Inicio / Últimas Noticias

Últimas Noticias

12 actividades de la Noche de las Librerías que no te podés perder

(Gobierno de la Ciudad) (Alejandro-Reynoso/)Leer, ese placer que, como dijo George R.R. Martin, permite vivir mil vidas antes de morir. Para cualquier lector, entrar a una librería es una experiencia interesante, pero, ¿entrar a decenas y decenas de librerías en una misma noche? El domingo por la noche tendrá lugar la doceava edición de un evento que se convirtió en un clásico porteño y que los lectores adoran: la Noche de las Librerías, organizado por el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, con una gran oferta cultural con más de 50 actividades gratuitas para toda la familia. Empieza a las 18 horas y se extiende hasta la 1 de la mañana.Quizás no todos lo saben, pero sí lo intuyen: Corrientes es la calle con más librerías del mundo. Allí, entre Junín y 9 de julio, se realizará este gran evento que celebra el mundo del libro. Habrá espacios especiales, charlas con autores, talleres, narraciones en vivo y actividades performáticas. A continuación, un breve punteo con las más interesantes o, en principio, las imperdibles.1. Experiencias Extremas S.A. Travesías literarias por las fronteras de la realidad. Ciencia ficción, weird, terror y otras tendencias. Desde las 17.30.Pablo Martínez Burkett, Hernán Domínguez Nimo, Sebastián Elesgaray, Gonzalo Ventura, Cezilla Lontrato, Fernando Figueras, José Marcos y Carlos Marcos, Gonzalo Ventura, Diego Arandojo, Laura Ponce, Ezequiel Dellutri, Matías Bragagnolo, Pablo Méndez y Juan Guinot.Cierre a cargo de Richard Coleman y Mariana Enríquez (22.30 a 23.30).Ambientación sonora: Pablo Reche. Diseño visual: Chux! Redes: Silvia Macedonio. Conduce: Alejandro Alen Vilas. Coordinan: Matías Bragagnolo y Rita ZanolaEl Gato Negro - Av. Corrientes 1669Mariana Enriquez (EFE)2. Los juegos literarios de Tinkuy Allí podrán dialogar con la poesía de Laura Devetach, María Teresa Andruetto y Gustavo Roldán, jugar con las palabras, escribir haikus y crear las mejores historias mezclando personajes, escenarios y géneros literarios.Zona de Juegos - Av. Corrientes (entre Riobamba y Callao)3. The Cure. La historia de dos chicos imaginariosEntrevista a Lol Tolhurst, cofundador de The Cure, por Maxi MartinaTraductora e intérprete: Andrea CabreraLiving Alfonsina Storni - Av. Corrientes 1700 (y Rodríguez Peña)4. Diálogo abierto con Eduardo Sacheri Eduardo Sacheri dialoga con Flavia Pittella y el públicoLiving Olga Orozco - Av. Corrientes 1400 (y Uruguay)5. Decir presente, hacer futuroFacundo Manes dialoga con Mateo NiroLiving Sara Gallardo - Av. Corrientes 1300 (y Talcahuano)Eduardo Sacheri (Foto: Franco Fafasuli) (Franco Fafasuli/)((Franco Fafasuli)/)6. Aprender y enseñar a escribirLiliana Heker, Julián López y Jorge Consiglio. Coordina: Hinde PomeraniecLiving Silvina Ocampo - Av. Corrientes 1400 (y Uruguay)7. La voz en el poemaOsvaldo Bossi, María Lucesole, Melina Alexia Varnavoglou. Coordina: Vanina ColagiovaniLiving Juana Bignozzi - v. Corrientes 1900-2000 (entre Ayacucho y Riobamba)8. ¿Cómo leen los que escriben?¿Por qué, cómo y dónde me gusta leer? Una charla sobre los lugares y hábitos de lectura.Marcelo BirmajerLiving María Elena Walsh. Bibliotecas de la Ciudad - Av. Corrientes 1500 (y Paraná)9. Directores de cine y el libroAriel Winograd y Juan Taraturo. Coordina: Axel Kustchevatsky.Living Olga Orozco - Av. Corrientes 1400 (y Uruguay)Liliana Heker10. Sasturain, el policial y más alláJuan Sasturain dialoga con Ricardo RomeroLiving Sara Gallardo - Av. Corrientes 1300 (y Talcahuano)11. Diálogo sobre la lecturaA las 20.30: Luis Diego Fernández entrevista a Tomás Abraham.Living María Elena Walsh. Bibliotecas de la ciudad - Av. Corrientes 1500 (y Paraná)12. Rock nacional Sergio Marchi y Gustavo Bove. Sergio Marchi: bio autorizada a Spinetta que sale en unos dias. Gustavo Bove: libro sobre Cerati.Coordina: Nicolás PaulsLiving Olga Orozco - Av. Corrientes 1400 (y Uruguay)SEGUÍ LEYENDOEl mundo de los libros y sus lectores extraordinariosUn libro por día: 7 ensayos breves para leer esta semana

Leer más »

Franco Torchia: “Los de Macri fueron cuatro años absolutamente olvidables en materia de diversidad”

