Inicio / Últimas Noticias / La feroz resistencia de una mujer que no quería ser detenida arriba de un colectivo

La feroz resistencia de una mujer que no quería ser detenida arriba de un colectivo

En el marco de la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno nacional, mientras se recrudecen los controles para garantizar la permanencia de la sociedad en sus hogares y que solo transiten por la vía pública los trabajadores que cumplen servicios esenciales, un colectivo de la línea 67 tuvo que interrumpir su recorrido luego de que una pasajera presentara síntomas compatibles con coronavirus.

El hecho ocurrió ayer por la mañana, cuando el micro transitaba por el barrio porteño de Recoleta. Al parecer, uno de los 10 pasajeros denunció que una mujer tosía dentro de la unidad. Tras el alerta, intervino la Policía de la Ciudad, que detuvo el colectivo e inmediatamente llamó a personal del SAME para activar el protocolo ante un posible caso de COVID-19.

En un video que circula por redes sociales se ve a la potencial infectada portando un barbijo y negándose a ser tratada por el personal médico. Además de la irresponsabilidad de violar la cuarentena y viajar en un transporte público con síntomas del virus que tiene en vilo al mundo, la mujer intentó resistirse a que se le tome la temperatura y atinó a escapar: “Abrime la puerta”, se la escucha pedirle al chofer en reiteradas oportunidades. “¿Por qué yo me tengo que aguantar todo esto?”, preguntó ante la mirada y los comentarios de los pasajeros que exigían que sea esposada. “¿Se da cuenta que está poniendo en riesgo mi salud también?", le reprocha el personal del SAME.

Finalmente, la mujer fue trasladada al Hospital Muñiz para ser sometida a los testeos para corroborar si tiene o no COVID-19. Alberto Crescenti, titular del servicio de emergencias porteño que intervino en el caso, informó que la pasajera “presentaba antecedentes previos por trombosis". “Cuando se le preguntó empezó a dar datos falsos”, reveló sobre la actitud de la mujer que "estaba tosiendo”, aunque luego confesó que “estuvo en contacto con gente que había estado donde circula el virus, por eso la trasladamos al Muñiz para hacer estudios”.

“Tenemos que determinar si tenía fiebre, hay que hisopar y ver qué ocurre, es joven”, concluyó Crescenti. Si bien el resto de los pasajeros no mantuvo contacto estrecho con la mujer, el conductor los trasladó a cada uno a sus hogares para ponerse en cuarentena.

(Foto: Franco Fafasuli) (Franco Fafasuli/)

La imagen de la Panamericana atascada de autos, a la espera de que las fuerzas de seguridad corroboren si los conductores estaban habilitados a circular, graficó la dificultad del Gobierno para contener a los irresponsables que no acatan la cuarentena obligatoria. De hecho, un automovilista que venía de Brasil, incumpliendo con el decreto, protagonizó un escándalo cuando se molestó por el pedido de documentación. El joven fue escoltado hasta su domicilio, pero ni bien los móviles policiales abandonaron la cuadra, volvió a violar la cuarentena obligatoria huyendo en su camioneta.

Para reforzar los controles, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció este martes el cierre con vallas de 56 de los 111 accesos a la Capital Federal. Lo expuso el vicejefe porteño, Diego Santilli, en una conferencia de prensa en la que advirtió, a su vez: que la medida se aplicaría desde ayer a la tarde y que los pasos restringidos contarán con vallado y control permanente por efectivos policiales, que podrán habilitar el tránsito en caso de una emergencia comprobable.

Seguí leyendo:

Coronavirus: más de 500 mil personas ya se autoevaluaron con la app que lanzó el Gobierno

Confirmaron 86 nuevos casos de coronavirus en la Argentina y el total de infectados asciende a 387

El Gobierno publicará decretos para impedir el corte de servicios por 180 días y evitar la inhabilitación de cuentas bancarias por cheques sin fondos

Coronavirus: murió una persona en Chaco y otra en Mar del Plata y ya son seis las víctimas fatales en la Argentina

