Inicio / Últimas Noticias / El virus sigue expandiéndose y podría demorar los JJOO

El virus sigue expandiéndose y podría demorar los JJOO

TOKIO (AP) — Mientras los contagios se disparaban en Europa y Estados Unidos y la economía mundial seguía cayendo, Japón insinuó el lunes que la próxima víctima de la pandemia del coronavirus podrían ser los Juegos Olímpicos de Tokio de 2020.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, admitió que aplazar el evento más importante del deporte podría ser inevitable. Después Canadá y Australia agravaron la enorme presión sobre los organizadores al plantear que quizá no enviarían deportistas a Tokio este verano.

“Si resulta difícil celebrarlo al completo, la decisión de aplazarlo sería inevitable”, dijo Abe.

El tremendo dolor de cabeza de repensar la logística de un evento planificado durante años, sin mencionar el enorme coste y el golpe que supondría para el orgullo nacional, sería sólo un nuevo ejemplo de cómo lo que antes era impensable ahora es una realidad, ante el empuje de un virus que está desmoronando la vida cotidiana.

La acumulación de eventos cancelados, trabajo perdido o modificado y una reducción generalizada del gasto y la interacción está lastrando a las economías. En Estados Unidos, los políticos negociaban un enorme paquete de rescate que podría equivaler a casi 2 billones de dólares.

El pico de contagios ha provocado escasez de material médico en muchos lugares. España levantó un hospital de campaña en un centro de convenciones. Personal médico británico pedía más equipamiento, diciendo que se sentían como “carne de cañón”. Y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó que se enviaran módulos hospitalarios portátiles a Washington, California y Nueva York.

Mientras crecía la sombra del virus, continuaba el recuento de políticos y celebridades que anunciaban haber dado positivo o se ponían en cuarentena.

El republicano de Kentucky Rand Paul fue el primer senador estadounidense en anunciar que estaba infectado. El superastro de la ópera Plácido Domingo anunció que padecía COVID-19, la enfermedad que produce el virus, mientras que la canciller alemana, Angela Merkel, se puso en cuarentena después de que un médico que le puso una vacuna diera positivo.

Para la mayoría de la gente, el nuevo coronavirus causa sólo síntomas leves o moderados, como fiebre y tos. Pero algunos, especialmente ancianos y personas con problemas médicos previos, pueden sufrir complicaciones más graves como neumonía.

Las infecciones seguían subiendo el domingo en Italia, que alcanzó 59.000 casos y 5.476 muertes. El primer ministro de India pidió a los 1.300 millones de habitantes del país que se quedaran en casa, con resultados dispares.

Australia aplicó el lunes un cierre a bares, gimnasios, cines, clubes nocturnos, restaurantes y otros establecimientos que reunían a grandes grupos de personas.

Japón parecía haber evitado por el momento un contagio descontrolado del virus, como temían algunos. Pero para muchos allí, el destino de los Juegos Olímpicos de 2020 ha sido una preocupación diaria.

Muchos miembros del gobierno han insistido en que el virus no obligaría a hacer cambios en los juegos, que debían comenzar el 24 de julio en Tokio.

Pero ese mensaje flaqueaba el lunes.

El Comité Olímpico Internacional anunció un plan para analizar la situación en las próximas semanas y tomar una decisión, lo que podría incluir un aplazamiento.

Australia, por su parte, emitió un comunicado recomendando a sus deportistas que se preparasen para unos Juegos Olímpicos en 2021.

Abe descartó una cancelación y dijo el lunes que confiaba en que el COI tomara una decisión pronto si se aplazaban los juegos, porque el proceso requeriría mucho trabajo y las autoridades tendrían que empezar a hacer cambios lo antes posible

La antorcha olímpica llegó el viernes pasado al norte de Japón para iniciar los relevos el 26 de marzo, aunque las autoridades intentaban evitar grandes aglomeraciones a lo largo del recorrido.

Japón tenía el domingo 1.719 casos confirmados del virus, incluidos 712 de un crucero con 43 muertes.

Por ahora el país ha logrado frenar la curva de contagio, aunque los expertos han encontrado cada vez más focos de infección en zonas urbanas de origen desconocido.

Mientras otros países trataban de contener el virus, la ciudad china de Wuhan, donde comenzó el brote, dijo el lunes que permitiría movimientos limitados tanto dentro de la ciudad como para salir, suavizando las restricciones tras varios meses.

La provincia de Hubei, donde se encuentra Wuhan, tiene 67.800 casos, la mayoría de los 81.093 de China. Los primeros contagios se detectaron allí, y Wuhan fue la primera ciudad en quedar aislada.