Franco Torchia La lengua es de quien la trabaja, la calle para aquel que la camina, pero ¿la cultura gay? ¿Es de quién la masifica? ¿De quién la repiensa? ¿De quien la impugna?Franco Torchia (43 años) viene haciendo todo eso desde comienzos de siglo, primero ejerciendo una crueldad paródica que no discriminaba según el género o la orientación en el recordado programa de citas Cupido; luego, como panelista en programas de espectáculo y actualidad combinando inteligencia ilustrada con una lengua viperina que en ocasiones viraba a la indignación ciudadana (una transgresión para el personaje dandy que parecía interpretar); y finalmente como conductor del programa de radio No se puede vivir del amor, centrado en la comunidad LGBT, que ha convertido a Torchia en uno de los principales referentes en cuestiones de diversidad de la Argentina (la fórmula Fernando Peña + Foucault es groseramente hiperbólica y simplista pero ayuda a entender el espíritu del programa, donde convive el academicismo activista con el humor maricón).Como resumen de esos seis años de programa, acaba de publicarse Orgullo y barullo (IndieLibros, 2019), una compilación de entrevistas que Torchia realizó al aire a distintos pensadores en cuestiones de género y sexualidad y que van desde la ahora inescapable Rita Segato y la activista travesti Marlene Wayar hasta Ernesto Meccia con sus reflexiones sobre el erotismo gay en personas mayores.Con motivo de la aparición de este libro (solo en formato e-book, por el momento), Torchia habló con Infobae Cultura sobre los desafíos de hacer un programa de divulgación LGBTQ, los riesgos de erigirse como un árbitro moral, y si hay algo que extraña de su anterior vida como bisexual (adelanto: no extraña nada)."Orgullo y barullo" (IndieLibros), de Franco Torchia — Hablemos primero del origen de este libro. ¿Cómo surge?— IndieLibros me propuso hacer algo con ellos y esto me pareció lo más interesante. Me gustaba la idea de sacar un libro con un sello digital por varias razones: de esa manera el precio es bajo, especialmente considerando que es algo ligado a un proyecto de la radio pública. También porque de esta forma se puede distribuir fácil y rápidamente, y el programa tiene oyentes en muchos países: Uruguay, Chile, hasta en Cuba. Y la accesibilidad me parecía clave para un libro como éste, que es esencialmente de divulgación.— ¿Por qué elegiste comenzar el libro con el reportaje a Rita Sagato? ¿Qué relevancia tiene para vos su figura?— Me siento totalmente determinado por su obra, por su palabra. Y elegí ese reportaje porque cuando Rita vino al programa, en septiembre de 2015, la primera movilización del Ni Una Menos recién había sucedido y ella, más allá de haber sido entrevistada antes por Página/12 y radios independientes, no era una persona muy conocida en Argentina. Entonces el audio de ese reportaje tuvo mucha repercusión en ese momento, se viralizó en redes sociales y llegó a oyentes que seguían el programa. Fue una noche inolvidable y, modestamente, siento que No se puede vivir del amor ayudó a la propagación de la obra de Rita.— Y ahora hasta es citada por Moria Casán.— Exacto, sí.—De todos modos, en el libro también hay entrevistas con figuras cuya obra es ampliamente reconocida hace años, como Eva Giberti.—Es la última nota que dio Eva Giberti hasta donde tengo registro, antes que cumpla 90 años. Ella sigue entre nosotros, por supuesto, y sigue produciendo. Es la figura del psicoanálisis en la Argentina más importante, en mi opinión, la más importante del siglo XX y de lo que lleva el siglo XXI. Ella fue especialmente generosa conmigo, me recibió en su casa y estuvimos casi una tarde entera dialogando. Hay cosas incluso de esa entrevista que no salieron por espacio y porque acordamos con Eva que no estén. Por ejemplo, en ese momento me acuerdo de algunas disquisiciones sobre la figura de Abel Albino, que por aquellos meses tenía bastante protagonismo, lamentablemente.—¿No se puede vivir de amor es el reverso de Cupido, el programa de citas con el que te hiciste conocido? ¿Renegás del amor romántico?— Desde ese punto creo que hay una conexión. Porque Cupido bien mirado, es decir, no cortado por Televisión Registrada, tiene que ver con un personaje, el mío, que de ningún modo cree en el amor romántico. Y ése era el chiste. Después creo que se malinterpretó bastante, hasta el punto de dejarme afónico, porque es algo que he intentado explicar muchas veces pero en vano. Diego Gvirtz levantaba al muchacho de labio leporino o mirada con estrabismo, pero esa era su crueldad, la crueldad de Gvritz, porque al programa venían todo tipo de personas. Pero volviendo a tu pregunta, sí, yo veo una continuidad entre Cupido y No se puede vivir del amor, primero y principal porque Cupido fue el primer programa que unió a una pareja gay en la televisión argentina en el año 2002. Esto nunca había ocurrido, Roberto Galán se había muerto sin lograrlo. Y nosotros lo logramos en marzo del 2002 y el programa está en YouTube entero.—Varios años después el programa regresó por TBS y todas las parejas que pasaron eran heterosexuales. ¿No te molestó eso?— Sí, imaginate, yo hice el primer Cupido gay, y después de ese primer Cupido del 2002, con el COMFER en contra, perseguido por la Iglesia Católica, me sentí muy amenazado pero orgulloso de esa situación. Después, cuando el programa regresó, por una decisión de la empresa Turner solo querían que aparecieran parejas heterosexuales. Y estamos hablando del 2012. Por supuesto que no compartí esa determinación, pero no tuve capacidad de reacción. Mejor dicho, no tuve capacidad de maniobra, porque yo ya había firmado el contrato. Lo podría haber rescindido, es cierto, no lo hice. Fue un momento muy agrio para mí, pero está bien que me lo preguntes.— ¿Sentís que poner la vara tan alta para todos siempre te perjudica? —A veces lo pienso, sí. Trabajo con un parámetro ético que es muy alto y eso me puede volver a veces muy altisonante.— ¿Te han dicho alguna vez: “Franco, parece que estás hablando como desde un púlpito, bajá”?— A veces. Pero en general son opiniones de personas que no me conocen.—¿A qué obedece que te veamos seguido como panelista en la TV abierta? ¿Es una necesidad económica, un deseo de infiltrarte en los medios masivos...?—Bueno, ahora ya no hago nada de eso, trabajo en el programa de radio y colaboro en el suplemento Soy y nada más. Dejé de trabajar en televisión en mayo.—Ok. Pero has estado en muchas programas que, a primera vista, no parecerían tener mucho que ver con vos. Programas “frívolos”.—Creo que durante mucho tiempo fui bastante iluso y creí que siendo lúdico como soy a veces podía llegar a hablar de otras cosas. Pero ya no siento posible siquiera la infiltración en los medios masivos. También sucede que yo soy un chico, hijo de un inmigrante italiano, que llegó muerto de hambre, y yo fui criado para no elegir, fui criado para trabajar de lo que sea, cuando sea, como sea. Entonces si tenía que trabajar en un programa de chimentos, bueno, lo hacía. Hice muchas cosas que hubiera querido no hacer. Pero ahora quiero enfocarme en otras cosas.—¿Qué te interesa ahora?—Ahora estoy trabajando todos los días para que el periodismo especializado en diversidad sexual sea reconocido como es reconocido el periodismo especializado en turf o como el periodismo especializado en economía. No ocurre esto en la Argentina.—¿Por qué te parece que ocurre eso? ¿Por homofobia, porque no le encuentran el filo comercial...?—Bueno, está claro que las marcas no acompañan a la diversidad en Argentina. Esto lo digo hace mucho tiempo y es muy importante dejarlo en claro. Por lo cual hablar de pinkwashing en la Argentina es bastante ridículo. Es decir, lo que ocurre en otras partes del mundo no ocurre en la Argentina, el sector privado no acompaña. Quizás sí hacia el interior de determinadas empresas, a través de los departamentos de recursos humanos que tienen a veces algunos programas. Pero me refiero hacia afuera. En términos de publicidad o financiación de proyectos concretos.—¿Qué balance hacés de estos cuatro años de Macri con respecto a políticas públicas para la comunidad LGBT?—Si tu pregunta es sobre el gobierno puntual de Mauricio Macri, quiero decir que gracias a la ya mencionada Rita Segato y a un montón de personas muy formadas y muy importantes para mí, pude aprender a leer las disidencias, a interpretar los movimientos sociales, incluso a oír las demandas por fuera de los Estados. ¿Qué quiero decir con esto? Quiero decir que hay efervescencias que se suscitan independientemente de las respuestas de determinadas gestiones. Por lo que va a ser histórico que estos cuatro años hayan sido cuatro años de muchísimas asociaciones de infinitas estrategias de organización social a este nivel, con respecto a feminismos, a la diversidad, a las disidencias sexuales, corporales, ambientales, y que eso no haya tenido una sola traducción o una sola respuesta en términos de ley.—¿Esperabas algo diferente, algo mejor?—No, no. Mirá, yo fui el autor de la investigación sobre cómo María Eugenia Vidal cajoneó y no implementó la ley de cupo laboral trans de la provincia de Buenos Aires. Es decir, ahí tenés un caso concreto de una gestora en el mayor cargo del Poder Ejecutivo de la provincia de Buenos Aires, de una persona que conscientemente no implementó una ley que había sido sancionada por la Legislatura. Y está terminando su gobernación habiendo violado ostensiblemente el Estado de derecho sin que pase nada. Eso no existió para el peronismo. A María Eugenia Vidal la entrevistan ad infinitum durante la campaña. No hubo ni un solo periodista de ningún medio que le haya preguntado por esto. Pero te respondo, mis expectativas eran bajísimas y aun así fueron incumplidas. Fueron cuatro años absolutamente olvidables en materia de diversidad. —¿Tenés esperanzas que con Alberto Fernández las cosas vayan a ser mejores?— No. Pero igual acá tenemos que intentar romper los límites de nuestra propia cueva sin tratar de inmediato entrar en otra cueva. Quiero decir, la comunidad LGBT no le interesa a ninguna formación política. Podrá interesarle la diversidad sexual a determinadas figuras concretas un poco más o un poco menos, pero no forma parte de las agendas, no está en los programas de gobierno, si es que hay programas de gobierno...—Volvamos al libro y a tu programa. Decime algún personaje que te gustaría entrevistar y todavía no pudiste.— Me gustaría muchísimo entrevistar a Judith Butler y a Paul Preciado, dos de las figuras de la filosofía más gravitantes en el mundo occidental, en mi opinión. Butler vino a la Argentina varias veces pero siempre es tan entrevistada que pierdo el interés, porque sabés que cuando hable con vos va a estar cansada y va a decir lo mismo que dijo en las otras notas. Además, como lo digo al comienzo del libro, para mí hacer un programa sobre disidencias es intentar también ser disidente en la comunicación, y eso significa también no hacer lo mismo que están haciendo los demás.— De todas formas, una de las cosas que siempre me llamaron la atención de tus reportajes es que aunque la persona que entrevistás sea híper conocida, vos lográs sacarle algo nuevo. Pienso en tu entrevista con Carlos Menem.— Bueno, la entrevista de Menem está englobada en unos de los aspectos que me interesa trabajar en el programa, que es el de repensar la historia, poner el ojo en la historia de la diversidad. Y a mí Menem me interesaba porque me resultaba un enigma: la apertura del INADI fue durante su gobierno; Menem también le dio personería jurídica a la Comunidad Homosexual Argentina. Es decir, tuvo un gesto político de reconocimiento institucional en ese momento. Igual, obviamente, más allá de lo que yo había preparado, cuando fui a verlo terminó hablando de lo que él quiso (risas). Algo parecido nos pasó con Héctor Aguer. Que era una figura conocida pero que cuando hice la nota fui decidido a entrevistarlo con un abordaje diferente.—¿Cuál era?—Dejarme humillar, dejarme maltratar, dejarme amedrentar por él por completo, porque cada cosa que decía implicaba una violencia específica contra mí y contra toda la población LGBT. Sin embargo, me sobrepuse y dije “Dejémoslo hablar porque será dejándolo hablar que finalmente lo van a destituir”. Y bueno, al poco tiempo fue destituido.— ¿Cuál es la diferencia entre eso y darle plataforma a alguien para que promocione su discurso de odio, como vos te has quejado en algunas oportunidades? ¿La intención final? ¿El nivel de confrontación?— En ese caso yo fui a entrevistar a Aguer porque quería que fuese destituido. Por eso lo dejé hablar. Tenía dos chances, o me hacía el Michael Moore y actuaba de indignado o lo dejaba hablar. Lo dejamos hablar y de esta manera llegamos a El País de España con una página entera que reproducía sus dichos criminales. Pero no hay un método ideal con este tipo de invitados. Lo que sí quiero dejar en claro que lo que yo propongo no es una suerte de censura previa. Pero también me parece obvio que tenemos que hacernos cargo de las situaciones periodísticas que creamos, porque la repetición de cierto tipo de invitados con expresiones que vulneran derechos puede parecerse mucho a la apología.— Hablando de situaciones incómodas, quiero preguntarte por tu anterior vida como heterosexual, o bisexual para terminar el reportaje. ¿Hay algo que extrañes de la heterosexualidad?— No (risas). La heterosexualidad es un régimen político insostenible. ¿Cómo podría extrañar eso?*Franco Torchia presenta Orgullo y barullo el próximo miércoles 20 de noviembre a las 17:45 hs. en la Biblioteca de la Legislatura de CABA, Perú 160. SEGUÍ LEYENDOEl Recoleta y una programación que hace foco en la identidad50 años de Stonewall, la rebelión que marcó una inflexión en la lucha LGBT

Leer más »

