Inicio / Últimas Noticias / Norte de México teme volver a los días de violencia

Norte de México teme volver a los días de violencia

VILLA UNIÓN, México (AP) — El presidente de México Andrés Manuel López Obrador mantiene su apuesta por una postura de “abrazos, no balazos” para enfrentar al crimen organizado, pero después de que hombres armados intentaron invadir un pueblo en el estado de Coahuila, en el norte del país, algunos creen que solo una estrategia contundente podrá evitar el resurgimiento de los cárteles en la región.

El miedo se ha apoderado de los vecinos de Villa Unión, una localidad ubicada a 65 kilómetros de la frontera con Texas, tras el ataque del pasado fin de semana que dejó el centro de la ciudad totalmente acribillado y causó la muerte de al menos 23 personas. Muchos entre los 6.000 habitantes temen un regreso de la violencia que se registró entre 2010 y 2013, cuando los sanguinarios Zetas reinaban la región con secuestros, extorsiones y desapariciones forzadas.

Y estos días han sido un recordatorio de lo que ocurrió en 2011 a tan solo 20 kilómetros del lugar, en el municipio de Allende, cuando una venganza entre miembros de Los Zetas dejó al menos 70 muertos, un número indeterminado de desaparecidos y decenas de casas destruidas o quemadas sin que las autoridades hicieran nada para evitarlo.

“A un narcotraficante no le puedes dar un abrazo y que no te responda con un balazo”, dijo un expolicía local de Allende, que tuvo que huir junto con 14 miembros de su familia debido a las amenazas de Los Zetas.

“Es la única forma de repelerles, la única manera de evitar que estas personas vuelvan a entrar y gobernar nuestros municipios a balazos”, agregó el hombre que pidió el anonimato por miedo a represalias. A su juicio, el ataque a Villa Unión es la muestra de que los criminales “quieren volver a apoderarse” de los pueblos.

Ese era el miedo de Sandra Zedillo, una trabajadora municipal. “Miro todo bien raro, tenemos miedo de que vuelvan”, dijo.

El temor invadió incluso al propio obispo de la diócesis, Alonso Garza Treviño, quien acudió al pueblo a dar apoyo a sus feligreses.

“Siempre está el riesgo”, dijo. “Somos un territorio muy codiciado por muchos grupos”.

El miedo y la impotencia se palpaban el martes durante el entierro de uno de los dos civiles que murió, un bombero y miembro de protección civil. “No es apropiado morir de esa manera”, lamentó Fernando Manzano, un compañero de un municipio cercano que acudió a la ceremonia.

El bombero fue secuestrado por los atacantes para que les ayudara a huir por los ranchos y brechas.

El sábado un comando de unos 150 individuos armados del Cartel del Noreste, una escisión de Los Zetas, sembró el terror.

Las fuerzas de seguridad repelieron el ataque. El saldo fue de al menos 17 atacantes, cuatro policías y dos civiles muertos y entre 70 y 80 viviendas dañadas, según los últimos datos difundidos por la alcaldesa, Narcedalia Padrón.

Las autoridades aseguran que Villa Unión es un punto estratégico para el tráfico de drogas y armas y creen que el Cartel del Noreste, que tiene su base en Nuevo Laredo, en el vecino estado de Tamaulipas, aspira a abrir nuevas rutas por esa zona. Otros creen que solo pretenden expandir los territorios bajo su control para todos sus negocios ilícitos. En cualquier caso, es precisamente en estos movimientos cuando la violencia siempre aumenta.

“Esto se va a poner peor”, afirmó un vecino que recordó los años de violencia y pidió el anonimato por temor. “Así pasó cuando andaban los Zetas, decían que no se quedarían, pero se quedaron”.

Para evitarlo, el gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, anunció el martes la puesta en marcha de tres bases militares en la región con 40 efectivos cada una, con la que asegura que Coahuila quedará “blindado” ante nuevos intentos de penetración.

La estrategia del gobernador del opositor Partido Revolucionario Institucional parece tener un tono muy distinto a la del gobierno federal. “No se trata de estar retando a los grupos criminales, se trata de salvaguardar a la población”, afirmó.

La política de seguridad de Coahuila en los últimos años ha estado marcada por la mano dura de los grupos de policía estatal que, en algunos casos, han sido señalados por abusos a los derechos humanos, pero muchos habitantes reconocen una reducción en la violencia en esta región fronteriza.

De hecho, aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador intenta esquivar la confrontación con los cárteles, los choques parecen inevitables.

A diferencia de lo ocurrido en Culiacán en octubre, cuando el cártel de Sinaloa sitió la ciudad durante horas después de un fallido intento de las autoridades por detener a un capo, y del asesinato de tres mujeres y seis niños méxico-estadounidenes en el fronterizo estado de Sonora, en Villa Unión nadie criticó la actuación de las fuerzas federales para repeler el ataque.

El pueblo se sintió aliviado por el despliegue de las fuerzas armadas, aunque algunos extrañan a presencia de la Marina. “Son los únicos en los que confío, con el resto (los criminales) se van a arreglar”, indicó un mecánico, también temeroso de dar el nombre.

