamos lejos del fin y nadie puede asegurar hasta donde llegaremos, pero la escala parece distinta.Las poblaciones en gran parte de los países del mundo han tenido que permanecer en sus hogares en cuarentenas impuestas o sugeridas, se ha registrados escasez de algunos productos pero no de comida (aún) y el aburrimiento y el encierro son preocupaciones que hoy día han reemplazado a los bombardeos y el avances de los tanques enemigos del pasado.Prisioneros estadounidenses durante la Ofensiva de las Ardenas, en 1944Sin embargo, no todos los países ni las poblaciones reaccionan de la misma manera y la grave situación en los hospitales repletos de enfermos de coronavirus es, para los médicos y los pacientes que la viven, tan horrorosa como cualquier otra crisis humanitaria.Al margen de la escala de uno u otro fenómeno, los tiempos del coronavirus son los tiempos de las listas diarias de muertos, de una preocupación y una ansiedad planetaria compartida, y de estados fuertes (para bien y para mal, se verá) en las calles. El exceso de información (¿pero cómo restringirla sin censurar?) parece alimentar la angustia, y las cifras de fallecidos impactan primero y acostumbran y desensibilizan después, como en toda guerra.Y es que en tiempos de paz nadie convive con reportes de muertos, más allá de que todos los días mueran personas por enfermedades, accidentes y asesinatos.Sólo el viernes Estados Unidos reportó más de 1.100 muertos por coronavirus, el balance diario más abultado registrado hasta el momento en cualquier lugar del mundo. Ningún periódico estadounidense acostumbra a reporar los fallecidos en el país cada día por enfermedades cardíacas, que ascienden a 1.700 de acuerdo al Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Pero poco sabemos de este nuevo COVID-19, y el futuro de la pandemia es un misterio.Durante la Segunda Guerra Mundial sí hubo reportes diarios de muertos, como durante la Ofensiva de las Ardenas en 1944. Ese último ataque alemán en Europa Occidental duró poco más de un mes en los que se registraron 500 muertes estadounidenses a diario. Según reportes de la época, las cifras, la mitad de lo provoca actualmente el coronavirus, causaron en ese momento escalofríos y la frustración ante una guerra, por ese entonces ya materialmente ganada, que aún seguía costando.Y durante la Batalla de Saint Mihiel, en la Primera Guerra Mundial, se registró el mayor número de muertes diarias de Estados Unidos en guerra durante el Siglo XX: 1.100, justo la misma cifra actual de muertos por el coronavirus.MÁS SOBRE ESTE TEMA:La batalla sin fin: por qué alemanes y rusos siguen peleando la Segunda Guerra Mundial en KurskLos detalles de la minuciosa búsqueda de tanques Sherman polacos que llevan más de 70 años en ArgentinaLa desgarradora “Sinfonía de las Lamentaciones” que desafía a la ley del Holocausto del gobierno polacoEl Gran Cine Patriótico: cómo Rusia cuenta la Segunda Guerra Mundial a través de sus películas

Leer más »

Trump y los narcos de las favelas, los inesperados rescatistas de los brasileños

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, usando un barbijo durante una conferencia de prensa en medio del brote de la pandemia del COVID-19, cuyos efectos definió como "de una gripecita". REUTERS/Ueslei Marcelino (Ueslei Marcelino/)Brasil comienza a cambiar el rumbo del combate al coronavirus mientras muchos se preguntan si no es demasiado tarde. El presidente Jair Bolsonaro recibió una llamada de su colega estadounidense Donald Trump pidiéndole que se olvide de sus teorías negacionistas y que imponga la cuarentena total en el país. Le habría mostrado estadísticas que hablan de un desastre anunciado para los brasileños si no se restringen todas las actividades. Y quien hizo todas las gestiones para que esto suceda fue el asesor de ambos mandatarios, Stephen Bannon, que pasó de la xenofobia contra China por propagar la epidemia a convertirse en uno de los muy pocos personajes de la extrema derecha internacional que propicia la cuarentena absoluta. Y en esta lucha, Bannon y Trump tienen a unos aliados