Inicio / Últimas Noticias (página 30)

Últimas Noticias

Incendios y caos en Santiago tras las protestas por el aumento de tarifa del Metro

(Joaquin Pedroso/Infobae)El caos ganó este viernes a Santiago con enfrentamientos, incendios y ataques al ferrocarril metropolitano, en protesta por el alza de tarifas que obligaron a cerrar todas las estaciones de Metro .Los incidentes arrancaron de mañana y se multiplicaron al caer la noche. El edificio de la compañía eléctrica ENEL y una sucursal del Banco Chile, ambos en el centro, y varias estaciones del Metro de Santiago fueron incendiadas, mientras en distintos puntos de la ciudad se mantenían los enfrentamientos entre manifestantes y la Policía. El edificio corporativo de ENEL comenzó a arder por las escaleras de seguridad y las llamas alcanzaron luego a varios pisos superiores. Al cabo de una hora, Bomberos informó que “el incendio está en fase de control”.Bomberos intentan sofocar un incendio en el centro de Santiago. (AFP)La compañía -cuestionada por el alza en las tarifas de electricidad y una fallida política de actualización de medidores- informó que cerca de las 22H00 (01H00 GMT) “un grupo de desconocidos atacó las dependencias del edificio” pero que logró evacuar a sus trabajadores, quienes resultaron ilesos.Mientras que en los alrededores del edificio de ENEL, un supermercado fue saqueado, según mostraron imágenes de la televisión local. También fueron atacadas con bombas incendiarias varias estaciones del ferrocarril metropolitano. (Joaquin Pedroso/Infobae)Paralización del MetroTras un llamado a “evasiones masivas” en el pago del pasaje del Metro, en rechazo al aumento de 800 a 830 pesos en su valor en hora punta, durante toda la jornada se sucedieron los ataques a distintas estaciones del ferrocarril metropolitano, eje del trasporte público de la capital chilena, al movilizar a tres millones de pasajeros por día.Al final de la tarde y cuando los ataques se replicaban en casi todas las estaciones, la empresa estatal anunció el cierre de todas sus estaciones debido a que los disturbios y destrozos impedían la seguridad de pasajeros y trabajadores. La ministra de Transporte Gloria Hutt dijo que el servicio se irá recuperando gradualmente a lo largo de la semana próxima.Una colectivo fue incendiado en el centro de Santiago. (Photo by CLAUDIO REYES / AFP) (CLAUDIO REYES/)Imposibilitados de acceder a las estaciones, miles de pasajeros debieron salir hasta la superficie para intentar subirse a un autobús, los que circulaban completamente repletos, o a un taxi.En varios puntos de la ciudad, manifestantes levantaron barricadas y se enfrentaron con la Policía. En la céntrica Plaza Italia y el frontis palacio de Gobierno, encapuchados se enfrentaron con piedras y palos a los efectivos de las fuerzas especiales, que repelieron los ataques con chorros de agua y gas, en una verdadera batalla campal no vista desde hace tiempo en la capital chilena.Una barriada armada por manifestantes en el centro de Santiago. (Photo by CLAUDIO REYES / AFP) (CLAUDIO REYES/)Al caer la noche, vecinos tocaron sus cacerolas en señal de protesta en varios puntos de Santiago.Después de dos reuniones de emergencia en el palacio de La Moneda, el ministro del Interior y Seguridad, Andrés Chadwick, condenó la violencia y anunció que el gobierno pedirá la aplicación de una severa ley de seguridad pública a los responsables de los incidentes.El presidente Sebastián Piñera calificó de delincuentes a los manifestantes.La estación del metro Santa Lucia fue atacada con bombas incendiarias. (Photo by CLAUDIO REYES / AFP) (CLAUDIO REYES/)“Este afán de destruirlo todo, no es protesta, es delincuencia”, afirmó en una entrevista radial.Redes sociales, las protagonistasReclutadas a través de las redes sociales bajo la consigna #EvasionMasivaTodoElDia, miles de personas -mayoritariamente estudiantes- se concertaron durante toda esta semana para derribar las rejas de entrada a las estaciones, destruir los torniquetes y sobrepasar los controles de acceso Metro.(Photo by CLAUDIO REYES / AFP) (CLAUDIO REYES/)El jueves las protestas dejaron 133 detenidos tras acciones simultáneas en al menos cinco de las 164 estaciones del ferrocarril metropolitano, con daños calculados por la empresa estatal en entre 400 y 500 millones de pesos, equivalentes a unos 634.000 dólares.Sustentado en el alza en el precio del petróleo, el dólar y la modernización del sistema, el valor del pasaje del Metro de Santiago en las horas punta -de la mañana y la tarde- quedó en 830 pesos (unos 1,17 dólares). Desde 2010 no se daba un alza en ese rango.El incremento no afectó el valor de los pasajes para estudiantes y la tercera edad, pero se suma, sin embargo, al alza general de 20 pesos en las tarifas decretada en enero pasado.Incendio en ENEL. (Photo by JAVIER TORRES / AFP) (JAVIER TORRES/)La ministra Hutt afirmó este viernes que no es posible dar marcha atrás al aumento de tarifa en el ferrocarril metropolitano, que con una extensión de 140 km, es el más extenso de Sudamérica. Desde que en 2006 sus operaciones se integraron con las de los autobuses públicos, el ferrocarril metropolitano se ha ido consolidando como el eje del transporte público de Santiago, una ciudad con altos niveles de contaminación y congestión.Con información de AFPMÁS SOBRE ESTE TEMA:Crisis en Chile: violentos choques entre policías y estudiantes movilizados contra el aumento de tarifas del Metro de SantiagoEl Gobierno de Chile invocó la ley de seguridad del Estado tras las protestas por el aumento de tarifas del Metro de Santiago

Leer más »

Animé, tiendas eróticas y tristeza existencial: viaje profundo a las raíces del Japón de hoy