El eclipse social de Chile

Foto de Jean Espinoza, de 22 años, posando para una fotografía en un hotel en Santiago, Chile. Nov 11, 2019. (REUTERS/Jorge Silva) Se suponía que el 2019 iba a ser para Chile el año del eclipse solar. De hecho ese evento astronómico convocó transversalmente a toda la ciudadanía. Una fuerte difusión científica nos fue guiando para comprender el fenómeno, el eclipse solar total, que se da cada 140 años en el mismo lugar y que desde el país tendría una visibilidad privilegiada. Así aprendimos que un eclipse total de Sol se produce cuando la Luna cubre completamente al Sol, proyectando una sombra en la superficie de nuestro planeta, que se llama umbra. O que el diámetro del Sol es 400 veces mayor al de la Luna, pero a su vez está ubicado 400 veces más lejos.El 22 de julio a las 16:38 hrs. todo el país se detuvo (las oficinas, las escuelas, el comercio) y coincidió en mirar al cielo, provisionados de lentes especiales, para dejarnos invadir por la oscuridad de un minuto y 52 segundos. Pero mirar al sol durante un eclipse no es inocuo. Una campaña llamada “eclipse seguro” nos instruyó sobre cómo cuidar nuestros ojos. Por ejemplo, se daba la orden “No mirar el sol a través de una cámara, teléfono, binocular, telescopio o cualquier otro dispositivo óptico sin que tenga un filtro solar certificado para este uso”. También se insistía en asistir a los más jóvenes, “cuidar que los niños utilicen de buena forma la protección ocular y siempre bajo la supervisión de un adulto”. Ahora que en Chile, fruto de la represión en las marchas ciudadanas en el contexto del estallido social, hay 204 casos de jóvenes con lesiones oculares gravísimas, provocadas por la policía, pienso en la crueldad de la paradoja.Performance en solidaridad con Gustavo Gatica (Reuters)Porque han sido adultos, policía o fuerzas especiales dotadas de balines, quienes han estallado esos ojos jóvenes. Los casos han puesto en alerta a las instancias que resguardan los derechos humanos.Se supone que los balines son herramientas disuasivas en disturbios, pero usados a corta distancia son dañinos o mortales. Se comprende que nunca deberían ser disparados a la cara pero muchos de los afectados dicen haber visto cómo les apuntaron directo al rostro a unos metros. Y se dice que son de goma, pero las pericias médicas hablan de acero. Es tan inédita esta crisis que el mismo Colegio Médico llamó a eliminar los perdigones en medio de una crisis sanitaria sin precedentes.Aaron Vega, de 29 años, llega a la sala de emergencia del área de oftalmología del Hospital del Salvador en Santiago de Chile, el 12 de noviembre de 2019. (Reuters)Nadie nunca pensó que el estallido social traería un estallido ocular. El viernes 8 de noviembre se llegó a un caso bárbaro. Un estudiante, mientras participaba de la marcha en Plaza Italia, recibió dos balines lanzados por Carabineros, que se incrustaron en sus dos globos oculares. Desde entonces, el joven Gustavo Gatica ha sido sometido a varias cirugías. Los médicos constataron el daño irreversible en su ojo izquierdo, e intentan recuperar la visión parcial del otro. Desde el hospital, envió, por medio de su familia, el siguiente mensaje: “Regalé mis ojos para que los otros despierten”.Una joven usa un parche en un ojo en homenaje y apoyo a Gustavo Gatica, el joven chileno que recibió impactos de balines arrojados por los carabineros en ambos ojos (Reuters)Ese ha sido uno de los lemas principales de este movimiento, #ChileDespertó; eso es lo que se corea en las manifestaciones, en las asambleas, en las coreografías, en los conciertos al aire libre, y es lo que se escribe en los muros y en las redes sociales. Sin embargo, este despertar ha sido bruscamente oscurecido por las cifras de muertos, heridos, desaparecidos y torturados.Un eclipse obliga a mirar de otra forma: cuando algo se cubre, algo se revela. Es inquietante ver apagarse el sol en pleno día. Trae consigo el descenso brusco de la temperatura, el océano se retira en pleamar, los animales se desorientan (los pájaros buscan sus nidos, asoma el canto de los grillos). Es comprensible que, hasta que la ciencia explicara el fenómeno y fuera difundido, los eclipses inspiraban temor. Hay que pensar la influencia del Sol y la Luna, sendos astros que han sido dioses, como fuerzas sobrenaturales que afectan tantas áreas de la vida.Manifestantes se solidarizan con Gustavo Gatica en Santiago (Reuters)Del eclipse recuerdo una franja de luz, un cuerpo que se superponía a otro. Pienso que en las marchas ciudadanas superponemos nuestros cuerpos, gritamos las palabras atoradas en la garganta. También somos cuerpos superpuestos cuando nos reunimos en los cabildos, en las asambleas del barrio u organizadas por oficios (personas de la salud, profesores, escritores, etcétera). Superponemos miradas, experiencias, humillaciones, dolores y nos ensombrecemos y nos iluminamos alrededor de plazas convertidas en pequeñas polis. Haciendo del caminar una resistencia política y del golpeteo a la cacerola, un ritmo familiar. Y, a partir de esa superposición vamos tomando esa forma: una comunidad que une las hebras del dañado tejido social deseando otro horizonte (“no nos soltemos, nos costó tanto encontrarnos”). Porque por décadas el horizonte fue trazado por la inescrupulosa “mano invisible” del mercado que ha hecho los negocios más lucrativos de Chile con las áreas más sensibles de la vida: vejez, salud, educación, desplazamiento y ecosistema. La desigualdad es un cáncer social que carcome, una gangrena que daña todo el cuerpo social.(Reuters)En este período improvisamos planes vitales día a día, reuniéndonos con conocidos y desconocidos, caminando por otras rutas, expectantes, cansados, agobiados, esperanzados. Ahí estamos todos caminando a tientas.Trato de pensar en mi eclipse personal mientras leo el periódico. Se prende la luz para conocer las cifras de la economía, la mayoría de las veces reservadas para los expertos, como si fuera posible cuantificar el malestar. Me entero que el sistema de pensiones se rige por la expectativa de vida 110 años de sus afiliados (una mujer sostiene una pancarta: “Suban las pensiones de hambre o aprueben la eutanasia”). Que las grandes empresas pagan demasiados sueldos mínimos (no queremos más “dueños de Chile”). Aprendo que un 1% de la población concentra el 25% de la riqueza del país (que grosera esa “ley del chorreo" (N. de la R: derrame, en algunos países”). Que el transporte público, el metro, subvenciona al sistema privado de los buses. Que el sistema de impuestos es demasiado poco beneficioso para los pequeños y medianos comerciantes. Que el sistema condona las deudas de una empresa de ropa pero no a los alumnos a los que se les obligó a tomar el crédito aval del estado para estudiar con deudas por 20 años (“No + deudores CAE- fin a la educación social de mercado”). Y más, leo que los medicamentos administrados por otro sistema podrían costar siete veces menos (otra pancarta dice: “No lucho por mi quimioterapia sino por una vida digna”). De reojo veo a arder algún edificio de la ciudad y confundirnos entre las llamas televisadas.Sebastián Piñera, presidente de Chile, en el mes de julio, el día del eclipse (Agencia)Mirar el sol con los ojos abiertos encandila, es un blanco enceguecedor. Ajustamos las pupilas. Somos ojos inyectados de rabia, ojos vidriados, estallados, punto ciego, visión borrosa. Párpado, pestañas, retina. Y somos testigos de algo que parecía imposible hace 26 días: el llamado a plebiscito para dar fin a la constitución de 1980 heredada de la dictadura y crear fórmulas sociales para su redacción. Una constitución en sí no basta para responder a las urgentes demandas ciudadanas pero permite diseñar otro futuro sin tantas perjudiciales amarras.Nada ha sido entre un abrir y cerrar de ojos, muy por el contrario. Pienso en la ofrenda de los ojos de Gustavo Gatica como en esos ritos de sacrificio de los pueblos antiguos. Pienso en el sol sobre las cabezas en las marchas. Los eclipses y las rebeliones sociales son enigmáticas y tienen una fuerza que marca un punto de no retorno. Por fin se va retirando de escena el legado de Pinochet. La voz ciudadana ensaya su escritura en un nuevo mapa de navegación. Ahí está la página en blanco: #ojochile.*Andrea Jeftanovic nació en Santiago de Chile. Es autora de Escenario de guerra, Geografía de la lengua, No aceptes caramelos de extraños y Destinos errantes. Se cuenta entre las autoras más destacadas de su generación y ha ganado, entre otros premios, los del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y del Círculo de Críticos de Arte de su país. Su trabajo ha sido traducido e incluido en antologías internacionales. Divide su tiempo como investigadora en la Universidad de Santiago —se doctoró en la Universidad de California, en Berkeley—, autora de trabajos periodísticos —para El Mercurio, Letras Libres y Quimera, entre otras publicaciones—, especialista en dramaturgia y narradora. Su próxima obra se titula Cuaderno de crianza.SEGUIR LEYENDO: En Caracas, la catástrofe se ha convertido en rutina y nuestro orden es el caosLos desechablesEl señor Córdoba compra quesos en la ciudad de Nueva York

Leer más »

Reina Reech recordó el intento de abuso que sufrió en su adolescencia: “Bajé 11 kilos, me moría”