insospechados, los narcotraficantes que están imponiendo el toque de queda en las favelas de todo el país, para evitar el riesgo de que la pandemia llegue a los más desprotegidos.El 11 de marzo, cuando ya hacía semanas que el mundo estaba en alerta y luchando por contener la propagación del coronavirus, Bolsonaro, aseguró que el brote era algo “de fantasía”. Es un “momento de crisis”, reconoció, pero “una pequeña crisis” exagerada por los medios de comunicación. “Algunos medios de prensa lograron hacer caer los precios del petróleo y otros productos, y también nos imponen el coronavirus. Es un problema del mercado de valores. Ocurre de vez en cuando”, agregó. Sus seguidores de la derecha populista se hicieron eco de los puntos de vista de Bolsonaro, y comenzaron a difundir artículos y publicaciones en las redes sociales minimizando el virus como “mera histeria”, “parte de una campaña organizada creada por los medios, las ONG y los comunistas”. Bernardo Küster, un blogger admirador del presidente brasileño y director del portal “Brasil sin miedo”, escribió que la situación era “en primer lugar, un gran experimento psicológico de manipulación a escala global”. Y se preguntó “¿Por qué no van a comenzar las pruebas para manipular el mercado internacional a través del miedo en un momento como éste?”. Luego, pasó a culpar de todo a China por propagar el virus con el objetivo de “quedarse con el control del comercio internacional”.La asociación de residentes de la favela de Paraisopolis, en San Pablo, contrataron a su propio cuerpo médico y ambulancias para atender los casos de coronavirus que se registren en el barrio. Los gastos, lo pagan los jefes narcos de la favela. REUTERS/Amanda Perobelli (AMANDA PEROBELLI/)Bolsonaro venía de semanas en las que repetía que el coronavirus era “uma gripezinha” (una gripecita) o “incluso un resfrío”. Hasta que la realidad le pasó por encima y comenzó a reconocer el peligro. Pero lo hizo con su retórica de serie de cowboys de los años sesenta. Pidió a los brasileños que “lo enfrenten como hombres, no como niños. Todos moriremos algún día”. El gobernador de São Paulo, aconsejó a los habitantes del estado más poblado y poderoso del país, que no sigan las indicaciones del presidente. También lo insinuó el ministro de Salud hasta que fue amenazado por otros colegas del gabinete con “hacerlo renunciar”. Otros dos gobernadores aliados, de los estados de Goias y Santa Catarina se despegaron de los dichos del presidente y comentaron que su actitud era “espantosa” “muy peligrosa” y “aterradora”. Bolsonaro replicó diciendo que “muchos gobernadores son exterminadores de empleos”. En un video colgado en You Tube se puede ver al presidente recorriendo un popular mercado de Brasilia, saludando a los vendedores, dando besos y abrazos en momentos de la distancia social. “No se muere del virus, pero sí de hambre. Y si no volvemos pronto a la normalidad, vamos a tener después un problema de desempleo que nos va a llevar años resolver. No podemos parar el país”, comentó a un verdulero.Hasta que vino la llamada de Trump. Son aliados ideológicos. En un principio, el estadounidense también había negado la importancia de la pandemia y algunos científicos lo acusan de haber retrasado las medidas y ayudado con su actitud a propagar el virus. Pero después de ver estadísticas muy preocupantes, le dijo a Bolsonaro que “Brasil tiene que parar”. “Él (por Bolsonaro) es un gran tipo y está haciendo un trabajo maravilloso. Fue una llamada de cortesía. Tiene un problema con el virus, hablamos con él esta mañana. Brasil se está parando, necesita parar. El mundo se está estancando, algunos países lo están haciendo bien. Espero que podamos salir de esto más fuertes que nunca”, dijo Trump en su habitual conferencia de prensa diaria para informar del desarrollo de la pandemia. Según el canciller brasileño Ernesto Araújo, los presidentes hablaron de cooperación ante la crisis, pero “no sobre medidas de distancia social o de la suspensión de todos los vuelos entre ambos países”. Lo cierto es que Bolsonaro tuvo que