"Japón desde una cápsula" (Adriana Hidalgo), de Julián Varsavsky Escribí el libro Japón desde una cápsula porque, después de 15 años dedicado a la crónica de viajes, llegué por primera vez a un país donde me sentí un marciano en la Tierra. Allí asistí al campeonato mundial de fútbol de robots, dormí en un hotel cápsula, vi una masiva fiesta cosplay y recorrí una burusera, esas tiendas donde venden bombachas sucias de adolescentes para el consumo de señores de traje y corbata que se contentan con aspirar la fragancia de la juventud. También me crucé con un ex hikikomori, uno de ese millón de jóvenes que se encierran en su cuarto a sufrir en silencio durante años, hartos de la exigencia estudiantil, laboral y familiar -la mayoría víctima del bullying- y pensando en el suicidio.Dejé Japón esa primera vez con la sensación de no haber entendido mucho a aquel “otro” de ojos rasgados que fue forjando su cosmovisión allá tan lejos, en el Este del Este, casi caídos del mapa de Asia. Las imágenes que me llevé del mundo físico japonés -las de la engañosa primera vista- fueron puro desconcierto, duda y desafío intelectual. La mirada del viajero recién llegado allí del Lejano Occidente, no suele estar preparada para comprender. Por eso, al regresar, dediqué cinco años a estudiar el Japón: su historia, papers sociológicos sobre la soledad, la falta de sexo, la tecno-erotización de la vida, la tasa decreciente de natalidad y la singular concepción que tienen del suicidio como acto que purifica -el deshonor del fracaso o de un error- y además reivindica a quien elige morir: es una decisión que en esa cultura habla de coraje antes que de cobardía, cual un harakiri en pleno siglo XXI. Mundial de fútbol de robotsTambién asistí a un seminario de antropología japonesa -dictado por la Dra. Marián Moya-, vi películas, decenas de documentales y sobre todo comencé a pensar en volver. Porque quería escribir el libro periodístico que me hubiese gustado leer al regresar de Japón y no pude encontrar, acaso porque no existía: uno que me ayudara a entender una serie de temas muy complejos, incluyendo el fenómeno de Hatsune Miku, ese holograma que canta y baila, despierta pasiones, llena estadios y hasta puede ofrecer compañía.Regresé a Japón cinco años después con objetivos claros: dormir una noche en el primer hotel de la historia atendido por robots y luego alojarme solo en hoteles cápsula, esos nichos como de cementerio alineados en la pared que me ofrecían a mano una microsociedad japonesa comprimida en un edificio. Quería interactuar con el homo-capsulae y tratar de inferir qué se esconde detrás de esos inescrutables rostros de soldados corporativos, esos samuráis tristes que cambiaron la espada por el maletín y duermen en microcuartos.Lo primero que vislumbré en el segundo viaje fue que en Japón uno se asoma al futuro y encuentra el pasado. El hotel cápsula se ve moderno porque uno relaciona el diseño con lo aeroespacial. Hace años, en el Museo de los Cosmonautas de Moscú, entré a una cápsula y la similitud con las japonesas me descolocó: lo que en Rusia usan los astronautas, en Japón es lo cotidiano terrenal. Pero esa caja de zapatos aumentada que es la negación misma del diseño en la arquitectura -reducido a la pura función-, está más anclada en el pasado que en el futuro. La arquitectura japonesa parte de un espacio que se medía en tatamis: en este hotel el cuarto es un tatami, la mínima expresión espacial, el ahorro extremo.Desde una mirada occidental parece de locos dormir en una habitación sin ventana, mesa de luz y ni siquiera un espacio mínimo por donde caminar. Sin embargo, el cuarto de la casa tradicional japonesa de madera con paredes internas de papel ha sido durante siglos un espacio vacío -casi zen- sin un solo cuadro, mesita ni cama: era un ambiente despojado de todo salvo un tatami imperceptible en el suelo, un mero espacio para el sueño. Y el habitáculo de la cápsula es eso mismo salvo porque, en función de la necesidad, se ha recortado lo que bordea al tatami.La naturalidad con que se relacionan tantos japoneses con los robots tiene también raíz ancestral. Así lo han notado antropólogos como Jennifer Robertson, quien ve un nexo entre el shintoísmo japonés -la religión animista originaria- y el hecho de que miles de ancianos convivan con una blanca foquita robot llamada Paro. Es una mascota cibernética que les da el cariño y la compañía que sus hijos resignados al hipertrabajo, no les pueden ofrecer. No es para ellos un juguete sino un ente animado, igual que el perrito Aibo de Sony. Si la foquita se les rompe, muchos la lloran como si hubiese muerto una mascota. Al perrito Sony incluso le ofrecen funerales en un templo budista.Las cápsulas para dormir En la cosmovisión shinto hoy mezclada con el budismo, nuestro mundo se rige por hilos subrepticios movidos desde lo invisible. Muchas casas tienen un santuario donde las personas se comunican con sus ancestros. En la espada de un samurái habita el espíritu de un guerrero y durante la Segunda Guerra Mundial, un kamikaze se llevaba esa reliquia familiar al vuelo final. Un árbol de cerezo o el Monte Fuji contienen un espíritu: son los camis, deidades invisibles pero omnipresentes. Japón está lleno de espíritus, algo entendible en el contexto de que durante milenios predominó una religión animista adoradora de la naturaleza, que es fuente de alimento pero también de tsunamis y terremotos. Si esas fuerzas tan benévolas y destructoras están presentes en el mundo japonés, ¿cómo no van a estar dotados de alma ciertos objetos como humanoides y focas ya casi indiferenciables de un original? Y que interactúan con nosotros.Desde la mirada occidental, los robots realistas adquieren un carácter siniestro. Es el efecto Frankenstein o Terminator alimentado por Hollywood. Pero en el animé japonés los robots son más bien superhéroes salvadores como Mazinger Z y Astro Boy. A los occidentales los robots “nos vienen a quitar el trabajo”. Mientras que en Japón hay tasa decreciente de natalidad y baja inmigración: falta mano de obra para cuidar a tantos ancianos y el desarrollo de la robótica gerontológica es política de Estado.Frente de una buruseraEl capitalismo tigreasiático con Japón a la cabeza tiene una raíz milenaria. No porque sea antiguo: su base cultural confuciana propició el hipercapitalismo asiático, tal como la ética protestante allanó el terreno para que el capitalismo como tal surgiese en cierta parte de Europa, según Max Weber. Las reflexiones del gran filósofo chino han sido política de Estado en el Este de Asia desde hace 2570 años y se incorporaron al inconsciente colectivo. Fue un pensamiento gregario y colectivo basado en la cultura del trabajo grupal en arrozales, que entiende el progreso como una maquinaria colectiva donde el sujeto es un engranaje: su individualidad tiende a disolverse en el grupo.De allí surgiría ese culto al sacrificio personal -por la familia, por el grupo social circundante, por el país, el emperador, el partido o la empresa- que sería una de las bases -no la única- del radicalizado camino que tomó el capitalismo en esas tierras, que en casos excepcionales llega al extremo del karoshi: muerte por exceso de trabajo. Así se logran sociedades estoicas y autorreguladas que aumentan la productividad a niveles estratosféricos. Esto implica respeto y obediencia rigurosa a las jerarquías: al padre, al marido, al jefe, al anciano, al hermano mayor, a la persona ilustrada y al líder.Robots que cocinanPor eso es muy difícil ser distinto en Japón: el costo de pretender escapar a la vorágine casi sin límite del ciclo estudiantil y luego laboral se paga con un bullying persistente que lleva a un millón de jóvenes a encerrarse en carácter de hikikomori: no son rebeldes sino muchachos que tiran la toalla.La hiper decorada lolita japonesa es, en alguna medida, una geisha travestida. Algunas otras miles se visten de moza victoriana y trabajan de ello sirviendo helados con orejas de gato, mientras hacen sentir importante y querido a su cliente, quien paga un precio extra a cambio de una compañía cronometrada donde no existe el menor roce físico.El CEO tecnológico heredó el aura del shogún y fue quien se quedó con las pocas verdaderas geishas: son los únicos que pueden pagar la millonada que cuesta su manutención a lo largo de toda la vida.El harakiri continúa presente. Japón tiene una de las tasas de suicidio más altas del mundo y 250 adolescentes y niños por año eligen morir. La mayoría de los que optan por la muerte voluntaria lo hace por depresión y por la vergüenza del “qué dirán” confuciano: una vez más el grupo prevalece sobre el individuo.Este no es un libro sobre la marca país “Cool Japan”. Tiene algo de crítica, siempre respetuosa y constructiva a una sociedad con graves problemas que, en general, muchos no pueden ver desde afuera (y desde adentro están naturalizados). Pero no se trata de emitir juicios de valor o bajar línea, sino, por sobre todas las cosas, de tratar de entender.SIGA LEYENDO"Una isla artificial”, viaje al corazón japonés de la ArgentinaPerdidos en Tokio: un recorrido por los caminos del manga japonés