Militares y policías peinaban todavía los ranchos de los alrededores para seguir buscando a los responsables del ataque del sábado, mientras las autoridades se esfuerzan por arreglar la fachada del ayuntamiento y los lugares más afectados. Pero de momento no hay policía local, los niños siguen sin ir a la escuela y el miedo permanece.

Chequea también

Rusia reporta más de 10.000 muertos por covid-19

Rusia anunció el sábado que ha reportado más de 10.000 muertos por coronavirus, una cifra muy inferior a la de otros países con grandes brotes de covid-19.El número de fallecidos se eleva a 10.027, según la página web del gobierno, que señala que en las últimas 24 horas se han registrado 168 decesos por covid-19.Rusia ha confirmado 674.515 casos, el tercero en el mundo en número de infectados por detrás de Estados Unidos y Brasil, aunque el índice diario de infecciones ha caído en los últimos meses.La tasa de mortalidad del país es muy inferior a la de otros países vecinos con grandes números de contagiados, lo que suscita el temor de que las cifras puedan ser más altas.Rusia ha reconocido que las cifras de fallecidos que refleja la página web del gobierno solo incluye casos en los que el virus fue la principal causa de la muerte.La agencia oficial de estadísticas publicó información nacional de abril, donde el número de fallecidos ascendió a 2.712, más del doble que los reportados por el gobierno (1.152) en ese mes.Esto se debe que a la aplicación de las recomendaciones de la Organización Mundial de Salud sobre la definición de muerte por virus, y que incluye los casos en que la víctima dio positivo pero no se consideró el virus como la causa principal del fallecimiento o en el caso de que no hubo diagnóstico positivo pero según la autopsia, el coronavirus fue la principal causa del fallecimiento.El departamento de Salud de la ciudad de Moscú publicó estadísticas de fallecidos en mayo utilizando este método de conteo que muestran 5.260 muertes por virus en ese mes, frente a los 3.929 que reporta el gobierno.am/af/me

Cataluña confinó a más de 200.000 personas por rebrotes de coronavirus

Foto de archivo de un policía mirando al público que disfruta de un día de playa en Barcelona (21 de junio de 2020) (REUTERS/Nacho Doce) (Nacho Doce/)Las autoridades catalanas ordenaron este sábado el confinamiento de unos 200.000 habitantes en Lérida (nordeste) de España, debido a la multitud de brotes del nuevo coronavirus que registra esta región.“Hemos decidido confinar la zona del Segrià (alrededor de la ciudad de Lérida), sobre la base de datos que confirman un crecimiento muy importante del número de contagios de COVID-19”, declaró a la prensa el presidente de la región, el independentista Quim Torra, que aseguró que el confinamiento empieza a las 12:00 (10:00 GMT), y restringe las entradas y salidas de la zona.La zona afectada está situada al sur de la provincia, en el límite territorial con las provincias de Huesca y Zaragoza y agrupa a 38 municipios, entre ellos la ciudad de Lérida. La población de la comarca es de poco más de 200.000 habitantes y tiene 1.400 kilómetros cuadrados de superficie. Miquel Buch, consejero de Interior del Gobierno de la Generalidad de Cataluña, informó que Segrià dictó una resolución por la que hasta las 16:00 de hoy se permitirá la salida a todas las personas que no tengan su domicilio habitual en alguna de esas poblaciones y la entrada a los residentes que estén afuera. Pasado ese plazo, según recogió El País, se prohibirá toda entrada y salida de vecinos, excepto por motivos laborales. Las restricciones afectarán también al transporte y el comercio.Buch subrayó que “a partir del lunes será necesario el certificado de autoresponsabilidad y, a partir del martes, el certificado de empresa para las personas que hayan de entrar o salir del Segrià para trabajar”. La Conselleria de Salud informó el viernes que hay 4.030 casos de coronavirus en la provincia de Lleida, 60 más que en el balance del jueves.Por su parte, la consejera de Salud, Alba Vergés, pidió “reducir al máximo los encuentros. Es imprescindible reducir la actividad social y están prohibidas las reuniones de más de diez personas. Hace falta reducir los encuentros en sí y el número de personas que acuden a ellos tanto en el Segrià como en toda Cataluña”.Para evitar más contagios, el Gobierno español reforzó desde este miércoles el personal para realizar los controles sanitarios a todos los pasajeros que llegan al país por vía aérea o marítima, que podrán incluir la toma de temperatura, un control documental y un control visual sobre el estado del pasajero.Por otro lado, el Gobierno de la región Navarra pidió “contención” a las empresas de transporte de pasajeros para frenar la llegada de personas a la capital, Pamplona, del 6 al 14 de julio, fechas de celebración de la popular fiesta de Sanfermines, que cada año reúnen a cientos de miles de personas de todo el mundo, y que este año no tendrán lugar.MÁS SOBRE ESTE TEMA:Sunetra Gupta, epidemióloga de Oxford: “La cuarentena no es una respuesta solidaria porque hay muchísima gente que no puede sostener esa estrategia”EEUU registró un nuevo récord de contagios de COVID-19 al sumar 57.683 casos en 24 horas