cambiar de actitud. Bannon, el estratega de “la nueva derecha populista” que dirigió la campaña que llevó a Trump a la Casa Blanca, fue quien, según un artículo de la revista Piauí, habló con amigos en común de la familia Bolsonaro para revertir la actitud del brasileño. Incluso le dio un consejo político gratuito: cambien el lema “O Brasil Não Pode Parar”, que el Palacio del Planalto estaba por lanzar, por algo más aggiornado como “Nada Pode Parar o Brasil”.Trump y Bolsonaro en su encuentro del 7 de marzo en Mar-a-Lago, Florida. Veinte días más tarde, el estadounidense llamó al brasileño para pedirle que parar el país ante la pandemia. REUTERS/Tom Brenner (Tom Brenner/)Para todo esto, Eduardo Bolsonaro, influyente diputado e hijo del presidente, ya había retuiteado un mensaje que responsabilizaba al Partido Comunista Chino por la pandemia de coronavirus, y agregó: “Quien vio la serie Chernobyl va a entender lo que pasó. Sustituyan una usina nuclear por el coronavirus y la dictadura soviética por la china. Una vez más una dictadura prefirió esconder algo grave que la expondría a un desgaste pero que salvaría muchas vidas. La culpa es de China y la libertad sería la solución”. La embajada china en Brasilia calificó el mensaje de “extremadamente irresponsable”. También en Twitter, el embajador chino, Yang Wanming, respondió que lo que dijo Bolsonaro fue un insulto hacia China y su pueblo, y que esa actitud “anti China no condice con su condición de diputado federal, ni con su calidad de figura pública especial”. En respuesta, el canciller Araújo le exigió al embajador que se retractara por su reacción “desproporcionada” e “inaceptable”. Al día siguiente, el hashtag #VirusChino se convirtió en trending topic en Twitter. Esto, según la Agência Pública de noticias, gracias al trabajo de robots y de influencers vinculados con los Bolsonaro. De acuerdo con una investigación que llevó adelante ese medio, los llamados a tuitear fueron impulsados en Whatsapp por grupos de partidarios del presidente. Los mensajes incluyeron también imágenes y palabras xenófobas contra la población de China. Uno de los principales promotores fue el youtuber Bernardo Küster. También se difundieron junto a este hashtag otros mensajes en defensa de Jair Bolsonaro y su hijo: “Respete al presidente”, “#Respeten a 57 millones de votantes” y “#Eduardo Bolsonaro tiene razón”.Una encuesta de Datafolha publicada la semana pasada muestra que el manejo de la crisis sanitaria que hizo el gobierno de Jair Bolsonaro tiene menos respaldo entre la población (35%) que la gestión que hicieron los gobernadores (54%), quienes, según el presidente, actuaron con cierta “histeria”.En tanto, los aliados impensables de Trump y Bannon para que se tome en serio la crisis, son las organizaciones de narcotraficantes y de paramilitares que operan en las favelas. En la mayoría de los asentamientos en los que viven 12 millones de personas en todo el país, se impuso el toque de queda a partir de las ocho de la noche. Y durante el día se restringió la circulación a todos los que no tienen necesidad de salir del barrio a trabajar. Camionetas y carros con altoparlantes recorren las callecitas con mensajes como éste que se puede ver en un video de You Tube: “Atención todos los moradores de Río das Pedras, Muzema y Tijuquinha!!! Toque de queda a partir de hoy a las 20:00 horas. Quien sea visto en la calle fuera de este horario va a aprender a respetar al prójimo!!!”. En Cidade de Deus, una de las favelas más famosas de Río de Janeiro, los narcos hacen sonar una sirena muy potente para marcar el momento en que todos deben guardarse en sus precarias casas. Algo parecido sucede en Jacarepagua, Guaratiba, Rocinha, Maré y el resto de los asentamientos de Río donde viven cerca de 1,4 millones de personas que están en una situación muy vulnerable ante la pandemia, y que constituyen el 22,03 % de los 6,3 millones de habitantes de la ciudad. Los dos carteles de la droga más poderosos, el Primer Comando de la Capital (PCC) y el Comando Vermelho (CV) ya hicieron correr la voz de que ellos