Leer más »

Alfaro reavivó la polémica por el VAR antes de la revancha, se comparó con Bianchi y dejó una fuerte confesión

Gustavo Alfaro habló tras el duelo con Racing y en la previa de la revancha frente a River (Foto: Télam)La derrota con Racing dejó un sabor amargo en la Bombonera cuando apenas restan unos pocos días para afrontar la revancha ante River por la semifinal de la Copa Libertadores. El entrenador Gustavo Alfaro tuvo como eje central de su conferencia de prensa ese duelo copero y volvió a reavivar la polémica por el VAR tomando como parámetro las designaciones de los argentinos Mauro Vigliano, Fernando Rapallini y Hernán Maidana para dominar la herramienta tecnológica.“Coincido con (Wilson) Seneme que el partido Boca-River no se puede privar del, quizás, mejor VAR de Sudamérica como lo es esta terna. Pero digo que ahí es donde uno pide que Conmebol tendría que haber cuidado un poquitito las formas, porque a mí me hubiese gustado también no privarme del mejor VAR en la cancha de River", disparó el técnico ante los periodistas.“No sé si ellos hubiese cobrado el penal que se cobró en la cancha de River”, advirtió sobre la falta de Emmanuel Mas sobre Rafael Santos Borré que significó el primer tanto del Millonario en la ida.“A veces hay que cuidar las formas. No es un juicio de valor ni condicionante en absoluto. No le quita legitimidad al triunfo de River. Es una observación. A veces hay que ser cauto porque en un momento antes de jugar el partido se rumoreaba que podrían ser árbitros argentinos los que dirijan el Boca-River o ternas argentinas. Pregunté y me dijeron “bajo ningún punto de vista va a haber un árbitro argentino involucrado en la definición de River y Boca”. Entonces esas son las cosas de forma que a veces, como un consejo, uno debería decirle a Conmebol que tenga cuidado en ese tipo de cosas. Más que nada por eso. Yo estoy tranquilo con la capacidad que ellos tienen, pero me hubiese gustado también tener el privilegio de tenerlo en la cancha de River”, completó su queja.El técnico de 57 años también dejó una declaración categórica sobre lo que significa este encuentro en su extensa trayectoria: “Es el partido más importante de mi vida. Más allá que me tocó ser campeón, ganar cosas internacionales. Por la trascendencia, lo que representa este partido, por el rival, para mí es el más importante de todos los que dirigí en mi vida”.Alfaro sabe que se juega buena parte de su futuro en la institución en este Superclásico, pero al mismo tiempo mostró tranquilidad por las críticas con una comparación contundente: “No me molesta que me evalúen, son las reglas de juego. Acá en algún momento discutieron a Bianchi. Si lo discuten a él, a los demás mortales nos cabe cualquiera. Sabía que iba a ser evaluado y discutido desde el primer día. Ya nos daban por muertos en octavos de final, nos daban por muertos en cuartos, nos dan por muertos en semifinales y nosotros seguimos peleando. Mientras tengamos un espacio para pelear y ponernos de pie, siempre vamos a seguir luchando”. En este encuentro por la 10ª fecha de la Superliga dejó afuera de Carlos Tevez y Eduardo Salvio del banco de suplentes, más allá de cuidar a Wanchope Ábila: “Las dudas que tengo son de cuestiones físicas, el tema de Carlos y Wanchope. En los metros finales es donde nos está faltando. Ojalá que con la vuelta de Toto Salvio, si lo recuperamos a Wanchope y si Carlos está bien, vamos a tener una potencia ofensiva para que nos dé una presencia de capacidad, de jerarquía y de experiencia necesaria para este tipo de instancias”.Seguí leyendo:“La frase con la que Carlos Tevez presionó a Gustavo Alfaro para ser titular ante River”“Las polémicas en Boca-Racing: la plancha que era roja para Soldano y el reclamo por un penal que generó una protesta masiva”

Leer más »

Luciana Salazar quiso renunciar al “Bailando” y Cinthia Fernández la enfrentó: “Dejá de ponerte melosa con lo ajeno”