Reina Reech recordó el intento de abuso que sufrió en su adolescencia: “Bajé 11 kilos, me moría” (Video: "La Noche de Mirtha" - El Trece) (El Trece)A los 13 años, Reina Reech sufrió un intento de abuso de parte de su padrastro, la pareja por aquel entonces de su madre, Ámbar La Fox. El paso del tiempo logró que la actriz vea los hechos desde otra perspectiva, pero sabe que la marca física y psicológica de lo que vivió la acompañarán para siempre.En su visita al programa La Noche de Mirtha, Reina Reech fue consultada por la conductora sobre este lamentable episodio que vivió durante su adolescencia y, específicamente, le preguntó si ella se lo había podido contar a su madre, quien murió en 1993."Sí, se lo conté. Se lo conté porque yo fui pupila... En realidad, mamá se fue a hacer un espectáculo de Luis Aguilé a Madrid, me dejó dos semanas antes en la casa con él, y ahí tuve este episodio tan desagradable. Entré pupila con todo eso atragantado, me enfermé mucho, bajé once kilos, me moría.... Y le dijeron a mi mamá: ‘O viene a la Argentina o su hija se nos va’. Y cuando vino se lo pude contar”, recordó.“¿Te creyó?”, le preguntó Mirtha. A lo que la invitada respondió: “Y... Fue raro. Me enfrentó con él para ver y él decía ‘no puede ser que digas esto’. Fue difícil. Mamá se separó, a mí se me fueron los síntomas al otro día que ella llegó”, continuó.“¿No te quedó conflicto con mamá?”, le preguntó Beto Casella, otro de los invitados a la mesa de La Noche de Mirtha. “Después volvió con Buby (Labecchia). A los dos años, ya estando en Argentina, me echó de mi casa porque se ve que tenía ganas de volver con él. Volvió y me fui con mi papá”, contó.Según el relato de Reina Reech, Labecchia siempre negó el intento de abuso. Y, en una ocasión, fue violento con su madre: "Ella (por su madre) me cree y se separa. A los dos años tengo este episodio con mamá, me voy de mi casa y ella vuelve con él. Y cuando tenía 17 años me llama un día a las seis, siete de la mañana, porque los dos eran alcohólicos, y me dice: ‘Venime a buscar porque Buby me rompió la nariz’”.“Ahí terminó para siempre con él, y yo la llevé a que le hagan una cirugía. Y creo que este es el broche de oro para una historia de amor que es más fuerte y va más allá de un momento feo en la vida”, agregó.Dolida a pesar del paso del tiempo, y ante la mirada atenta y respetuosa de todos los presentes ante un suceso tan repudiable, Reina Reech concluyó con su relato: “El hecho de que ella haya vuelto con él me daba la duda sobre si me había creído o no. Pero el amor es más fuerte. Eso fue un feo momento, yo lo trabajé mucho en terapia, la perdoné, la pude mimar antes de irse y cuidarla. Por eso digo que el amor es más fuerte que un momento traumático, que una duda. Además, lo trabajé mucho”.En diciembre del año pasado la artista había hecho público lo sucedido a través de cuenta en Instagram. “Siento la necesidad de hablar, de decirlo, porque marcó mi vida, porque tuve años de terapia para superarlo, porque pasaron 47 años y me sigue estrujando el corazón. Mi padrastro a los 13 años quiso abusar de mí. Cuesta escribirlo, me inunda una profunda angustia, entiendo a cada mujer que calla. No sé si esta es la forma de liberar el dolor, el miedo que sentí en ese momento, pero basta de callar, basta de pensar compasivamente en mi agresor y no decir su nombre por aquellos que se pueden sentir dañados. Buby Labecchia me hizo pasar el momento más traumático de mi vida, me sentí sola, con un vacío inmenso que aún hoy me cuesta llenar”, comenzó el conmovedor texto.“Aún ahora con estas palabras libradas en este texto, me cuesta decidir exponerlo. Soy una mujer grande, tengo 60 años ¿y tuve que ver a una mujer @soythelmafardin de 26 años atreverse, para pensar en decir esto? ¡Basta, mujeres, alcemos nuestra voz, es la única forma de protegernos, de liberarnos y que ahora sean ellos los que teman, ellos los que ya no se atrevan a volver a hacerlo! Y muchos dirán, ¿a todas les pasó algo tan terrible? ¡Y si! Parece que a la mayoría, y a ellos también, a muchos amigos también los han abusado”, concluyó el posteo, en el que arrobó al colectivo Actrices Argentinas y acompañó con el hashtag #MiráCómoNosPonemos.SEGUÍ LEYENDO Reina Reech a los 61: “Ahora me siento libre como mamá”Reina Reech habló de la polémica que generó Juana Repetto amamantando en el inodoroReina Reech dijo que según la Kabbalah: “El orgasmo tiene luz”

Leer más »

Tormenta tropical Raymond se debilita en su camino hacia Baja California

El Sistema Meteorológico Nacional pronostica lluvias en gran parte del país para el domingo 17 de noviembre (Foto: Twitter - Conagua Clima)La Tormenta Tropical Raymond, localizada al suroeste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, se dirige a la entidad del norte de México. Debido a su trayectoria, se espera que el domingo se aproxime a la costa del estado, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).A las 19:00 horas del sábado Raymond fue localizado a 740 kilómetros al suroeste de Los Cabos, Baja California Sur, y 780 kilómetros al suroeste de Cabo Corrientes, Jalisco, indicó el SMN en su reporte.La tormenta tropical presenta vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora con rachas de hasta 95 kilómetros por hora con desplazamiento lento hacia el norte, precisó.A medida que se acerca a territorio mexicano el ojo de la Tormenta Tropical se va debilitando. El Sistema meteorológico Nacional activó la alerta naranja por una masa de aire frío en el territorio mexicano para esta noche y el domingo, un evento conocido como “Norte”, con rachas superiores a los 70 km/h y oleaje de 2 a 4 metro de altura.El paso de la lluvia en el territorio mexicano previsto para el domingo 17 de noviembre (Foto: SMN)El Meteorológico indicó que Raymond se desplaza con rumbo hacia Baja California Sur, “reforzando el ingreso de humedad y lluvia sobre el occidente de México”. Los principales estados que se verán afectados son Baja California Sur, Nayarit, Jalisco, Colima y Michoacan con lluvias puntuales muy fuertes, así como Sinora y Sinaloa con lluvias fuertes.Raymond se degradará a depresión tropical el domingo 17 de noviembre. Sus remanentes se localizarán al suroeste de las costas de Baja California Sur.El pronóstico apunta que para el domingo habrán lluvias intensas en Baja California Sur; muy fuertes en Sinaloa y Durango; fuertes en Sonora y Nayarit; chubasco en Baja California, Chihuahua, Zacatecas, Jalisco Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Puebla Estados de México y Morelos.También se esperan lluvias aisladas en San Luis Potosí, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Ciudad de México y Tlaxcala.En las próximas 72 horas, ambiente fresco y baja probabilidad de #Lluvias para la #CDMX, #EdoMéx, #Hidalgo y #Tlaxcala. https://t.co/ornurRZBv6 pic.twitter.com/XzXU8II22n— CONAGUA Clima (@conagua_clima) November 17, 2019Esta condición meteorológica se combinará con la Depresión Tropical 21, Sonia, que podría intensificarse a tormenta tropical. Se prevén temperaturas mínimas de -5° Celsius y heladas en la sierra de Chihuahua y Durango, así como de 0 a 5 grados en montañas de Baja California, Coahuila, Tamaulipas, San Luis Potosí, Michoacán, Estado de México, Puebla, Hidalgo, Tlaxcala, Veracruz, Oaxaca y Chiapas.Mientras que algunos estados alcanzarán temperatura superiores a los 35°, es el caso de Sinaloa, Jalisco, Michoacán, Guerrero y Chiapas.Recomendó el Meterorológico que la navegación marítima en las inmediaciones del sistema “mantenga precauciones” y en general que se atiendan las recomendaciones de las autoridades del Sistema de Protección Civil.Con Raymond, se han formado 17 ciclones de los 19 que se pronosticaron para esta temporada en las aguas del Pacífico, que se extiende entre los meses de mayo y noviembre.Raymond es el ciclón número 17 de los 19 que se pronosticaron para esta temporada en las aguas del Pacífico, que se extiende entre los meses de mayo y noviembre (Foto: Twitter)De los diecisiete ciclones que han desarrollado, siete han alcanzado la categoría de huracán y diez más, con Raymond incluido, han sido tormentas tropicales.Priscilla fue el último ciclón tropical en tocar tierra en México el pasado 20 de octubre y afectó con lluvias torrenciales a los estados de Nayarit, Jalisco, Colima y Michoacán.Los huracanes de la temporada 2019 han sido Alvin, Bárbara, Dalila, Erick, Flossie, Juliette y Kiko las tormentas tropicales que se han presentado son Cosme, Gil, Henriette, Ivo, Lorena, Mario, Narda, Octave y Priscilla.MÁS SOBRE OTROS TEMAS:Sin límites: Carlos Bocanegra, el niño genio mexicano campeón internacional de aritméticaLa desoladora tragedia del narco en México: los pueblos fantasma“Los captores nos hicieron mucho daño”: ex rector de la UAEM y su esposa tras ser liberados de sus secuestradores

Leer más »

