Inicio / Últimas Noticias / Mirando el 2020: un diagnóstico realista de la defensa argentina

Mirando el 2020: un diagnóstico realista de la defensa argentina

(Gustavo Gavotti) ((Gustavo Gavotti)/)

La defensa argentina es un área del Estado que integra el llamado Sector Seguridad del mismo, tal como se entiende técnicamente en todo el mundo. Pero esta integración en la Argentina es imperfecta. Distorsiones técnicas de todo tipo han actuado por influencia de la ideología, los prejuicios, los temores y los antecedentes de las FFAA durante su rol en el siglo XX que han dejado a esta área como una isla, un gueto dentro del Estado, por el cual pocos se preocupan y a casi todos no les interesa nada acerca de ella.

La defensa argentina enfrenta situaciones inéditas en comparación con cualquier otro país del mundo. Mientras la Argentina reclama miles de kilómetros cuadrados marítimos e insulares (que ahora están en manos de una potencia extranjera) desde su Constitución Nacional, ésta permite inferir que promueve su desarme ya que no la considera ni siquiera como un elemento de presión para alcanzar con éxito el reclamo soberano. Al mismo tiempo nuestro país tiene una base de telemetría, comando y control del ejército de otra potencia que es un objetivo estratégico militar a atacar por otra potencia en una eventual guerra espacial entre ambas que dejaría inerme nuestro país. Además, por el marco legal vigente, esta defensa puede tener participación de apoyo frente a algunas amenazas a la seguridad interior que impactan en el país. En ningún caso estas responsabilidades secundarias ni otras que puedan considerase como nuevas justificaciones pueden sustituir la misión principal que es la única razón que justifica la existencia de una defensa en cualquier país del mundo.

Visto este contexto y de cara al año 2020, la defensa argentina se encuentra desarmada, sin política de defensa alguna y sin política militar. Estas dos políticas no son iguales pero nadie toma nota de la diferencia. Además, la defensa argentina no tiene soporte superior en la seguridad nacional del país porque ésta no existe, es una mala palabra, una excentricidad argentina difícil de explicar a cualquier otro especialista del mundo. Sea éste de los EEUU, de Europa, de Rusia, de China o de Cuba. Entonces, sin soporte superior y sin finalidad, la defensa argentina languidece porque no tiene ninguna importancia para la elite política y tampoco para la sociedad, que solo se acuerda de ella en algún acto patrio.

Este aislamiento dentro del Estado ha sido muy costoso para los contribuyentes argentinos. Un estudio reciente del Profesor Thomas Scheetz sostiene que desde 1994 el país ha gastado unos USD 83,6 mil millones. Más de un préstamo y medio del FMI actual que hoy se adeuda.

Todo ese gasto representó puro gasto salarial. Tuvo un promedio del 80%. Un descomunal gasto que no tuvo impacto en la economía argentina. La defensa argentina no demanda bienes y servicios a la sociedad. Tiende a autoabastecerse por sí mismo de casi todo. Si necesita formación universitaria, tiene su propia universidad e institutos universitarios. Si necesita bienes y servicios logísticos, se los autopresta por sí misma a través de su propia organización logística y sus propias empresas estatales. Si necesita botas, se las fabrica por sí mismo y hasta tiene sus propias panaderías. No hay prácticamente interrelación económica con la industria ni con el empresariado argentino. No tiene proveedores de calidad ni de gran magnitud. Lo poco que se gasta en operaciones y mantenimiento no genera puestos de trabajo en la sociedad ni tampoco intereses. El aislamiento ocasiona que a nadie le importe lo que sucede con ella. El gueto se fagocita a sí mismo, a costa del dinero de los contribuyentes.

Este gasto salarial habla de una fuerza de defensa sin diseño para la defensa. Es un grito que indica la existencia de una superburocracia llena de redundancias y de una cantidad caótica de personal que solo está para justificar los cargos de aquellos que hoy se conforman con ser meros burócratas y no guerreros de tierra, mar o aire. Los datos indican que estamos frente a una rana que ha estado por lo menos un cuarto de siglo en agua hirviendo, que ha preferido quedarse sin patas ni manos y que hace todo lo posible para conservar esa panza que aun consume presupuesto como modo de sobrevivencia. Ni los muertos conmueven a esta organización. Tampoco la frustración y el desencanto. Todos los que están en agua hirviendo parecen estar acostumbrados.