se encargarán de la seguridad durante la crisis y que también ayudarán a todos los que necesiten alimentos y medicinas.Un Grupo de médicos y enfermeros que cuidan la salud de los habitantes de la favela de Paraisopolis, en San Pablo. Fueron contratados por la asociación de residentes porque no confían en el sistema de salud estatal ante esta pandemia. REUTERS/Amanda Perobelli (AMANDA PEROBELLI/)La asociación de residentes de Paraisópolis, cerca de Morumbí, en San Pablo, decidieron tomar las medidas de precaución en sus manos. La profunda desconfianza que tienen en el gobierno los hizo contratar un servicio médico privado las 24 horas que incluye tres ambulancias, dos médicos y dos enfermeras, así como conductores y personal de apoyo, que atenderán los casos de coronavirus que se puedan dar allí. Otras favelas de la ciudad están imitando el ejemplo. Los gastos corren por cuenta de los capos narcos.MÁS SOBRE ESTE TEMA:Facebook e Instagram borraron videos de Bolsonaro por considerar que desinformaban sobre el coronavirus

Leer más »

El sombrío pronóstico sobre el mundo después del coronavirus de Nouriel Roubini, el economista que predijo la crisis del 2008

En su artículo "¿Una Grandísima Depresión?" el economista Nouriel Roubini detalló su pronóstico sombrío sobre la economía global. (Reuters) (FRED PROUSER/)“El impacto del COVID-19 en la economía ha sido más rápido y más grave que la crisis financiera mundial de 2008 y que la Gran Depresión”, escribió Nouriel Roubini, el economista que predijo el colapso financiero global que siguió a la caída de Lehman Brothers en el caso de las hipotecas en los Estados Unidos, en su artículo ¿Una Grandísima Depresión?“En esos dos episodios anteriores, los mercados bursátiles se derrumbaron en un 50% o más, los mercados de crédito se congelaron, se produjeron quiebras masivas, las tasas de desempleo se dispararon por encima del 10% y el PIB se contrajo a una tasa anualizada del 10% o más. Pero todo esto tomó alrededor de tres años para llevarse a cabo”, comparó. “En la crisis actual, resultados macroeconómicos y financieros igualmente graves se han materializado en tres semanas”.La cuestión central para el profesor de la Universidad de Nueva York (NYU) es menos lo que ha sucedido desde el surgimiento del nuevo coronavirus que lo que podría ser “un segundo crash” en el caso de que se den tres elementos: una mala respuesta sanitaria, preocupación por la inflación futura y conflictos geopolíticos, sobre todo entre China y los Estados Unidos. Ya a finales de febrero Roubini había dicho a Der Spiegel que los mercados “desvariaban” por su posición irrealista.Roubini vaticinó "un segundo crash” debido a tres elementos: una mala respuesta sanitaria al COVID-19, preocupación por la inflación futura y conflictos geopolíticos, sobre todo entre China y EEUU. (REUTERS/Mike Segar) (MIKE SEGAR/)En aquel momento no se había registrado todavía el primer caso de COVID-19 en Nueva York, pero ya la gente había dejado de ir a restaurantes, cines y teatros. “Si llega, estamos completamente jodidos”, dijo. Actualmente en la ciudad solamente hay más de 57.000 casos identificados y ya se produjeron casi 1.600 muertes. En la primera potencia del mundo en general, la curva de contagio sigue un crecimiento exponencial y el desempleo informado superó los 6,7 millones de casos.A comienzos de marzo —siguió en su artículo más reciente—, “bastaron 15 días para que la bolsa de Estados Unidos se derrumbara en baja (una caída del 20% desde su punto más alto), en lo que ha sido la caída más rápida de la historia”. Con una desvalorización de más de la tercera parte en Wall Street, “los mercados de crédito se han congelado y los diferenciales (como los de los bonos basura) se han disparado a los niveles de 2008”, agregó. “Inclusive empresas financieras tradicionales como Goldman Sachs, JP Morgan y Morgan Stanley esperan que el PIB de los Estados Unidos caiga a una tasa anualizada del 6% en el primer trimestre, y del 24% al 30% en el segundo. El secretario del Tesoro norteamericano, Steve Mnuchin, ha advertido que la tasa de desempleo podría elevarse por encima del 20%”, es decir, el doble de lo que fue en el peor momento de la crisis del 2008.