Anticipo en Infobae: “Cero culpa”, un cuento del nuevo libro de Pedro Mairal

Cero culpa, le dije a Mayer, pero no es verdad. Y se dio cuenta. Por ejemplo ayer entré en la librería y vi una tapa de un libro de autoayuda que decía “Cómo construir una familia”, y lo primero que pensé fue "Cómo destruir una familia». Estoy todo el tiempo pensando qué pasaría. Pienso en vos y las chicas. Como si me muriera. Vos y las chicas sin mí. Si vos pudieras ver bien cómo es Simón conmigo quizá lo entenderías.A Mayer el otro día le conté de esa vez que estábamos en Cariló. Cuando fuimos en agosto con las chicas. Hacía frío y fuimos a la playa con suéter y campera. Caminamos por la orilla. Las chicas y vos iban delante, yo me fui quedando atrás. Necesitaba estar un poco sola. Verlos de lejos. Iba mirando las piedras, los caracoles. De golpe veía uno de esos medio rosados, o alguna piedra rara, pero cuando los iba a recoger notaba que no estaban en la posición en que los había dejado la marea, sino que alguien los había levantado y vuelto a tirar en la arena. Lo que yo veía eran piedras rechazadas por ustedes. A mí me quedaban esas piedras, esos caracoles.No sé si Mayer estará esperando que yo pegue el portazo. Nunca sabés lo que están pensando los psicoanalistas. Quizá no espera nada. Debe querer que resuelva de una vez. Que no llegue tan angustiada. Porque le dije que a veces tengo miedo de despertarme diciendo el nombre de Simón, o decirte Simón a vos. Y además me cansa tener el celular en silencio, mandarle mensajitos a Simón encerrada en el baño. Toda la sarta de mentiras que se van acumulando y vuelven como un boomerang.Lo del cine, por ejemplo. Tener que ver la peor película del mundo dos veces. Simón quería ver El código Da Vinci porque había leído el libro. Le dije que sí. La daban en el Village Caballito y yo sabía que ahí no me iba a cruzar con nadie, así que fuimos: cuatro horas de conspiraciones evangélicas delirantes, pero igual me la banqué porque Simón antes del final se entró a aburrir y me buscó la rodilla, fue subiéndome el vestido, me tocó y me empezó a dar besos en el cuello, de una manera que jamás hiciste vos, ni siquiera cuando estábamos de novios y nos frotábamos en el auto durante horas con los jeans puestos. Simón me tocaba en el cine diciéndome al oído: “Cómo me gusta cuando estás así mojada” y después cuando no aguantábamos más, antes de levantarnos para irnos, me dijo:“Te voy a garchar en todos los telos de la Capital Federal”. Vicky se rio espantada cuando se lo conté, pero a mí me parece la cosa más linda que me dijeron jamás.Vicky dice que es una calentura. Lo llama El Mordedor de Saavedra, porque una vez me mordió tan fuerte una teta que me dejó la marca. Te acordás que te dije que tenía una infección urinaria. Era para que no se te ocurriera intentar algo y menos que menos meterte conmigo en la ducha a la mañana. Tenía la marca violeta de sus dientes abajo del pezón izquierdo. Se la mostré a Vicky en la cocina de casa. Después se me hizo una nubecita verde que se fue borrando. Si me veías la marca, te iba a decir que me la había hecho con la puerta del auto.Fue por la misma época del cine, cuando las chicas se fueron al campamento y a vos se te ocurrió ir a ver El código Da Vinci al Village Recoleta. De las diez películas que podíamos ir a ver, te emperraste con que querías ver esa —aunque no habías leído el libro— porque te la recomendó tu hermana. Después me dijiste: “Nunca antes te quedaste dormida en el cine”. Cómo explicarte que no podía soportar esa especie de burla del destino. Esa simetría cruel. Cuatro horas viendo esa tortura de Tom Hanks con vos que resoplás fastidiado, que no te levantás hasta el final porque pagaste la entrada, que rebotás la pierna, ansioso, y no te gusta que ocupen los apoyabrazos de tu butaca.Pedro Mairal Si lo pienso, creo que todo esto empezó no tanto porque no te soportara más a vos, sino porque no soportaba más a la persona que yo era con vos. No soportaba eso en lo que me había convertido. Entonces, aunque para vos no significara gran cosa, para mí aceptar el trabajo que me ofreció Vicky en la revista fue una puerta abierta, una manera de salirme de ese rol. Me asustaba mucho. Vos lo minimizaste pero para mí fue un salto al vacío. Fue salirme de mí. Daba un salto con tanto miedo que parecía que dejaba el cuerpo atrás. Me costó mucho todo: la adaptación, las exigencias, los horarios, aunque fueran unas horas a la tarde antes de que las chicas llegasen del colegio. Vos decís que me apoyas te desde el principio, pero bien que tiraste esas frasecitas despectivas cuando te dije que lo iba a aceptar: “No entiendo qué te va a aportar trabajar en una revista de modas”, “No esperes mucho del nivel intelectual de la gente que trabaja ahí”. Esas cosas que, según vos, decías para protegerme. Pero en realidad te asustaba que yo volviera a trabajar.A Simón lo conocí el día que me mandaron a hacer una nota en el restorán Rosa Rosae, de Puerto Madero. Lo había visto dando vueltas por la redacción. Me había mirado varias veces y yo había bajado la vista al teclado. Epa, pensé, ¿y ese morocho? Vicky me dijo que era fotógrafo. El día de la nota no supe que las fotos las iba a hacer Simón hasta que lo vi aparecer en el restorán cuando yo terminaba de entrevistar al dueño. Si me esperás que haga las fotos te llevo, me dijo. Y me llevó de vuelta en su auto, un Renault medio abollado. Eso me encantó. No es obsesivo con su auto. Lo usa. Lo tiene más o menos limpio, pero no está pendiente de los rayoncitos y ojo acá y ojo allá y mejor lo estaciono yo.Volviendo a la redacción, me preguntó:—¿Vos estás casada, Laura? —Me gustó que supiera mi nombre.—Sí. Tengo dos hijas. Clara de catorce y Juana de once.—¿Pero a qué edad te casaste?—A los veintiuno.—Ah, eras una niña.—Era chiquita, sí. ¿Vos tenés hijos? —le pregunté.—Tengo una hija, de cuatro años. Dafne se llama. Pero no vivo con la madre.—¿Y con quién vivís?—Con el padre —me dijo y me hizo reír—. Vivo solo, o sea que vivo conmigo, y ya eso es bastante complicado.Simón manejaba bien. Me fijé porque Vicky dice que mira cómo maneja un tipo y sabe cómo coge. Bueno. Simón maneja con pleno control del auto, agarra firme el volante, no se pone nervioso, no quiere hacer diez cosas a la vez. Parece hasta disfrutar manejando. Por ahí se zarpa y acelera pero no pretende ir más rápido que el tráfico. No va haciendo finitos, ni sobrepasa histérico a los otros autos. Maneja fluido. No sé bien cómo explicarlo. Frena poco, porque parece prever las zonas de las avenidas que se congestionan, entonces pasa, sigue, no se detiene, fluye. Y toma las curvas con tiempo, anticipa que los colectivos lo van a encerrar. Nadie lo jode en la calle. No le echa la culpa a nadie. Vos, en cambio, tocás bocina, puteás, te creés que el tráfico es un complot en tu contra.Cuando le conté a Vicky cómo manejaba, me dijo textualmente: “Ay, boluda, tiene que ser un chongazo”. Le dije que estaba loca si pensaba que me iba a enganchar con alguien, y que además Simón no me había tirado ni media onda. Le mentí un poco. Algo de onda me tiró. Vicky me dijo que él había salido con una secretaria de la revista el año pasado, pero después ella se había ido y ya no estaban más juntos. Esa era la única historia que le conocían dentro del trabajo. Así que me hice la desinteresada, pero empecé a ir un poco más arreglada a la revista. Siguió el cruce de miraditas, y el día que me mandó por mail las fotos para la nota del restorán, me llegó enseguida otro mail que decía: “Te queda muy bien ese vestido celeste”. “Es lila”, le contesté, y sin achicarse me lo volvió a mandar: “Te queda muy bien ese vestido lila”.La noche de la fiesta de la revista vos me viste salir de jeans y remera blanca, pero me cambié en el taxi. Cuando estás así tenés una valentía que te hace hacer cosas que antes no hacías. Le dije al taxista, un tipo de unos sesenta años:“Señor, yo me voy a cambiar acá atrás. Es un segundo. Disculpe”. No me dijo nada y creo que ni miró por el espejito. Cuando me bajé en Barracas en la fiesta, estaba maquillada y tenía puesto ese top strapless blanco que me había comprado y nunca usé, la mini de jean y las sandalias de taco con tiritas. Vicky me vio llegar y me dijo:“Qué trola sos”.Funcionó. Simón me vino a hablar en medio del boludeo de las modelos fotografiadas contra el logo, y el champagne y el diálogo a los gritos.—¿Cómo te ves después para el dancing? —me dijo, y la frase me pareció medio loser.—No me veo —le dije—. Me tengo que ir temprano.—Yo también. Si querés te acerco.