Chequea también

Cataluña confinó a más de 200.000 personas por rebrotes de coronavirus

Foto de archivo de un policía mirando al público que disfruta de un día de playa en Barcelona (21 de junio de 2020) (REUTERS/Nacho Doce) (Nacho Doce/)Las autoridades catalanas ordenaron este sábado el confinamiento de unos 200.000 habitantes en Lérida (nordeste) de España, debido a la multitud de brotes del nuevo coronavirus que registra esta región.“Hemos decidido confinar la zona del Segrià (alrededor de la ciudad de Lérida), sobre la base de datos que confirman un crecimiento muy importante del número de contagios de COVID-19”, declaró a la prensa el presidente de la región, el independentista Quim Torra, que aseguró que el confinamiento empieza a las 12:00 (10:00 GMT), y restringe las entradas y salidas de la zona.La zona afectada está situada al sur de la provincia, en el límite territorial con las provincias de Huesca y Zaragoza y agrupa a 38 municipios, entre ellos la ciudad de Lérida. La población de la comarca es de poco más de 200.000 habitantes y tiene 1.400 kilómetros cuadrados de superficie. Miquel Buch, consejero de Interior del Gobierno de la Generalidad de Cataluña, informó que Segrià dictó una resolución por la que hasta las 16:00 de hoy se permitirá la salida a todas las personas que no tengan su domicilio habitual en alguna de esas poblaciones y la entrada a los residentes que estén afuera. Pasado ese plazo, según recogió El País, se prohibirá toda entrada y salida de vecinos, excepto por motivos laborales. Las restricciones afectarán también al transporte y el comercio.Buch subrayó que “a partir del lunes será necesario el certificado de autoresponsabilidad y, a partir del martes, el certificado de empresa para las personas que hayan de entrar o salir del Segrià para trabajar”. La Conselleria de Salud informó el viernes que hay 4.030 casos de coronavirus en la provincia de Lleida, 60 más que en el balance del jueves.Por su parte, la consejera de Salud, Alba Vergés, pidió “reducir al máximo los encuentros. Es imprescindible reducir la actividad social y están prohibidas las reuniones de más de diez personas. Hace falta reducir los encuentros en sí y el número de personas que acuden a ellos tanto en el Segrià como en toda Cataluña”.Para evitar más contagios, el Gobierno español reforzó desde este miércoles el personal para realizar los controles sanitarios a todos los pasajeros que llegan al país por vía aérea o marítima, que podrán incluir la toma de temperatura, un control documental y un control visual sobre el estado del pasajero.Por otro lado, el Gobierno de la región Navarra pidió “contención” a las empresas de transporte de pasajeros para frenar la llegada de personas a la capital, Pamplona, del 6 al 14 de julio, fechas de celebración de la popular fiesta de Sanfermines, que cada año reúnen a cientos de miles de personas de todo el mundo, y que este año no tendrán lugar.MÁS SOBRE ESTE TEMA:Sunetra Gupta, epidemióloga de Oxford: “La cuarentena no es una respuesta solidaria porque hay muchísima gente que no puede sostener esa estrategia”EEUU registró un nuevo récord de contagios de COVID-19 al sumar 57.683 casos en 24 horas

Rusia reporta más de 10.000 muertos por covid-19

Rusia anunció el sábado que ha reportado más de 10.000 muertos por coronavirus, una cifra muy inferior a la de otros países con grandes brotes de covid-19.El número de fallecidos se eleva a 10.027, según la página web del gobierno, que señala que en las últimas 24 horas se han registrado 168 decesos por covid-19.Rusia ha confirmado 674.515 casos, el tercero en el mundo en número de infectados por detrás de Estados Unidos y Brasil, aunque el índice diario de infecciones ha caído en los últimos meses.La tasa de mortalidad del país es muy inferior a la de otros países vecinos con grandes números de contagiados, lo que suscita el temor de que las cifras puedan ser más altas.Rusia ha reconocido que las cifras de fallecidos que refleja la página web del gobierno solo incluye casos en los que el virus fue la principal causa de la muerte.La agencia oficial de estadísticas publicó información nacional de abril, donde el número de fallecidos ascendió a 2.712, más del doble que los reportados por el gobierno (1.152) en ese mes.Esto se debe que a la aplicación de las recomendaciones de la Organización Mundial de Salud sobre la definición de muerte por virus, y que incluye los casos en que la víctima dio positivo pero no se consideró el virus como la causa principal del fallecimiento o en el caso de que no hubo diagnóstico positivo pero según la autopsia, el coronavirus fue la principal causa del fallecimiento.El departamento de Salud de la ciudad de Moscú publicó estadísticas de fallecidos en mayo utilizando este método de conteo que muestran 5.260 muertes por virus en ese mes, frente a los 3.929 que reporta el gobierno.am/af/me