“En otras palabras: cada componente de la demanda agregada —consumo, gasto de capital, exportaciones— se encuentra en una caída libre sin precedentes. Mientras la mayoría de los analistas con intereses en el asunto han anticipado una crisis en forma de V —la producción tiene una caída aguda durante un trimestre y a continuación se recupera rápidamente en el siguiente—, ahora debería quedar claro que la crisis del COVID-19 es algo totalmente diferente”, advirtió. “La contracción hoy en marcha no parece tener la forma de una V, una U ni una L (una crisis aguda seguida de estancamiento). Más bien, se parece a una I: una línea vertical que representa un derrumbe de los mercados financieros y de la economía real”.En la Gran Depresión y la crisis global de 2008 los factores se acumularon a lo largo de tres años. Hoy "resultados macroeconómicos y financieros igualmente graves se han materializado en tres semanas”, comparó Roubini. (REUTERS/Dawn Chua) (DAWN CHUA/)Roubini subrayó que ni siquiera durante la Gran Depresión o la Segunda Guerra Mundial el grueso de la economía se cerró, literalmente, como ha sucedido ahora en China, Europa y los Estados Unidos.A partir de eso, delineó dos escenarios: uno optimista, y aun así muy sombrío. El otro, más probable, es mucho peor.El mejor escenario futuro“Una crisis más severa que la del 2008 (en términos de una menor producción global acumulada) pero de menor duración, lo cual permitiría retornar a un crecimiento positivo en el cuarto trimestre de este año. En ese caso, los mercados comenzarían a recuperarse cuando se viera la luz al final del túnel”, describió el mejor escenario futuro.Sin embargo, para que se llegue a ese cuadro, horrible pero lo máximo que se puede esperar de las circunstancias actuales, deben coincidir una serie de condiciones que no están garantizadas.“En primer lugar, los Estados Unidos, Europa y otras economías muy afectadas necesitarían desplegar un análisis generalizado de COVID-19, con rastreo y tratamiento, cuarentenas obligatorias y un aislamiento total como el que ha implementado China. Y dado que desarrollar y producir una vacuna en gran escala podría demorar 18 meses, será necesario distribuir antivirales y otras terapias en una escala masiva”, describió la condición inicial, que casi ningún país —salvo Corea del Sur o Singapur— ha podido lograr.El economista, profesor de la Universidad de Nueva York, anticipó la crisis de la burbuja inmobiliaria en EEUU, que arrastró al mundo.El segundo requisito sería que los hacedores de las políticas monetarias —"que ya han hecho en menos de un mes lo que les llevó tres años después de la crisis del 2008″, reconoció el profesor de NYU— siguieran “implementando medidas poco convencionales”: tasas de interés cero o negativas, por ejemplo. También “alivio cuantitativo y alivio crediticio (la compra de activos privados) para respaldar a los bancos, las instituciones no bancarias, los fondos de inversiones y hasta las grandes corporaciones (instrumentos para papeles comerciales y bonos corporativos)”. La Reserva Federal estadounidense, que ya expandió sus líneas de intercambio transfronterizas “para abordar la inmensa escasez de liquidez en dólares en los mercados globales”, debería crear “más instrumentos para alentar a los bancos a extender préstamos a empresas pequeñas y medianas que no tienen liquidez pero aún son solventes”.En tercer lugar los gobiernos tendrían que desplegar un enorme estímulo fiscal, algo que en los Estados Unidos se ha votado ya. Como medida extraordinaria, incluyó Roubini en este paquete, tendrían que realizarse “desembolsos directos de dinero a los hogares”. Pero eso aumentará el déficit fiscal: “Las economías avanzadas necesitarán subirlo del de 2%-3% de su PIB hasta alrededor del 10% o más. Sólo los gobiernos centrales tienen balances lo suficientemente amplios y sólidos como para impedir el colapso del sector privado”, advirtió. Además, no se deberían