Los sistemas de armas que poseía se han ido desprogramando por el paso del tiempo y la defensa argentina no tuvo capacidad de adquirir bienes de capital de reemplazo porque su calidad de gasto ha sido pésima, a pesar que desde el año 2011 al 2017 ha tenido un nivel de gasto militar que lo posicionó como el cuarto más grande de Latinoamérica (Brasil, el primero, con USD 30.000 millones; México, segundo, con USD 15.000 millones; Colombia, tercero, con USD 10.000 millones anuales). Otros países, con menor gasto militar, como Venezuela, Chile y Perú tienen defensas con sistemas de armas que empoderan el poder militar de estos Estados. En 25 años, de los 83.593 millones de dólares, solo se gastaron en armas 1.548 millones. Es decir, nada en términos comparativos.

Indudablemente, un factor que también colaboró con esta situación ha sido la falta de estabilidad en las alianzas que ha sostenido el país. La Argentina no ha sido un aliado confiable de nadie y lo que debería ser una cuestión de Estado es una personal de quien ha sido el Presidente de la Nación. Los sistemas de armas implican tecnologías sensibles y poder militar por un lapso de por lo menos 30 a 40 años por delante. No se venden a cualquiera. La tecnología militar es muy difícil de desarrollar por un solo país, salvo las potencias militares. Es otra realidad que hay que asumir como limitación.

Finalmente queda claro que ni el contribuyente ni la elite política argentina están dispuestos a sostener un gasto anual en defensa más allá del 1% del PBI del país. Esta es otra realidad. Hay otras cuestiones técnicas que hacen al diagnóstico. Sin embargo entiendo que lo descripto permite tener un diagnóstico realista, lo cual significa que a partir de él se puede diseñar una política y un programa de acción exitosos.

En el 2020, el próximo presidente de la Nación habrá de tomar una decisión: ¿Seguimos así con esta isla o hacemos lo que hay que hacer?

Magister en defensa nacional y coautor del Libro “Hacia la Modernización del Sistema de Defensa Argentino”

Chequea también

Reina Reech recordó el intento de abuso que sufrió en su adolescencia: “Bajé 11 kilos, me moría”