Las noticias en círculos empresariales eran menos prometedoras.

Singapore Airlines dijo que reduciría el 96% de su capacidad hasta finales de abril. La aerolíneas se han visto muy afectadas por las restricciones de frontera introducidas para frenar el COVID-19, la enfermedad que produce el virus.

Por su parte, la compañía surcoreana de bajo coste Eastar Jet anunció el cierre temporal de todos sus vuelos internos, días después de paralizar los vuelos internacionales que aún operaba.

En Nueva York se acabaron desde los planes infantiles para jugar a los picnics o los juegos de baloncesto, después de que las autoridades impusieran duras restricciones para combatir el virus. Se temía que el estado pudiera convertirse en uno de los lugares más afectados del mundo.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ordenó cerrar todos los negocios o esenciales y que los trabajadores no esenciales se quedaran en casa a partir del domingo por la noche, endureciendo las restricciones previas.

Los hospitales de la ciudad de Nueva York estaban a 10 días de quedarse sin “suministros muy básicos”, indicó el domingo por la noche el alcalde, Bill de Blasio. “Si no conseguimos el material, literalmente vamos a perder vidas”, dijo a CNN.

El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, prometió en una intervención en CBS que los suministros empezarían a llegar pronto e irían “claramente dirigidos a aquellos lugares que más los necesitan”.

Pero los esfuerzos de aprobar un paquete rápido de ayudas tropezaron en el Congreso. El Senado de Estados Unidos votó en contra de dar luz verde a un paquete de rescate valorado en 2 billones de dólares. Los demócratas alegaron que favorecía a las corporaciones en lugar de a los trabajadores y servicios médicos. Las negociaciones seguían en marcha.

En todo el mundo se han infectado más de 335.000 personas, y más de 14.600 han muerto, según la Universidad John Hopkins. En Estados Unidos había más de 97.800 personas, la mayoría en China.

___

Periodistas de Associated Press en todo el mundo contribuyeron a este despacho.

___

The Associated Press recibe apoyo del Departamento de Educación Científica del Instituto Médico Howard Hughes para su cobertura de salud y ciencia. AP es la única responsable de su contenido.

Chequea también

La ONU detecta niveles elevados de radiación en el norte de Europa

EFE/KIMIMASA MAYAMA /Archivo (KIMIMASA MAYAMA / POOL/)Viena, 3 jul (EFE).- Dos organismos nucleares de Naciones Unidas han detectado en el noreste de Europa elevados niveles de radioisótopos, aunque aseguran que no suponen ningún riesgo, y cuyo origen se cree puede ser una central nuclear en la zona del Báltico.El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) afirmó hoy en Viena que, según la información recibida de 47 países, "la concentración en el aire de las partículas es muy baja y no supone un riesgo para la salud humana o para el medioambiente".El OIEA indica que esos niveles de radioisótopos, ligeramente por encima de los habituales, tienen probablemente su origen en un reactor nuclear que está en funcionamiento o en mantenimiento.El organismo ha descartado que la fuga tenga que ver con la manipulación inadecuada de material nuclear y no cree que el suceso tenga su origen en una planta de procesamiento de combustible, una piscina de combustible nuclear gastado o en instalaciones industriales o médicas.El OIEA afirma también que "aún no ha sido determinado el origen geográfico de la emisión.Por su parte, la Organización del Tratado de Prohibición Completa de Ensayos Nucleares (CTBTO), también con sede en la capital austríaca, informó el pasado domingo de que una de sus estaciones de medición en Suecia había detectado niveles anormales de Rutenio y Cesio ( Ru-103, Cs-134 y Cs-137).La CTBTO publicó un mapa que ubicaba en una amplia región alrededor del Báltico el posible origen de la fuga.Un total de 29 países europeos, entre lo que estaban todos los ubicados en esa zona, menos Rusia y Bielorrusia, informaron voluntariamente al OIEA al lunes siguiente de que no habían registrado incidentes que pudieran explicar esas mediciones.Rusia y otros siete países se ha sumado luego a esa lista de países que han facilitado información, además de otros diez de Asia, África y América a los que el OIEA no había solicitado datos.