financiar mediante deuda gubernamental común, porque eso aumentaría las tasas de interés y ahogaría la recuperación antes de que comenzara.El escenario más probable según RoubiniEl impacto del COVID-19 en la economía global no tiene antecedentes. (REUTERS/Andrew Kelly) (ANDREW KELLY/)A continuación Roubini volvió a ganarse el apodo de Dr. Catástrofe: “Desafortunadamente para ese mejor escenario, la respuesta de salud pública de las economías desarrolladas no ha cumplido con lo necesario para contener la pandemia, mientras que el paquete de políticas fiscales que se debate no ha sido ni lo suficientemente grande ni lo suficientemente rápido como para crear las condiciones para una recuperación oportuna”, evaluó.Por eso “cada día aumenta el peligro de una nueva Gran Depresión, peor aun que la original: una Grandísima Depresión”.Sobre la mala contención sanitaria, el primer elemento que avalaría “un segundo crash”, expresó: “A menos que se detenga la pandemia, las economías y los mercados del mundo continuarán en caída libre. Pero incluso si se la controla más o menos es posible que no vuelva a haber crecimiento hacia finales de 2020. Después de todo, es muy probable que en ese momento comience una nueva temporada de virus, con nuevas mutaciones; las intervenciones terapéuticas con las que muchos cuentan podrían resultar menos efectivas de lo que se espera. Por lo tanto, las economías se volverán a contraer y los mercados volverán a caer”."EEUU, Europa y otras economías muy afectadas necesitarían desplegar un análisis generalizado de COVID-19, con rastreo y tratamiento, cuarentenas obligatorias y un aislamiento total como el que ha implementado China", dijo Roubini. (REUTERS/Loren Elliott) (LOREN ELLIOTT/)El segundo elemento que apunta a una Grandísima Depresión es la preocupación por la inflación futura: “La respuesta fiscal podría bloquearse si la monetización de los déficits gigantescos empieza a producir una inflación alta, en especial si una serie de shocks de oferta negativos, debidos al virus, reduce el potencial crecimiento. Y muchos países simplemente no pueden asumir un endeudamiento tan grande en su propia moneda. ¿Quién rescatará a los gobiernos, las corporaciones, los bancos y los hogares en los mercados emergentes?”, preguntó.Por último, un tercer factor que hace más probable el escenario sombrío es el conflicto geopolítico. “Con la inminencia de las elecciones en los Estados Unidos, la crisis del COVID-19 abrirá paso a conflictos renovados entre Occidente y al menos cuatro potencias revisionistas: China, Rusia, Irán y Corea del Norte, todas los cuales ya apelan a una ciberguerra asimétrica para socavar a los Estados Unidos desde dentro. Los ciberataques inevitables durante el proceso electoral podrían conducir a la impugnación del resultado, con acusaciones de ‘fraude’ y la posibilidad manifiesta de violencia y desorden civil”. Roubini recordó además que ya se perciben tensiones en la relación chino-estadounidense porque “cada parte responsabiliza a la otra de la escala de la pandemia”.Estos tres elementos harían que la economía global sucumbiera a “una depresión persistente y un derrumbe galopante de los mercados financieros”, concluyó. “Tras la crisis de 2008, una respuesta contundente (aunque demorada) logró sacar a la economía global del abismo. Acaso esta vez no tengamos tanta suerte”.MÁS SOBRE ESTE TEMA:El máximo experto del coronavirus en Hong Kong proyectó hasta cuándo podría durar la pandemia: “Esto será una maratón”EEUU perdió 701 mil puestos de trabajo y la tasa de desempleo subió a 4,4%, el mayor salto en 45 años

Leer más »

El uso de cubrebocas para prevenir contagios de COVID-19 será indispensable en aglomeraciones: UNAM