—Dale.Y no lo volví a ver por un rato.Después apareció con cuatro amigos, que también querían que los llevara. Salimos. Dos eran una pareja que se sentó al lado mío, atrás. Y adelante iban dos chicas sentadas, una medio a upa de la otra. También resultó que eran pareja. Simón hizo la repartija: se bajaron unas en Monserrat y otros en Retiro. Cuando me pasé adelante y quedamos los dos solos en el auto, nos pusimos bastante incómodos. Yo empecé a decir estás seguro que no te desviás mucho yendo hasta Pueyrredón, y él me dijo que no, que no había problema, pero que si antes no me importaba pasar un segundo por el estudio de un amigo porque tenía que buscar un gran angular para un trabajo al día siguiente muy temprano. Dobló en 9 de Julio en lugar de seguir por Libertador. Subo y bajo, me dijo. Ya eran las doce y yo sabía que vos ibas a estar mirando el reloj. Cuando llegamos y me dijo “Vení a ver este lugar que es increíble”, me asusté. Pero me asusté por todo: por la duda de si eso era o no un intento de seducirme y la posibilidad de estar equivocada, por haber puesto en marcha una cosa que ahora no podía detener, por el tiempo que hacía que no me acostaba con nadie más que con vos.Subimos y ya en el ascensor me quiso dar un beso. Yo le esquivé la boca pero dejé que me abrazara, que me besara el cuello, y le toqué la nuca, le pasé la mano por el pelo. Una vez adentro no prendió la luz. Era un estudio de fotografía sobre Cerrito entre Córdoba y Paraguay, un lugar enorme; la iluminación de la avenida entraba por los ventanales. Al lado de un sillón, contra la pared, me siguió buscando la boca. Le pregunté si no tenía que llevar un lente y me dijo que sí, que ahora lo agarraba. Dale, le dije. Fue a buscarlo. Agarró algo y me preguntó si quería agua. Entramos en la cocina que estaba a un costado. Sacó agua de la heladera, sacó vasos y me sirvió. Ahí dentro estaba un poco más oscuro. Tomamos agua. Apoyé el vaso en el mármol casi sin hacer ruido. Entonces se me acercó y lo dejé venir.Me apoyó contra la mesada y me dio un beso con esa boca de morocho tremendo. Lo mordí un poco porque Simón es muy mordible. Me dio besos en el cuello, en los hombros, en las manos. Me apretó casi levantándome contra la mesada. Yo lo sentía contra mí, le levanté la camisa y le toqué la espalda. Me agarró el culo, después me agarró una mano y me hizo sentir su pija a través del jean. Se la apreté. La tenía dura. Me levantó la mini, me apartó la tanga y me empezó a tocar. Ya no podía más. Simón estaba desaforado. Me sentó en la mesada y se agachó. Me hundió la cara entre las piernas. Yo me asusté, me dio pudor, sentí que me resbalaba, le dije que no, pero siguió y me apretó los muslos sosteniéndome y ya no quise que parara porque tengo que decir que si Simón tiene algún talento es con esa lengua diabólica que Dios le dio. Un zarpado. Se lo dije. Sos un zarpado, y siguió un poco más, después se paró, se empezó a desabrochar el pantalón y le pregunté si tenía forros. Fue como despertarlo de un sueño. Se quedó respirando fuerte. Voy a buscar, dijo. Me llevó de la mano hasta el sillón del living. Buscó en el baño del estudio, revolvió todo, creo que fue hasta el cuarto, pero no encontró nada. Así que me dio un beso, y me dijo “Ahora vengo” y bajó al kiosco.Me quedé en la sombra de ese lugar. Acostada en el sillón pensando muchas cosas a la vez, asustada, con el corazón a dos mil. Las luces de los autos hacían unos abanicos de reflejos en el techo. Pensé muchas cosas, pensé en vos y en las chicas, y en todos estos años, pero en ningún momento me pareció que estaba mal lo que hacía. La sensación de estar viva, ahí, latiendo, esperando que Simón volviera de la calle, me sacudió. Sonreí, me mordí los dedos de felicidad. Y después, cuando Simón volvió y se puso un forro y cogimos hasta quedar tendidos exhaustos, también sonreí en la oscuridad, porque me pareció que volvía a nacer, que todo se abría en posibilidades, que yo le gustaba a este hombre dos años menor que yo, que lo calentaba. La forma en que me rodeó la cintura con el brazo, la fuerza firme con la que lo hizo. Y efectivamente cogía como manejaba: indetenible, continuo, disfrutando. Era fluido en el amor, Simón. Se zarpó pero no fue torpe, no pisteó, no quiso ir más rápido que el tráfico.Después, en el baño, tratando de lavarme, me puse nerviosa. Me parecía que tenía olor a hombre. El olor del desodorante de Simón. Y le pedí que me llevara de vuelta porque ya era la una y media. Le di un beso largo y me bajé en la esquina. Entré al edificio y en el descanso de la escalera me cambié de vuelta. Por suerte no subió ni bajó nadie. Estabas despierto en la computadora, cerrando páginas porno, cuando llegué. Te quedaste hasta tarde, me dijiste. Sí, había mucho champagne, Vicky se sentía mal, la tuve que acompañar en taxi a la casa. En el baño otra vez traté de sacarme el olor a Simón con la esponja. Me asustaba que quisieras abrazarme y me olieras de cerca, que me hundieras la nariz en el pelo, aunque nunca jamás hagas eso. Pero me sorprendió acostarme al lado tuyo y no sentir culpa; estar a centímetros de tu cuerpo, con toda esa noche sucediendo de vuelta en mi cabeza, todos los besos de Simón todavía rodeándome. Me sorprendió poder estar tranquila, durmiéndome como si nada hubiera pasado.Y ya que te estoy contando cada detalle te digo que esa noche no acabé. Pero la vez siguiente, en su casa en Saavedra, después de una nota que hicimos juntos en Colegiales, sí que acabé. Y dos veces, y como prendiéndome fuego por adentro, como desarmándome entera arriba de él. Mayer parecía contento cuando le conté. Habló de una etapa exploratoria, estás conociendo facetas de Laura que no conocías, dijo. Hay cosas que me daba pudor contarle, pero le conté igual. Eso de que Simón me dice hermosa mientras me coge, y cómo me calienta que lo haga. Porque vos a lo sumo tirás un “estás muy linda” o un “perrísima” que le copiaste a algún amigo o a los noteros de la tele. Alguien nos borró la palabra hermoso del diccionario de Barrio Norte y nosotros lo aceptamos. Pero te voy a decir una cosa: Simón es hermoso, y yo desnuda al lado de él soy hermosa. Es decir que no solo te estoy metiendo los cuernos sino que también estoy ampliando mi vocabulario.Y estoy conociendo Buenos Aires; ahora, a los 36 años, descubro avenidas que no veía desde que mamá —cuando yo tenía doce o trece— me pedía que la acompañara a buscar pinturerías o casas de muebles. La pendiente que tiene Chiclana cuando pasa por abajo de la autopista, o Almafuerte bordeando el hospital Churruca, y el Parque Uriburu ahí que no sé por qué me hace acordar al D.F. y a Chapultepec. Partes lindas, todavía empedradas, con casas bajas, y partes horribles. Y Saavedra, el departamento de Simón en García del Río, la vista del pulmón de manzana que da a los jardines. El vientito que entra a las dos de la tarde cuando nos quedamos en la cama, los jueves, cuando se supone que estoy en un almuerzo de trabajo que no existe, que inventé para salir de casa más temprano y para justificar que no pueda contestar el celular. Si llego muy altanera, Mayer en general me baja a tierra, y si llego muy bajoneada me levanta. El otro día llegué muy cocorita hablando de lo contenta que estaba con esta doble vida (la expresión la usé yo) y él me dijo: “Cuidado que una doble vida no sea una vida a medias, sin comprometerse con ninguna de las dos”. Para mí se metió demasiado, medio que lo mandé a la mierda. Pero fue porque le conté que Juana me había pedido que la acompañara a comprar ropa, y yo no pude ir porque me encontraba con Simón ese día. Después fui con ella y me ocupé, y no creo que vos puedas decir que estoy descuidando a las chicas. Ni siquiera las cosas de la casa cambiaron. Mirta está aprendiendo bien a hacer las compras, hace el pedido con criterio, recibe el envío, cocina. Todo funciona. Me gusta tener mucama en casa, y me encanta que no haya mucama en lo de Simón. Poder levantarme desnuda a buscar agua a la cocina de su departamento. Hace dos años me acuerdo que le contaba a Mayer que estaba insomne, que me despertaba a veces a las cuatro de la mañana y daba vueltas por la casa, que al principio me fastidiaba pero después lo empecé a disfrutar; a esa hora tenía la casa toda para mí, como si no hubiera nadie, todos estaban anulados por el sueño, vos, las chicas, Mirta. Necesitaba esa soledad. Eso había perdido, mi soledad. Ahora la estoy recuperando.Vos siempre tuviste tu costado cerrado, tu rincón. Te vas a la oficina, una escapada al golf, o los viajes por trabajo a Brasil. Quizá tengas tus trampas por ahí. Algún gato caro, puede ser. Cosa tuya. Mientras no vuelvas a casa con marcas de rouge y olor a perfume, prefiero no saber. Vicky me dijo que le ofrecieron un sistema que metés una clave en el conversor y podés ver en la tele lo que el otro está viendo en la computadora, pero que tiene miedo de lo que pueda encontrarle a Gastón. Yo le aconsejé que no lo hiciera. El que busca encuentra, le dije. Yo a vos siempre te veo cerrando ventanitas cuando me asomo a la compu, y está bien, serán tus páginas porno o alguna abogadita que te histeriquea en el chat. No se me ocurriría nunca hackearte ni espiarte nada.Ojalá pudiera realmente decirte todo esto. Porque sabés que te quiero, que te quise estos diecisiete años que hace que te conozco. Y vuelvo a casa todas las tardes y duermo con vos porque te elijo. Todos los días te elijo de alguna forma u otra. Y lo voy a seguir haciendo al menos hasta que Juana tenga la edad de Clara y ahí veremos. Cuando las chicas ya no me necesiten, veremos. ¿Te elijo porque sos un abogado exitoso que trae plata a casa y por todo lo que tenemos juntos? ¿Te elijo por inercia? Puede ser. Vos sos tu dinero. Sin plata serías otro. Tu plata y la de tu mamá (porque convengamos que tu viejo era un colgado) se notan en cómo te vestís y cómo hablás y cómo pensás y cómo actuás. Si alguien me dijera que te quiero por tu plata, le diría que es cierto porque vos sos tu plata. Y no creo que eso esté mal.La pregunta es si me bancaría vivir con Simón. A veces pienso que sí. Hay que ver si él se bancaría vivir conmigo. Pero pienso en tener una casa con patio, tener plantas, tener un perro (nunca quisiste tener perro, y en casa de chica yo tenía perros, gatos y hasta una tortuga). Pienso mucho en esa casa. Me duele esa casa. Porque quizá sea todo un desastre emocional. Una pelea con Simón. Pero qué tipo más lindo. Quizá vamos camino a la catástrofe. Ahora que empezamos a coger sin forro y yo tomo pastillas. Vos con tus Prime azules, y Simón que me la mete sin nada y me acaba adentro. No quiero tener otro hijo con vos. Ni aunque me aseguren que va a ser varón. Pero a veces quiero tener un hijo con Simón. Un varón hermoso como él, que se enamore de mí.SEGUIR LEYENDO: “Esposa en reversa”, un cuento de Stephen Dixon (1936-2019)“Voces perdidas en la nieve”, un cuento de Mavis Gallant