Cinthia Fernández y Luciana Salazar se cruzarán en el duelo del "Bailando" (Video: "ShowMatch" - El Trece) (Pedro Kablan/Infobae)Cinthia Fernández y Luciana Salazar mantienen una larga enemistad que se vio potenciada a raíz de la relación entre la panelista de Los Ángeles de la Mañana y Martín Baclini, viejo amigo de la modelo. Todo empeoró en el último tiempo, cuando la bailarina acusó a la ex de Martín Redrado de “cobrar, copiar y pegar” los tuits políticos que publica en las redes sociales. Ella contestó a través de su abogada, Ana Rosenfeld, quien aseguró que le iniciará acciones legales por injurias.Por eso, era lógico que en algún momento todo “explotara” entre ellas en la pista del Bailando. Bastó que Marcelo Tinelli anunciara que el nuevo sistema de eliminación dictaminaba que se enfrentarán en un duelo mano a mano para que comenzara un arduo enfrentamiento entre ellas."Antes de empezar este programa voy a decir algo, y acá le voy a dar la palabra a Luciana, con todo lo que está pasando. Luciana lo que nos dice es que no quiere seguir en el certamen”, reveló Tinelli, dando pie a que la participante hiciera su descargo.“Yo lo que menos ganas tengo es de irme del certamen, porque con Gonzalo y con Carlita lo estamos disfrutando un montón. Este es un año para mí muy especial y tal vez el que más disfruté de todos los Bailando. Y me da mucha pena esta situación, porque la verdad es que hoy vine muy triste por un montón de cosas que me parecen súper injustas, y me parece que eso me sacó las ganas", comenzó.Y continuó: “A mí me sacan las ganas de la alegría y de disfrutar, la verdad que no lo puedo disimular. Con Martín hace poco en una cena estuvimos hablando de la posibilidad de que tal vez nos cruzaban, y nos divertía mucho la situación, le pusimos toda la onda. Dijimos: ‘Vamos a divertirnos, a pasarla bien’. Y realmente hoy sentimos, por lo menos hablo por mí, que no vamos a pasarla bien”. Además, dejó fuera del conflicto a su amigo al decir que "Martín no tiene absolutamente nada que ver”.“La última vez que pasó esto, cuando Cinthia se puso a llorar y a mí se me dejó como una tercera en discordia, donde se me pone en un lugar donde las mujeres me tomen bronca injustamente... Para mí eso no está bueno. No solo lo siento yo, lo ve mucha gente también. Entonces, no está bueno y a mí no me gusta el enfrentamiento, la pasé mal ese día cuando hablé con Fede (Hoppe), ese día también quería renunciar y ahora vuelve lo mismo. Este año lo disfruté más que nunca y la verdad que cuando hay algo que me deja expuesta de una forma que no me gusta no lo disfruto. Esta pista es para disfrutarla y quiero que si estoy acá sea de esa forma”, se explayó.Fuerte cruce entre Salazar y Fernández (Video: "ShowMatch" - El Trece) (Pedro Kablan/Infobae)“Qué bueno que te dignes a hablar por primera vez, porque siempre lo llamas a él. Ayer lo llamaste diciendo no le pagues el juicio", contraatacó entonces Cinthia."Mi problema es porque yo no me manejo así como mujer y en un momento sentí que era una boluda. Hubo errores de él (Baclini) y tuyos. Yo no me dirijo así a los hombres y fue en reiteradas veces. Después de ese lunes que fue horrible para mí se cortó el tema. Lo que pasa es que a mí me da lástima, y te lo digo en serio. No te voy a tirar una bomba, Luciana, somos gente grande y tenemos que actuar como maduras. Y me parece que hay un montón de cosas que tenés atrás que no estás teniendo en cuenta”, arremetió.“No sos la más indicada para hablarme de madurez, Cinthia Fernández. ¡Basta!”" se indignó Luciana, levantando el tono de voz y dirigiéndose directamente a su adversaria. “Ay, ¿te pusiste nerviosa? Dejá de ponerte melosa con lo ajeno. Estás grande para bebotear”, respondió Cinthia.“Basta de hablar de inmadurez porque no lo voy a permitir. Yo no estoy chicaneando, yo no me voy a meter en una guerra. La dejo a ella porque es la situación en la que ella se siente cómoda”, se defendió Salazar.Después de escuchar esas palabras, la bailarina intentó bajar la tensión: "Me parece que se puede seguir y ser profesionales. Yo no la voy a hacer sentir mal desde mi lugar. Soy buena gente y, más allá del conflicto, no la haría sentir mal si aceptara hacer el duelo”.El viernes ya habían discutido Cinthia Fernández y Martín Baclini por Luciana Salazar (Video: "Los Ángeles de la Mañana" - El Trece) (El trece, LAM)Según las palabras de Salazar, este conflicto no tiene nada que ver con el duelo al que se enfrentarán en el programa: "Pero la verdad es que cuando pasan estas cosas es donde no empiezo a disfrutar, donde a mí se me pone en un lugar que no me gusta. Todos los que están acá saben que en mi vida nunca me gustó enfrentarme, y sobre todo entre mujeres, más en este momento donde nos tenemos que cuidar. Me parece horrible y creo que sufrí injusticias que no me las merezco”. De todas formas, más allá de afirmar que “hoy estoy muy triste, no me siento como para hacerlo”, finalmente terminó accediendo a disputar el duelo. “No tengo ningún problema”, concluyó.SEGUÍ LEYENDO Cinthia Fernández discutió al aire con Martín Baclini por Luciana Salazar: “Mirame a los ojos, ¿vos no dijiste que ella te dijo eso?”Luciana Salazar denunciará judicialmente a Cinthia FernándezLuciana Salazar le contestó a Cinthia Fernández por su amistad con Martín Baclini: “Entiendo que pueda tener celos, pero...”

Leer más »

El Gobierno de Chile invocó la ley de seguridad del Estado tras las protestas por el aumento de tarifa del Metro de Santiago

Disturbios en el Metro de Santiago. (EFE)El ministro del Interior de Chile, Andrés Chadwick, ha anunciado este viernes que el Gobierno ha decidido invocar la ley de seguridad del Estado contra aquellos que sean responsables “de causar daños en los bienes del metro de Santiago y al mismo tiempo impedir que este pueda desarrollar normalmente su funcionamiento”.Chadwick ha recalcado que ya se han presentado querellas bajo la ley, que ha asegurado que “establece penas muy duras”. Además ha subrayado que continuarán presentándose “ante cualquier hecho que pueda significar violencia”, según ha recogido el diario ‘La Tercera’.El ministro chileno ha condenado, en nombre del Gobierno, “los hechos de violencia y vandalismo que se han producido” en el metro y ha destacado que se están llevando a cabo por “grupos organizados”. (Joaquin Pedroso/Infobae)Asimismo, Chadwick ha aplaudido las acciones de los carabineros durante la jornada y ha afirmado que, debido a los incidentes, se tuvo que reforzar el número de agentes.“Es un momento de tomar decisiones y quisiera hacer un llamado a nuestros compatriotas a trabajar juntos para la tranquilidad y el orden público”, ha aseverado el ministro chileno.Por su parte, el servicio de metro de la capital ha anunciado que debido a los disturbios que se han producido en las estaciones, todas sus líneas han sido cerradas, algo que se mantendrá durante todo el fin de semana.(Reuters)“Esta medida se ha debido tomar por los graves destrozos a la infraestructura y sistemas de las estaciones que impiden contar con las condiciones mínimas de seguridad para pasajeros y trabajadores”, ha asegurado en un comunicado.La ministra de Transportes, Gloria Hutt, ha detallado que la suspensión de las líneas de metro se mantendrá hasta que se realicen las reparaciones. Además, Hutt ha descartado revisar las tarifas de los billetes de metro, porque es una “decisión ya establecida”.Las protestas han comenzado en la capital chilena después de que el Gobierno decidiera subir el precio del billete de metro de 800 a 830 pesos (1,13 a 1,17 dólares).Con información de Europa PressMÁS SOBRE ESTE TEMA:Crisis en Chile: violentos choques entre policías y estudiantes movilizados contra el aumento de tarifas del Metro de Santiago

Leer más »