Bélgica retoma la búsqueda de un Gobierno estable

La primera ministra, la liberal francófona Sophie Wilmès. EFE/EPA/OLIVIER HOSLET / Archivo (OLIVIER HOSLET / POOL/)Bruselas, 3 jul (EFE).- Apenas se ven mascarillas, los cines reabren con aforo reducido y los equipos deportivos retoman los entrenamientos. Al calor de los buenos datos sanitarios, la nueva normalidad se abre paso en Bélgica, que en abril era uno de los países del mundo más golpeados por la COVID-19.Al igual que en las guarderías, los gimnasios o los restaurantes, el lento despertar de lo cotidiano se proyecta también en la vida política, que va recuperando su actividad habitual. Y aunque las negociaciones no cesaron durante el confinamiento, resurge ahora el interés por la búsqueda de Gobierno estable, una empresa que arrancó en diciembre de 2018.Se debe, en parte, a que la primera ministra, la liberal francófona Sophie Wilmès, vuelve a estar oficialmente en funciones desde el 1 de julio, ya que no ha buscado renovar los tres meses de confianza que obtuvo del Parlamento federal en marzo para disponer de "poderes especiales" por la pandemia, pues la situación sanitaria ya no lo requiere.Esos poderes permitían al minoritario Ejecutivo de Wilmès, formado por liberales valones, liberales flamencos y democristianos flamencos (38 de los 76 escaños de la mayoría absoluta), gestionar por decreto durante la pandemia sin necesidad de aprobar medidas que normalmente precisarían el respaldo de la cámara.Pero las cifras médicas marcan un claro descenso, con 89 nuevos contagios diarios de media en la última semana frente a los 2.319 positivos al día que llegaron a registrarse en abril.Y la sensación de peligro se ha ido desvaneciendo en ese pequeño Estado dividido entre el Norte flamenco y el Sur valón que en la última década ha pasado más de tres años con Gobierno en funciones.Entre 2010 y 2011 fueron 541 días, lo que supuso un récord mundial para un Estado soberano, batiendo ampliamente a Irak (289 días). Ahora se habría superado esa marca si sólo se tienen en cuenta los días transcurridos desde el último primer ministro con plenos poderes "reales".Han pasado 573 días desde que el 8 de diciembre de 2018 cayera el Gobierno federal del liberal francófono Charles Michel, entonces primer ministro. Pero desde entonces, en el país de la cerveza y los mejillones técnicamente ha habido tres gobiernos en funciones, dos primeros ministros y un Ejecutivo con poderes especiales.Cuando los nacionalistas flamencos de la N-VA retiraron su apoyo al Gobierno de Michel hace un año y medio por su apoyo al Pacto Mundial para la Migración de la ONU, el rey Felipe de los belgas le pidió que aguantara seis meses en funciones, hasta las elecciones programadas en mayo de 2019.Pero esos comicios arrojaron un Parlamento aún más dividido y fragmentado, con un Sur donde ganaron socialistas y ecologistas y un Norte donde se impusieron las formaciones nacionalistas de derecha y de extrema derecha.El rey, en calidad de jefe del Estado de una monarquía parlamentaria y federal, fue encargando a varios negociadores que explorasen posibles coaliciones de Gobierno. Pero han fracasado uno detrás de otro.Entretanto, Charles Michel encontró acomodo como presidente del Consejo Europeo y su compañera de filas Sophie Wilmès heredó el Gobierno en funciones de Bélgica en octubre de 2019, mientras los doce partidos con representación parlamentaria continuaban con las infructuosas conversaciones para formar un Ejecutivo.La hipótesis de repetir las elecciones ha sido recurrente en la prensa local. Pero no termina de materializarse en un país donde prima la cultura de la negociación y en el que nunca se han repetido unos comicios federales desde la aprobación de la Constitución en 1831.Además, un sondeo del instituto Ipsos publicado el pasado 19 de junio constata una tendencia que persiste desde marzo y que complicaría aún más el paisaje político: el partido de ultraderecha Vlaams Belang superaría a los nacionalistas flamencos de la N-VA y se convertiría en la primera formación de Flandes, con el 27,7 % de los votos en esa región.La penúltima propuesta para salir del laberinto, presentada por los Socialistas valones (PS) y flamencos (sp.a), contemplaba reunir a las familias socialdemócratas, liberales y cristianodemócratas francófonos y flamencos en un Gobierno minoritario de 71 diputados, a cinco de la mayoría absoluta.Pero no parece haber recabado apoyos y ahora la pelota está en el tejado de los tres partidos en el actual Gobierno, liberales flamencos y francófonos y cristianodemócratas flamencos, que intentan inventar otra combinación de partidos.El objetivo es recabar apoyos antes del 21 de julio, día de la Fiesta Nacional de Bélgica. Pero ante la dificultad de la tarea planea la posibilidad de convocar nuevos comicios después de septiembre, cuando la primera ministra en funciones tiene previsto someterse a una moción de confianza. Javier AlbisuRecursos de archivo en www.lafototeca.com. Códigos: 12477278, 12359756, 12425449 y otros