Leer más »

Iba a su boda, terminó en la cárcel: alcalde de Tehuacán fue detenido por presunto peculado

Felipe de Jesús Patjane Martínez, alcalde de Tehuacán, Puebla, detenido por presunto peculado (Foto: Especial) Felipe de Jesús Patjane Martínez, alcalde de Tehuacán, Puebla, fue detenido en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México por presunto peculado y abuso de funciones, de acuerdo con medios locales, así lo confirmó la Fiscalía General del estado.Patjane Martínez se encontraba a unas horas de casarse con la ex directora de Turismo municipal, Paulina Vargas Sobrado, para lo cual viajó de Puebla a la Ciudad de México y de ahí se dirigiría hacia Cuernavaca, Morelos donde se realizaría la boda este sábado, la cual ya fue cancelada.En un comunicado, la Fiscalía señaló que un juez libró la orden de aprehensión en contra del edil por la presunta comisión del delito de uso ilícito de facultades y atribuciones en agravio del Ayuntamiento.Sergio Patjane, padre del munícipe, confirmó su detención al trasladarse a las instalaciones de la Fiscalía en el municipio de Tehuacán, donde se encuentra a la espera de que se le inicie un proceso legal.La @FiscaliaPuebla cumplió orden de aprehensión contra Felipe de Jesús N., Presidente Municipal de #Tehuacán, por la probable comisión del delito de Uso Ilícito de Facultades y Atribuciones en agravio del Ayuntamiento que representa, quedando a disposición del Juez de Control. pic.twitter.com/5VGESPIu5U— FGE Puebla (@FiscaliaPuebla) November 16, 2019“Me robaron el teléfono, es la gente que nos cuida, además sufrí agresión física allá adentro y ni siquiera las manos he metido”, reprochó Sergio Patjane, tras ser expulsado de las instalaciones ministeriales.El Ayuntamiento de Tehuacán señaló que esperará que las autoridades ministeriales emitan una postura.“Hasta este momento, la Fiscalía General del Estado no ha informado oficialmente al Cabildo la situación legal del Presidente Municipal Felipe de Jesús Patjane Martínez”, comunicó.“El Cabildo de Tehuacán seguirá transmitiendo a la ciudadanía la información oficial, bajo el entendido de que se evitará afectar la labor de la Fiscalía General del Estado”, abundó.Hace unos meses, en redes sociales se ofreció una supuesta recompensa de 200 ,000 pesos por la cabeza del presidente municipal de Tehuacán, Puebla, Felipe Patnaje (Foto: Facebook y Twitter)El pasado 6 de noviembre, la sindicatura municipal aprobó un proceso de revocación en contra del alcalde, que llegó al cargo postulado por la coalición Juntos Haremos Historia integrada por: Morena, PT y PES, por presuntas irregularidades, entre las que destaca una presunta deuda de 120 millones de pesos por malos manejos.El proceso se encuentra en revisión en el Congreso estatal, donde diputados de Morena han considerado viable su desafuero, después de que el gobernador Miguel Barbosa fue el que ventiló en un acto público la cantidad millonaria que se debe.El alcalde Felipe Patjane Martínez respondió ese mismo día que la sesión de Cabildo municipal en su contra fue ilegal y que su lejanía no era para huir de la justicia, sino para gestionar recursos en la legislatura estatal.“Estoy enterado de lo que se ha suscitado en las últimas horas, un Cabildo sin fundamento, un Cabildo completamente ilegal, estoy enterado también de todas las situaciones legales en las que podemos incurrir”, expresó.El presidente municipal enfrentará proceso de desafuero (Foto: Facebook Ayuntamiento de Tehuacán)Patjane Martínez ganó las elecciones de 2018 y su cargo tendría que terminar hasta el próximo 2021.El 13 de octubre, al acudir al primer informe de labores de Patjane Ramírez en Tehuacán, el gobernador Miguel Barbosa reveló que el ayuntamiento local está quebrado, pues debe 120 millones de pesos.Sostuvo que la comunidad ya no tiene viabilidad financiera, por lo que para salir adelante de la deuda que tiene el gobierno del estado entrará para salvarle.Dos días después, el 15 de octubre, Felipe Patjane Ramírez solicitó un amparo contra cualquier orden de aprehensión en su contra.El gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta ventiló en un evento público la millonaria deuda del municipio de Tehuacán (FOTO: Mireya Novo /Cuartoscuro)El juzgado Primero de Distrito de Amparo en Materia Penal otorgó al presidente municipal de Tehuacán la suspensión provisional de una eventual orden de aprehensión en su contra.El gobernador Barbosa Huerta expresó su sorpresa por el trámite de dicho recurso legal, pero dejó claro que desde la administración estatal no existe la intención de promover la destitución del edil.“Entiendan esto: es un asunto que tiene que revisarse por los órganos municipales, hay una Contraloría municipal y hay un conjunto de cosas. Recuerden que son autoridades democráticamente electas”, aseveró.Agregó que la Secretaría de la Función Pública estatal no intervendrá. “No puedes, la Secretaría de la Función Pública del Estado no revisa a los municipios, lo revisa la Auditoría Superior del Estado”, concluyó.MAS SOBRE ESTE TEMA:Pusieron precio a la cabeza del presidente municipal de Tehuacán, PueblaDespiden a funcionaria de Puebla que gastó una excesiva cantidad de dinero en papeleríaMiguel Barbosa: de ex candidato a gobernador a centro de críticas

Leer más »

En Vivo: primera jornada del Corona Capital

La décima edición del festival Corona Capital por fin llegó, y para los que no tuvieron oportunidad de ir, el streaming oficial del “Capítulo 10” estará disponible tanto el sábado 16, como el domingo 17, para poder disfrutar de los actos que tiene el festival.Aunque habrá algunos minutos de atraso entre los actos en vivo y la transmisión, las personas podrán ver las presentaciones de muchas bandas. El sábado estarán disponibles dos transmisiones diferentes, para lograr captar la mayoría de artistas posibles. En la primera, Señal Corona, estarán Blossoms, St. Lucia, King Princess, Cat Power, Phantogram, Travis, Dirty Projectors, Two Door Cinema Club, y The Strokes. Por otro lado, en Señal Capital estarán Shaed, Sales, Bad Suns, Noah Cyrus, Miami Horror, Alice Merton, Poolside, The B52s, Tycho, Franz Ferdinand, Weezer, Nick Murphy fka Chet Faker. Este año se celebra el décimo aniversario del festival. Lo que empezó como un experimento, se transformó en uno de los festivales más importantes de México. Es por esta razón que el cartel cuenta con una gama de artistas tanto nacionales como internacionales. Su combinación de artistas complacerán tanto a veteranos del festival, como a los que apenas inician sus experiencias “festivaleras”.Este año el cartel tiene a bandas pioneras que ayudaron a dar renombre al festival. Grupos como Interpol, The Strokes y Franz Ferdinand ya han venido en ediciones pasadas. Mientras que una de las artistas que tendrá su debut en el país, será Billie Eilish, quien es una de las más esperadas de esta edición y cerrará el escenario Corona Light. Aunado a todo esto, también habrá nuevas activaciones y un nuevo lugar en donde escuchar música: el escenario SEAT. Billie Eilish es uno de los actos más esperados del domingo (Foto: archivo)Además, para esta edición, el festival se comprometió a ser más amigable con el medio ambiente. Aparte de seguir con los vasos de papel, elaborados con fécula de maíz, también se hizo un muro con el logo del festival, pero el material de sus ladrillos está hecho de sargazo proveniente de las playas de Quintana Roo. Al termino del festival, estos se quitarán y se donarán para construir escuelas en comunidades de bajos recursos.Este sábado, las actividades iniciaron a las 14:00 horas con la presentación de Phosphorescent en el escenario Corona Light, y según el horario, se espera que termine a la media noche, con The Strokes cerrando el primer día. Maimi Horror fue una de las bandas más esperadas, pues puso a bailar a todos los asistentes de la carpa Levi’s, mientras que la alemana Alice Merton se presentó por primera vez en la capital azteca. Experiencias únicas que sólo se viven en #CoronaCapital19 😍 pic.twitter.com/tgD0CoCG2y— Corona Capital (@CoronaCapital) November 16, 2019Cat Power tomó el escenario Corona Light a las 17:30 horas, mientras que The B-52S hicieron del escenario principal una máquina del tiempo gracias a su vestuario retro y a su interpretación de la clásica “Red Lobster”. El dueto originario de Nueva York, Phantogram, transformó el escenario Doritos con su espectáculo de luces, que acompañaron a su rock electrónico. El escenario Corona se vio cada vez más lleno por quienes esperaban la llegada del grupo Franz Ferdinand, mientras tanto el escenario SEAT cerró con la actuación del indie pop inglés de Amber Bain, conocida como The Japanese House.Mientras tanto, los actos más esperados de la noche se acercan y por el momento, en la señal Corona se encuentra Two Door Cinema Club, mientras que en la señal Capital está Weezer.Mientras que el domingo, las presentaciones comenzarán en el escenario Corona a las 14:10 horas con The Front Bottoms y cerrará el festival, en ese mismo escenario, Interpol, quien está programado para aparecer a partir de las 22:40.MÁS SOBRE ESTE TEMACorona Capital 2019: los siete grupos que encabezarán el festivalFestival Ceremonia 2020 se realizará por primera vez en CDMX y ésta será su sedeVive Latino: el festival mexicano de música anunció las fechas para la edición 2020