Qué hay detrás de la desafiante fotografía de Ovidio Guzmán

Sin importar el ángulo de la cámara, Ovidio Guzmán siempre mira hacia abajo el gesto en señal de desdén y para mostrar su poder (Foto: Archivo)Ovidio Guzmán López está de frente a la cámara, pero aún así se las arregla para mirar al lente hacia abajo, con desdén. Aunque se ve tenso, su mirada es la de alguien que reta y deja ver una personalidad dominante. Lleva una camisa y dos escapularios colgados en el cuello. Es hijo de Joaquin “El Chapo” Guzmán Loera, uno de los narcotraficantes que hasta hace unos años era el más buscado por las autoridades de México y Estados Unidos. Su mamá, Griselda López Pérez, fue la segunda esposa del criminal sinaloense. Con 29 años, a Ovidio Guzmán se le considera uno de los sucesores de “El Chapo” al frente del Cártel de Sinaloa, junto con sus hermanos Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Guzmán Salazar, aunque mantiene un perfil más bajo que éstos últimos. En las fotografías que se conocían de Ovidio más joven miraba de frente, pero en las que se filtraron luego de su detención mira de arriba hacia abajo a la cámara en señal de poder. Su mirada, su gesto, su postura son las de una persona "que ha tomado poder o está muy implicado en los negocios familiares” explica Grace Valenzuela, especialista en análisis faciales y expresiones, por llamada telefónica con Infobae México. Ovidio Guzmán tiene una postura rígida y tensión en el rostro, pero no deja de mostrar su poder en la mirada y al mostrar los dientes (Foto: Cuartoscuro)La especialista analizó la fotografía del hijo de “El Chapo” Guzmán para ver qué rasgos de su personalidad se pueden deducir a partir de ellas. Si se comparan las imágenes de antes y después de su arresto, sus facciones son diferentes, actualmente son más duras. Sus cejas se engrosaron con el tiempo y los huesos de su mandíbula se ensancharon, pero mantuvo los labios delgados, comunes en aquellos que suelen tener un trato directo con las personas o tienden hablar sin rodeos. Las cejas tupidas son características de las personas sociables y carismáticas, pero también suelen tenerlas la gente intolerante o neurótica. La forma que tienen son de alguien que puede llegar a ser cruel, detalló Valenzuela.La postura de su cabeza, echada hacia atrás, y su cabello sobre la parte frontal del rostro, podrían ser considerados como si intentara esconder la frente. Esto es común en alguien que oculta lo que realmente piensa. En general, su cara tiene rasgos angulosos, que indican un tipo de personalidad dominante. Ovidio Guzmán tenía los rasgos más suavizados (Foto: Archivo)Si se mira a detalle su rostro, se notará que tiene los ángulos de la mandíbula anchos, un aspecto físico recurrente en las personas instintivas y que generan más testosterona de lo común, lo que genera conductas agresivas y dominantes. Tiene una mirada penetrante, como de alguien que se sabe con dinero o poder. Este tipo de mirada, gesto y postura de la cabeza es común en alguien prepotente. Aunque de su cabello no puede analizarse mucho, porque probablemente luzca desordenado por la situación en que se encontraba, Valenzuela observa que es desaliñado, por eso deduce que no es vanidoso. La especialista considera que la postura de Ovidio Guzmán es inusual. Explica que al estirar el cuello, como lo hace él, las personas arquean la espalda. Esta es una señal de batalla. Algo similar se observa en los gatos cuando se esponjan intentado verse más grandes. También se debe por exceso de testosterona en el cuerpo y por eso dice que no es una postura natural. Incluso cuando habla por teléfono, la mira de Ovidio Guzmán sigue siendo de arriba hacia abajo (Foto: Archivo)“Hay una elevación de la cara, echa la cabeza hacia atrás, eso puede significar que la persona tiene actitud de superioridad o de sentirse poderoso”. Esta interpretación es reforzada porque mira de arriba hacia abajo, una forma típica de mirar en alguien que ejerce poder.Cuando la gente está en situaciones que generan imposición, dejan al descubierto el pecho, como lo hace él, para mostrar dominio. La postura en general es de soberbia. A pesar de estos detalles, su cara delata sorpresa, su rostro está tenso. Aprieta los dientes como en señal de impotencia, pero a la vez superioridad. Está rígido, otro signo indicativo de que no esperaba ser ubicado por las autoridades. Mostrar los dientes, también puede ser interpretado como una señal retadora. Cuando la gente se siente en peligro, el cuerpo produce adrenalina como mecanismo de defensa. Algo similar ocurre en los animales, por ejemplo los perros muestran los dientes cuando se sienten agredidos. La lectura de la especialista es que, el hijo de “El Chapo” Guzmán muestra incomodidad porque está tratando de generar temor en su oponente. MÁS SOBRE ESTE TEMA Este es Ovidio Guzmán López, el hijo de “El Chapo” Guzmán, detenido en CuliacánQué significan los amuletos que Ovidio Guzmán llevaba en el cuello al momento de su detenciónAbogados de la familia de “El Chapo" Guzmán agradecieron la liberación de Ovidio

Leer más »

Quiénes son los invitados de Mirtha Legrand y Andy Kusnetzoff este fin de semana

Mirtha Legrand y Andy KusnetzoffEste fin de semana se librará una nueva “batalla” por el rating entre Telefe y El Trece, con muchos invitados vinculados al mundo del espectáculo en los ciclos conducidos por Mirtha Legrand y Andy Kusnetzoff. En esta oportunidad, Susana Giménez no formará parte de la competencia ya que su programa no saldrá al aire, debido al anuncio de tres nuevas jornadas de paro del sindicato de trabajadores de la pantalla chica (Satsaid), a raíz del reclamo por una recomposición salarial que sigue sin llegar a un acuerdo.El sábado 12, a partir de las 20.30, se realizará una nueva emisión de La Noche de Mirtha, por El Trece. En esta ocasión, la diva estará acompañada por la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal; la modelo Valeria Mazza, quien estuvo a cargo de la conducción de la primera edición de los premios Martín Fierro de la Moda; el periodista Daniel Santoro; la locutora, periodista y escritora María Isabel Sánchez; y Fanny Mandelbaum, quien fue reconocida por la Legislatura Porteña como personalidad destacada de la cultura.A ocho días de las elecciones, la presencia de Vidal, por supuesto, se llevará todas las miradas de los espectadores que seguirán minuto a minuto el programa de La Chiqui.Luego, desde las 22 y a través de la pantalla de Telefe, Andy Kusnetzoff intentará obtener una vez más los testimonios íntimos de sus invitados en PH, Podemos Hablar. Esta vez serán de la partida los actores Daniel Aráoz y Rodrigo Noya, la panelista Sol Pérez, la conductora Chechu Bonelli, el psicólogo Gabriel Rolón y la cantante Ángela Leiva.El domingo desde las 13, por El Trece, se sentarán en la tradicional mesa de Almorzando con Mirtha Legrand el humorista Roberto Moldavsky; la comediante y conductora de radio Malena Guinzburg; el periodista y escritor Osvaldo Bazán; la modelo Alejandra Maglietti; el cantante Donald; y la mamá de Justina Lo Cane, Paola Stello.A raíz de esta medida sindical mencionada, el programa de Susana Giménez, uno de los clásicos de la televisión argentina, no saldrá al aire este domingo por la pantalla de Telefe. Al igual que el fin de semana pasado, es la única señal de aire que no se suma a la transmisión en directo del debate presidencial.Así lo pudo confirmar Teleshow de fuentes del canal, que en su lugar emitirá de 20 a 23 El Precio Justo, y de 23 a 0 el especial que hizo la diva con su amiga Verónica Castro el año pasado en tierra azteca. Cabe destacar que la actriz mexicana cumple 67 años el sábado.Este fin de semana el ciclo iba a contar contar con un homenaje a Cacho Castaña en la semana de su fallecimiento y la visita estelar de Oriana Sabatini, quien además de contarle a Susana los detalles de su vida en Italia junto a Paulo Dybala, iba a presentar un musical con sus mejores temas.SEGUÍ LEYENDOEl programa de Susana Giménez no saldrá al aire este domingo: los motivosTodos los ganadores de los Martín Fierro de la Moda 2019La razón por la que Cathy Fulop odia a Paulo Dybala, pareja de su hija Oriana Sabatini