Usar cubrebocas en el transporte público, tianguis, supermercados bancos y filas ahora será indispensable (Foto: Cuartoscuro)Expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) advirtieron que para evitar contagios de COVID-19 debemos utilizar cubrebocas en situaciones aglomeración. A través de un boletín a la comunidad universitaria, el doctor Samuel Ponce de León Rosales informó que en situaciones de transporte público (metro, camiones, metrobus, tren ligero, etcétera), mercados, tiendas o filas, será necesario priorizar el uso de cubrebocas a partir de hoy.El también coordinador de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia Coronavirus agregó que se debe utilizar con las precauciones sanitarias debidas, pero sin descuidar la higiene personal, el lavado de manos y el llamado estornudo de etiqueta.Sin embargo, pidió a la ciudadanía evitar la compra y uso de máscaras N95, pues por el momento serán exclusivas para el uso de personal médico asignado a tareas de lucha contra el coronavirus, así que no debemos contribuir a su desabasto.Employees of an assembly factory, that restores mobile devices, hold a protest to demand their full salary during quarantine and the lack of material to protect them from the coronavirus disease (COVID-19), in Ciudad Juarez, Mexico April 2, 2020. REUTERS/Jose Luis Gonzalez (JOSE LUIS GONZALEZ/)Además, recordó que la medida es únicamente para las personas que se ven obligadas a salir de casa, pero la mejor opción es hacer caso de la emergencia sanitaria y en la medida de lo posible, permanecer en casa hasta que disminuya la transmisión del virus clasificado como SARS-CoV-19.“Estamos frente a un reto mayúsculo, quizás nunca tendremos otro mayor, esforcémonos al máximo para salir adelante”, dijo.El especialista advirtió que “estamos en el último minuto para no llegar tan tarde con las medidas preventivas a la inexorable cita con la pandemia”, por lo que respetar el periodo de emergencia, establecido hasta el 29 de abril de 2020, es una tarea de gran relevancia.Sin embargo, señaló que en caso de haber que escaseen los cubrebocas, es posible fabricarlo desde casa con diferentes tipos de pañuelos o telas. "Siempre será mejor esta protección a no tener nada en las situaciones que hemos descrito”, agregró.Para la situación de los hospitales, Ponce de León, también titular del Programa Universitario de Investigación en Salud (PUIS) de la UNAM, dijo que al entrar en una fase de alta contagiosidad -pronosticada para mediados de abril-, será necesario que “las áreas administrativas responsables de compras y distribución para surtir los equipos de protección personal a las áreas hospitalarias deben proveer a todos los grupos de material suficiente en calidad y cantidad”.A shoe shiner reads the paper as he waits for costumers in one of the main streets in downtown as Mexico's government declared a health emergency and issued stricter rules to curb the spread of the coronavirus disease (COVID-19), in Mexico City, Mexico April 3, 2020. REUTERS/Carlos Jasso (CARLOS JASSO/)Las cifras de contagios por coronavirus en México siguen aumentando. Dentro del último corte de la Secretaría de Salud (Ssa), presentado en conferencia de prensa desde Palacio Nacional, se reveló que ya suman 1,688 los casos confirmados de COVID-19, además de las 60 muertes causadas por los daños que causa la enfermedad en el cuerpo.También se dio a conocer que hasta el momento hay un registro de 5,398 casos sospechosos a la espera de un resultado y 8,602 pacientes fueron definitivamente descartados de un posible contagio.La lista de fallecimientos es liderada por la Ciudad de México donde se reportaron 15 víctimas. Le siguen el estado de Jalisco con seis decesos hasta el último informe de las 19:00 horas del 3 de abril, así como las entidades de Baja California y Sinaloa con cinco.Por último, se confirmó que las autoridades de salud en México ya se preparan para una nueva fase en la escala de contagios. Se espera que nuestro país entre a la Fase 3 a mediados de abril. Por el momento no se ha confirmado si habrá una ampliación de la cuarentena.MÁS SOBRE EL TEMA:Coronavirus en México: encontraron vulnerabilidades en la plataforma de datos de contagios de SaludUn estudio científico investiga a pacientes que contrajeron coronavirus de otros que eran asintomáticosEnfermera de Sinaloa sufrió un ataque con cloro por su labor en las tareas de combate al coronavirus

Leer más »