Leer más »

Luis Almagro denunció que dos ciudadanos argentinos se infiltraron en la misión de auditoría de la OEA

Luis Almagro, secretarios general de la OEA. (Photo by Olivier Douliery / AFP) (OLIVIER DOULIERY/)Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), reveló que dos ciudadanos argentinos se infiltraron en la misión que auditó las elecciones generales de Bolivia que se celebraron el pasado 20 de octubre.Fuentes de la OEA le aseguraron a Infobae que los argentinos infiltrados son Santiago Eguren y Gerónimo Javier Ustarroz.“Nos enteramos que había dos espías argentinos en la misión de auditoría, no eran técnicos con capacidades electorales, es un despropósito, eso no se hace, es inmoral”, dijo Almagro, en una entrevista al diario Excelsior de México.Los resultados de los comicios, que la oposición los denunció por fraude y que luego un informe técnico de la OEA confirmó las irregularidades, generó un estallido social en Bolivia que obligó la renuncia de Evo Morales. Evo Morales durante una entrevista en Ciudad de México. (REUTERS/Edgard Garrido) (EDGARD GARRIDO/)“Había mucha información confidencial, con pruebas testimoniales y personas a las que había que proteger. Esa información no la puede estar agarrando cualquier persona”, dijo el secretario general de la OEA.Por otra parte, como ya lo había mencionado en otra ocasión, Almagro dijo que el ex presidente Morales tiró su legado político por la borda en su intento de cometer un supuesto fraude con la intención de permanecer en el poder. “Nunca lo voy a entender, pero no lo voy a juzgar. Fue el primer presidente indígena y trabajó toda una construcción social”, dijo.Además, el secretario general de la OEA sugirió que Evo Morales debe colaborar con la justicia boliviana para esclarecer los hechos que provocaron el estallido social. Protestas en Cochabamba. (Photo by STR / AFP) (STR/)“Es importante determinar las responsabilidades políticas. Es poco probable que se les haya ocurrido nada más a las autoridades del órgano electoral, es un esquema muy amplio”, dijo.Según Almagro, cuando Morales se enteró de las conclusiones del informe de la OEA pidió que no se diera a conocer. “Así no es como funciona, hay que hacerse responsable de lo que uno hizo”, dijo Almagro. “¿Cuántos procesos más como quería hacer como ese? Eso tenía que parar ahí”, dijo.La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) contabilizó este sábado cuatro fallecidos más en las manifestaciones en Bolivia respecto a su balance de la víspera, totalizando en “por lo menos 23” los muertos desde el estallido de la crisis en octubre en este país.MÁS SOBRE ESTE TEMA:El Papa pide rezar por la paz en BoliviaBolivia: qué dice el decreto firmado por Jeanine Áñez sobre la actuación de las Fuerzas Armadas que se viralizó en las redes socialesBachelet advirtió del rumbo que ha tomado la situación en Bolivia: “Lejos de apaciguar la violencia, es posible que la empeore”

Leer más »

Una nueva modalidad de financiamiento social

Ronald CohenEn marzo de 2010, dos meses antes de las elecciones generales del Reino Unido, el gobierno de Gordon Brown selló un acuerdo histórico (que había empezado a gestar Tony Blair) con la organización sin fines de lucro Social Finance: por siete años el gobierno inglés cedía a Social Finance la administración del programa de convictos por delitos menores de la cárcel de Peterborough; el objetivo era reducir en dicho plazo la tasa de reinicidencia en delincuencia en un 20%. Social Finance, fundada y liderada por Sir Ronald Cohen -reconocido como el padre de las finanzas de riesgo- se hacía responsable de obtener los fondos para poner en marcha el programa y recaudó 5 millones de libras esterlinas, aportados por varias fundaciones filantrópicas y la Lotería Nacional Inglesa.Social Finance, de la mano de varias organizaciones que brindaban servicios de contención psicológica y reinserción laboral a los convictos, aspiraba a disminuir la reincidencia y, como premio, el Estado inglés devolvería a los inversores el total de los fondos, sumando un 13% de interés. Este acuerdo se basaba en lo que el Estado inglés se ahorraba al disminuir la población carcelaria (o al disminuir la reincidencia).La revolución cultural Imaginemos la revolución cultural que implica esta nueva modalidad de financiamiento que permite a los ONG cumplir con sus objetivos, a los inversiones recuperar su inversión con una renta y al Estado reconocer el impacto social que tiene solucionar un problema con el correspondiente ahorro para los recursos públicos.El Estado ahorra mucho presupuesto público cuando permite que la inversión de riesgo privada asuma el financiamiento de programas de impacto social y solo reintegra esos fondos más una renta razonable, si se comprueban los resultados positivos a partir de indicadores de cambio concretos.Una acción clave para el éxito fue que una ONG recibiera a los internos a la salida de la cárcel. Habitualmente, los convictos ya liberados salían con 50 libras y muchas veces no había nadie que los esperara, salvo la cadena del narcotráfico para retener mano de obra del delito. Algo tan de sentido común como esperarlo a la salida de la cárcel, contenerlo y darle trabajo, resultó en una retorno económico impensado en el mundo de la filantropía, para una fundación inglesa dedicada a aliviar la pobreza como la Paul Hamlyn Foundation que invirtió en el proyecto, entre otras.Este novedoso contrato social dio nacimiento a una nueva economía que puede catalizar un cambio social, ambiental y cultural más equitativo. Se la bautizó la Economía de Impacto que, junto con la revolución digital, serán las modalidades que cambiarán la manera de trabajar y de abordar los grandes temas que nos atraviesan a los ciudadanos de tantos países.Con la Economía de Impacto el Estado genera grandes ahorros al encontrar soluciones nuevas a problemas viejos y nuevos, mientras los especialistas en temas sociales realizan la inversión. Además, el mercado encuentra una manera efectiva y redituable de resolver grandes conflictos sociales muy costosos y dañinos para toda la sociedad y el Sector Social, el gran actor en cuestión, logra la gran articulación con el Estado y el mercado poniendo manos a la obra a la resolución de estos problemas.Un nuevo paradigmaHace más de 40 años que las democracias desarrolladas ven a las organizaciones del Sector Social como una alternativa muy relevante para brindar las respuestas que antes daba el Estado a distintos problemas sociales. Pero se entendía que estas organizaciones no tenían la escala ni la facultad regulatoria del Estado para convertir en política pública las soluciones efectivas e innovadoras que acercaban al tablero social.Ahora, gracias a la Economía de Impacto, el mundo de las innovaciones sociales está viviendo un nuevo paradigma, que nutre de esperanza el futuro de todos los que queremos vivir en democracia pero que necesitamos urgentemente que la democracia nos demuestre que puede encontrar una solución a los grandes temas que la aquejan.Sir Ronald Cohen lidera este nuevo movimiento social en el que ha involucrado al G8 y a cientos de fondos de inversión, así como a gobiernos como el de Canadá, Israel, Mozambique, Paquistán, Irlanda, por mencionar solo algunos. Crearon el Global Steering Group, un movimiento mundial para promover este método innovador de financiar servicios sociales centrado en los resultados y basado en los vínculos y la colaboración de todos los sectores de la sociedad.Los referentes mundiales de este novedoso movimiento que está identificando nuevas oportunidades sociales para gobiernos, emprendedores sociales y para empresas, se reunirán en Buenos Aires el próximo lunes 18 y martes 19 de noviembre en el GSC Imact Summit Latin America 2019. Estamos todos invitados.La autora es directora ejecutiva de la Fundación Compromiso

Leer más »