Leer más »

Sebastián Piñera decretó el estado de emergencia en Santiago tras las violentas protestas por el aumento de tarifa del metro

Sebastian PiñeraEl presidente de Chile, Sebastián Piñera decretó “estado de emergencia” en Santiago y puso a un militar al frente de la seguridad, tras una jornada de incendios, saqueos y choques con la Policía por el aumento del billete del Metro.“He decretado estado de emergencia (...) y para estos efectos he designado al general de división Javier Iturriaga del Campo como jefe de la defensa nacional de acuerdo a lo establecido en nuestra legislación respecto del estado de emergencia”, afirmó el mandatario, en un mensaje en el palacio de gobierno.Noticia en desarrollo...

Leer más »

Escritores y detectives: ¿qué pasa si los autores de ficción se proponen investigar casos reales?

Edgar Allan Poe creó el género policial, introdujo el personaje del detective en la historia de la literatura y, decía Jorge Luis Borges, formó un nuevo tipo de lector, aquel que desconfía del texto y supone que el autor de una intriga necesariamente oculta la verdad. Su gloria reclama otro título particular: fue el primer escritor que investigó un hecho real a través de la ficción, con lo que inauguró una particular tradición en la narrativa de suspenso.El misterio de Marie Rogêt (1842), el segundo relato del ciclo protagonizado por el detective Charles Auguste Dupin, tomó como referencia la enigmática muerte de Mary Rogers, una joven neoyorquina de 21 años. Poe no buscó exactamente inspiración en los hechos reales, sino que se propuso resolver el misterio y hacer de la ficción una forma de descubrir la verdad, como lo expresó en un pasaje de su correspondencia: “Bajo el pretexto de mostrar cómo Dupin desenreda el misterio del asesinato de Marie, emprendo un muy riguroso análisis de la verdadera tragedia en Nueva York”, advirtió.Edgar Allan Poe (Shutterstock)Mary Rogers, empleada en una tabaquería, desapareció el 25 de julio de 1841. Tres días después su cadáver fue hallado en el río Hudson con signos de violación. La policía sospechó que había muerto como consecuencia de un aborto o bien a manos de su novio, que se suicidó, o de una banda, pero la investigación no alcanzó a probar ninguna hipótesis y el caso se convirtió en una especie de novela por entregas en la prensa de la época.Poe propuso la ficción de Marie Rogêt como un espejo de la historia de Mary Rogers, “un paralelo cuya maravillosa exactitud turba la razón”. En una nota al pie aclaró que había escrito el relato sin la posibilidad de observar la escena del crimen y sin otros medios de información que las crónicas periodísticas, por lo que podían faltar detalles. Aun así el objeto era “la investigación de la verdad” y su detective planteó una solución para el enigma: la chica había sido asesinada por un marinero con el que había tenido una relación, lo que Dupin justificó con una trabajosa reconstrucción de su historia previa y de las circunstancias de su desaparición.Según Walter Benjamin, El misterio de Marie Rogêt es revelador de una preocupación inconsciente en Poe y en la sociedad de la época: la preocupación por los fenómenos de la criminalidad en el proceso de formación de las grandes ciudades. “El contenido social originario de las historias de detectives es la borradura de las huellas del individuo en la multitud de la gran ciudad”, dice el ensayista alemán. Una inquietud que ingresó a la literatura con la historia de Mary Rogers.La policía y la justicia no validaron la ficción de Poe, pero tampoco encontraron una respuesta más convincente y la muerte de Mary Rogers sigue en el misterio. Si no dio con la verdad, la hipótesis del detective Dupin tuvo por lo menos el mérito de ser la más exhaustiva y la más rigurosa en el examen de los hechos.Los estudios de Conan DoyleArthur Conan Doyle (Shutterstock)Arthur Conan Doyle, el creador de Sherlock Holmes, siguió a Poe en el desarrollo del género policial y también en la pretensión de investigar crímenes de la vida real. Sus intervenciones en defensa de George Edalji y Oscar Slater, acusados por delitos que no habían cometido, lo pusieron a la altura de su personaje de ficción.En marzo de 1901 Conan Doyle empezó a publicar en la revista Strand una serie de relatos sobre crímenes verdaderos, bajo el título genérico “Estudios del natural”. Su interés no apuntaba a relatar los hechos sino que pretendía tratarlos como estudios de psicología criminal, para examinar “los móviles y la mentalidad” de los asesinos y al mismo tiempo el funcionamiento de la Justicia. En la primera entrega, “El holocausto de Manor Place”, Conan Doyle analizó un cuádruple homicidio perpetrado en 1860 y planteó sus reservas respecto al veredicto de la Justicia, por el cual fue ahorcado un familiar de las víctimas. “Solo quien estudia a fondo casos semejantes se da cuenta de con cuánta frecuencia una cadena de indicios que apuntan en determinada dirección puede, solo con algún ligero cambio, ofrecer una interpretación completamente distinta”, señaló.En “El discutible caso de la señora Emsley”, un “estudio del natural” referido al crimen de una anciana también en 1860, Conan Doyle advirtió sobre la influencia de la opinión pública en los fallos de jueces y jurados. El acusado por el episodio “muy probablemente era culpable, (pero) la policía nunca consiguió establecer los detalles del crimen, y se corrió el riesgo de error judicial cuando se pronunció la sentencia de muerte”. Por sus errores irreparables, agregó el escritor, la ley podía ser considerada “el mayor asesino de Inglaterra”.Conan Doyle interrumpió los estudios en mayo de 1901, cuando empezó a escribir El sabueso de los Baskerville, tercera novela de Sherlock Holmes, pero en 1906 tomó partido por la defensa de George Edalji, un joven procurador inglés de origen indio que había sido condenado a prisión por atentados y mutilaciones de ganado. El 9 de enero de 1907 publicó en el Daily Telegraph un artículo donde expuso el resultado de su investigación –que incluía entrevistas, pericias sobre anónimos, visitas al lugar de los hechos, entre otras averiguaciones- y un conjunto de argumentos que incidieron en la revisión judicial del caso y la posterior libertad de Edalji. La historia fue llevada a la ficción en Arthur & George (2005), novela del escritor británico Julian Barnes.El caso Edalji había sido revelador, una vez más, de la torpeza policial, y también de los sentimientos xenófobos de la población. La siguiente “misión” de Conan Doyle, en 1912, fue defender a un hombre condenado a prisión perpetua por un crimen del que era inocente. Ese año publicó El caso de Oscar Slater (disponible on line, http://gutenberg.net.au/ebooks12/1202651h.html), una investigación en tono de denuncia. “Es imposible leer y considerar los hechos en relación con la condena de Oscar Slater en mayo de 1909, en el Tribunal Superior de Edimburgo, sin sentirse profundamente insatisfecho con los procedimientos y moralmente seguro de que no se hizo justicia. Bajo las circunstancias de la ley escocesa, no sé hasta qué punto hay algún remedio, pero, en mi opinión, será un escándalo grave si con tales pruebas se lo condena a pasar su vida en prisión”, escribió en el comienzo del opúsculo.Slater recién fue liberado en 1928. En 1911, cuando empezó a indagar su historia, Conan Doyle había comprado una biblioteca especializada en literatura y crónica policial y estaba dedicado a investigaciones sobre la intervención de fenómenos sobrenaturales en los hechos criminales. En el relato “Una nueva luz para viejos crímenes” reunió la supuesta casuística sobre sueños premonitorios, apariciones de muertos y revelaciones de ultratumba, de acuerdo con sus creencias espiritistas y en total desacuerdo con los métodos de Sherlock Holmes, un paradigma de la racionalidad.La posteridad hizo que el investigador se convirtiera en investigado: Conan Doyle fue incluido entre los sospechosos de ser Jack el Destripador, el asesino nunca identificado que mató a cinco prostitutas en el barrio londinense de Whitechapel entre agosto y noviembre de 1888. En esa época, el escritor esperaba el nacimiento de su primera hija, Marie Louise, sufría los rechazos de editores a los que no les interesaban sus novelas de tema histórico y aun no sabía si iba a dedicarse a la literatura o a la medicina, en la que se había doctorado. La acusación fue un precio de la fama.Un linaje de grandes traidoresDashiell Hammett (Shutterstock)Las acusaciones contra Dashiell Hammett por su presunta participación en el crimen del líder sindical Frank Little mientras trabajaba para la agencia Pinkerton parecen también ficciones póstumas y especulaciones de biógrafos flojos de grandes revelaciones.Frank Little fue asesinado en un pueblo de Montana en 1917, una época en que Hammett era “operativo” de la Agencia Pinkerton, proveedora de rompehuelgas, custodios e infiltrados a empresas preocupadas por la difusión de las ideas anarquistas y socialistas entre los trabajadores. El nombre del autor de Cosecha roja nunca apareció entre los acusados por los compañeros del sindicalista y la prensa de izquierda, ni se encontraba en la zona cuando ocurrió el hecho, y la acusación no tiene más apoyo que un ofrecimiento de 5 mil dólares que el escritor dijo haber recibido para actuar como sicario.Hammett integró el cuerpo de la Pinkerton entre 1915 y 1922. Su foja de servicios no parece haber sido brillante, pero decantó en observaciones irónicas sobre el oficio, como expuso en From the Memoirs of a Private Detective: “El robo de billeteras es el oficio criminal más fácil de dominar. Cualquiera al que no le falten manos puede convertirse en experto en un día”; “El detective más inteligente e infaliblemente exitoso que jamás haya conocido es completamente miope”; “Conocí a un agente al que le robaron su billetera mientras buscaba carteristas en el hipódromo. Más tarde llegó a ser oficial de una agencia de detectives en el Este”, apuntó, entre otras reflexiones cáusticas.John Le Carre (Shutterstock)Así como la experiencia de detective resultó fundamental para la escritura de novelas en Hammett, el período que pasó como agente de la inteligencia británica es el principal sostén de la obra de John Le Carré. “Espiar fue la pasión de mi época. La viví, la sentí en mi propio cuerpo, la conté”, confesó el autor de El espía que surgió del frío, con un poco de nostalgia por los años de la Guerra fría entre Occidente y la Unión Soviética.En Volar en círculos, Le Carré recuerda su ingreso en 1956 como oficial subalterno al MI5 (servicio de inteligencia interior) y su posterior paso al MI6 (servicio de inteligencia exterior) y expresa su reconocimiento a “los jefes del cuartel general de MI5” por las correcciones que hacían a sus informes, “la instrucción más rigurosa que he recibido como escritor”.(Shutterstock)Graham Greene, “el más impresionante de los desertores literarios del MI6 según Le Carré, hizo el camino inverso: no se convirtió en escritor después de haber sido espía, sino que el gobierno británico requirió sus servicios como agente de inteligencia en 1941, cuando ya tenía una obra literaria en curso.Reclutado por su hermana Elisabeth Dennys (a quien le dedicó El factor humano, obra maestra de la narrativa de espionaje), Greene se trasladó a Freetown, en Sierra Leona, con la misión de codificar y descifrar comunicaciones en clave y obtener información sobre las colonias francesas. De regreso en Europa, estuvo a cargo del contraespionaje británico en Portugal bajo las órdenes de Kim Philby, el célebre doble agente que desertó a la URSS en 1963.Greene nunca pudo deshacerse de las sospechas que surgieron por su relación con Philby y se potenciaron con el prólogo que escribió a la edición inglesa de la autobiografía del doble agente, donde explicó su traición como un resultado de idealismo y de sinceras convicciones. Entre otros contratiempos, estuvo a punto de ser llevado a juicio después de publicar la novela Nuestro hombre en La Habana, por utilizar información adquirida como oficial del MI6 en tiempos de guerra y relatar sin ningún agregado de ficción las relaciones entre un jefe de oficina local en una embajada británica y un agente de campo.En Una especie de vida, su autobiografía, Greene señaló que el novelista, como el espía, “vigila, escucha, busca motivaciones, analiza a los personajes y, en su afán de servir a la literatura, carece de escrúpulos”. Le Carré se contempló en el mismo espejo: “espiar y escribir novelas están hechos el uno para el otro: ambas cosas exigen una mirada atenta a la transgresión humana y a los numerosos caminos de la traición”, dice en Volar en círculos.En esa línea sinuosa entre ficción y realidad, agrega el creador del personaje de George Smiley, entre las intrigas que imaginan y las que efectivamente protagonizan, los escritores tienen una certeza cuando parecen perder el rumbo: “Los que hemos estado dentro de la logia secreta no la abandonamos nunca del todo”.SEGUIR LEYENDO:Todos los femicidios de Edgar Allan PoeCuando la muerte está al final del corredor: libros y películas que cuentan la espera de los condenados

Leer más »

Buenos Aires, ciudad desigual

(Foto NA: Juan Vargas)El desafío de la Igualdad es el nombre del libro publicado en 1998 por Temas Grupo Editorial, que tiene como autores a Horacio Rodríguez Larreta (h) y Gonzalo Robredo. Aunque el pretencioso título pudiera hacernos pensar en discusiones sobre el modelo de desarrollo económico, la distribución del ingreso o la cuestión de género, no encontré más que la afirmación acerca de que el crecimiento económico es condición necesaria pero no suficiente para un mejoramiento de la calidad de vida del conjunto. Relativización de la teoría del derrame, enhorabuena.Su contenido refleja la mirada de entonces, y aún vigente, sobre los programas de combate a la pobreza patrocinada por los organismos internacionales de crédito que combinan estrategias de transferencias de ingresos, mecanismos de focalización y promoción de la responsabilidad individual. Pero no es objeto de estas líneas poner en cuestión las ideas de ese libro. Sirva apenas de disparador para decir lo tristemente obvio: la Ciudad de Buenos Aires, gobernada por uno de esos autores, ha abandonado cualquier pretensión de integración y de construcción de ciudad justa e igualitaria.Hablar de la cuestión social no puede eludir la referencia a la pobreza urbana y a la disparidad en los modos de acceso y participación al mercado de trabajo, al acceso a la vivienda, a las condiciones de salud, al sistema educativa, entre una serie de aspectos que se expresan en una clara distribución socioespacial norte-sur. A modo de ejemplo, la desocupación en Ciudad es de 10.9% para el 2º Trimestre de 2019, según datos de la Dirección General de Estadísticas y Censos. En la zona norte es de 8,4%, mientras que en el sur es de 14,7%. Por supuesto, estos problemas están atravesados por las desigualdades de género: el desempleo entre las mujeres es del 13,10 %, mientras que entre el hombres es del 8,8 % (2do Trimestre 2019 – Encuesta Trimestral de Ocupación e Ingresos).La pobreza urbana, visible en el crecimiento poblacional de las villas o en la gran cantidad de personas en situación de calle, y cuantificada en la reciente publicación de los datos de pobreza del INDEC (34.5% a nivel nacional) muestran un escenario social preocupante.Y la Ciudad más rica del país no es ajena a ese escenario: 585 mil personas (19,1%) son pobres (1°T 2019), lo que equivale a 192 mil hogares en situación de pobreza. Hay 184 personas que no alcanzan a cubrir la CBA: es indigente el 6% de la Ciudad. Sólo entre el primer trimestre del 2018 y del 2019 se sumaron 94.000 nuevos pobres y 52.000 nuevos indigentes. Entre 2015 y 2019 casi se duplicó la población en situación de indigencia No sólo aumentó la pobreza, también la desigualdad: en 2015 el 10% más rico tenía un ingreso de 17 veces mayor al 10% más pobre, en 2019 la brecha se amplió a 26 veces, según el Informe de “Pobreza Extrema y desigualdad en la Ciudad” del Centro de Estudios de Ciudad de la UBA.Esta desigualdad estructural no ha logrado revertirse, ni matizarse durante la gestión de Cambiemos en todo caso, se ha profundizado material y simbólicamente.El presupuesto del Ministerio de Hábitat y Desarrollo Humano es de $15.244 millones, 4% del total del presupuesto porteño. En 2007 representaba un 6.1%. Desde el 2006 a la actualidad, y particular los últimos 3 años, ha disminuido el gasto público invertido en Servicios Sociales mientras que aumentaron los Servicios de Seguridad (por el traspaso de parte de la Policía federal a la Ciudad) y los Servicios de Deuda. En 2018 la inversión social (educación, salud, trabajo, asistencia social y vivienda) fue de 52.9% del gasto público total, mientras que en el 2007 representaba el 65,7%.En este invierno Sergio Zacarías falleció como consecuencia de una hipotermia porque no tenía un lugar para vivir. “En realidad, tenes más gente que viene a pasar el día, que viene de la provincia a pedir en la calle y se vuelve. Gente durmiendo a la noche en la calle aumentó un poquito”, nos explicaba Rodríguez Larreta sobre el “fenómeno casi natural” que lleva a que haya cada vez más personas en situación de calle. Lo que no nos dice es que el derecho a vivir en esta Ciudad está siendo vedado, tanto para Sergio como para miles de personas. ¿Quiénes son los vecinos hacia los que se dirigen las políticas públicas de la actual gestión? ¿Para quiénes gobiernan? Por lo pronto, no para los haraposos que deambulan entre el conurbano y la ciudad, entre la venta ambulante y la mendicidad, entre la calle, las piezas de las villas o cuartos de hotel.Para esta gestión las políticas sociales son servicios para los pobres, quienes tienen la imposibilidad de acceder a ellos por la vía del mercado. Los vecinos son considerados consumidores de servicios, cuyo merecimiento debe ser demostrado. La complejización en los mecanismos de acceso vulnera cualquier pretensión - a esta altura abandonada - de reparación de derechos que en términos discursivos o conceptuales, los programas y sus funcionarios sugirieran tener.No hace falta reafirmar que tanto la generación de la pobreza como su eventual erradicación no resultan de la intervención más o menos exitosa de la asistencia social, sino en todo caso del campo de la economía. Sin embargo, la asistencia es un instrumento indispensable para resolver necesidades inmediatas para que nadie muera de frío en la Ciudad más rica del país.En la Ciudad de Buenos Aires, no existe ni modelo económico inclusivo, ni políticas tendencialmente más públicas, ni derecho a la asistencia frente a la pobreza más urgente. Aunque parezca una quimera, seguiremos apostando a una idea de ciudad integrada socialmente. Una ciudad que priorice la reducción de las desigualdades, que garantice la satisfacción de necesidades básicas, el derecho a la vivienda, el acceso al empleo de calidad, a la salud, a la educación y a los bienes culturales. Una ciudad justa, en la que todos tengan derecho a vivirla.La autora es integrante de la Asociación Civil Bitácora. Licenciada en Trabajo Social (UBA) e Investigadora del Centro de Estudios de la Ciudad (CEC). Además, es docente de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Leer más »