Reina Reech recordó el intento de abuso que sufrió en su adolescencia: “Bajé 11 kilos, me moría” (Video: "La Noche de Mirtha" - El Trece) (El Trece)A los 13 años, Reina Reech sufrió un intento de abuso de parte de su padrastro, la pareja por aquel entonces de su madre, Ámbar La Fox. El paso del tiempo logró que la actriz vea los hechos desde otra perspectiva, pero sabe que la marca física y psicológica de lo que vivió la acompañarán para siempre.En su visita al programa La Noche de Mirtha, Reina Reech fue consultada por la conductora sobre este lamentable episodio que vivió durante su adolescencia y, específicamente, le preguntó si ella se lo había podido contar a su madre, quien murió en 1993."Sí, se lo conté. Se lo conté porque yo fui pupila... En realidad, mamá se fue a hacer un espectáculo de Luis Aguilé a Madrid, me dejó dos semanas antes en la casa con él, y ahí tuve este episodio tan desagradable. Entré pupila con todo eso atragantado, me enfermé mucho, bajé once kilos, me moría.... Y le dijeron a mi mamá: ‘O viene a la Argentina o su hija se nos va’. Y cuando vino se lo pude contar”, recordó.“¿Te creyó?”, le preguntó Mirtha. A lo que la invitada respondió: “Y... Fue raro. Me enfrentó con él para ver y él decía ‘no puede ser que digas esto’. Fue difícil. Mamá se separó, a mí se me fueron los síntomas al otro día que ella llegó”, continuó.“¿No te quedó conflicto con mamá?”, le preguntó Beto Casella, otro de los invitados a la mesa de La Noche de Mirtha. “Después volvió con Buby (Labecchia). A los dos años, ya estando en Argentina, me echó de mi casa porque se ve que tenía ganas de volver con él. Volvió y me fui con mi papá”, contó.Según el relato de Reina Reech, Labecchia siempre negó el intento de abuso. Y, en una ocasión, fue violento con su madre: "Ella (por su madre) me cree y se separa. A los dos años tengo este episodio con mamá, me voy de mi casa y ella vuelve con él. Y cuando tenía 17 años me llama un día a las seis, siete de la mañana, porque los dos eran alcohólicos, y me dice: ‘Venime a buscar porque Buby me rompió la nariz’”.“Ahí terminó para siempre con él, y yo la llevé a que le hagan una cirugía. Y creo que este es el broche de oro para una historia de amor que es más fuerte y va más allá de un momento feo en la vida”, agregó.Dolida a pesar del paso del tiempo, y ante la mirada atenta y respetuosa de todos los presentes ante un suceso tan repudiable, Reina Reech concluyó con su relato: “El hecho de que ella haya vuelto con él me daba la duda sobre si me había creído o no. Pero el amor es más fuerte. Eso fue un feo momento, yo lo trabajé mucho en terapia, la perdoné, la pude mimar antes de irse y cuidarla. Por eso digo que el amor es más fuerte que un momento traumático, que una duda. Además, lo trabajé mucho”.En diciembre del año pasado la artista había hecho público lo sucedido a través de cuenta en Instagram. “Siento la necesidad de hablar, de decirlo, porque marcó mi vida, porque tuve años de terapia para superarlo, porque pasaron 47 años y me sigue estrujando el corazón. Mi padrastro a los 13 años quiso abusar de mí. Cuesta escribirlo, me inunda una profunda angustia, entiendo a cada mujer que calla. No sé si esta es la forma de liberar el dolor, el miedo que sentí en ese momento, pero basta de callar, basta de pensar compasivamente en mi agresor y no decir su nombre por aquellos que se pueden sentir dañados. Buby Labecchia me hizo pasar el momento más traumático de mi vida, me sentí sola, con un vacío inmenso que aún hoy me cuesta llenar”, comenzó el conmovedor texto.“Aún ahora con estas palabras libradas en este texto, me cuesta decidir exponerlo. Soy una mujer grande, tengo 60 años ¿y tuve que ver a una mujer @soythelmafardin de 26 años atreverse, para pensar en decir esto? ¡Basta, mujeres, alcemos nuestra voz, es la única forma de protegernos, de liberarnos y que ahora sean ellos los que teman, ellos los que ya no se atrevan a volver a hacerlo! Y muchos dirán, ¿a todas les pasó algo tan terrible? ¡Y si! Parece que a la mayoría, y a ellos también, a muchos amigos también los han abusado”, concluyó el posteo, en el que arrobó al colectivo Actrices Argentinas y acompañó con el hashtag #MiráCómoNosPonemos.SEGUÍ LEYENDO Reina Reech a los 61: “Ahora me siento libre como mamá”Reina Reech habló de la polémica que generó Juana Repetto amamantando en el inodoroReina Reech dijo que según la Kabbalah: “El orgasmo tiene luz”

Tormenta tropical Raymond se debilita en su camino hacia Baja California

El Sistema Meteorológico Nacional pronostica lluvias en gran parte del país para el domingo 17 de noviembre (Foto: Twitter - Conagua Clima)La Tormenta Tropical Raymond, localizada al suroeste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, se dirige a la entidad del norte de México. Debido a su trayectoria, se espera que el domingo se aproxime a la costa del estado, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).A las 19:00 horas del sábado Raymond fue localizado a 740 kilómetros al suroeste de Los Cabos, Baja California Sur, y 780 kilómetros al suroeste de Cabo Corrientes, Jalisco, indicó el SMN en su reporte.La tormenta tropical presenta vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora con rachas de hasta 95 kilómetros por hora con desplazamiento lento hacia el norte, precisó.A medida que se acerca a territorio mexicano el ojo de la Tormenta Tropical se va debilitando. El Sistema meteorológico Nacional activó la alerta naranja por una masa de aire frío en el territorio mexicano para esta noche y el domingo, un evento conocido como “Norte”, con rachas superiores a los 70 km/h y oleaje de 2 a 4 metro de altura.El paso de la lluvia en el territorio mexicano previsto para el domingo 17 de noviembre (Foto: SMN)El Meteorológico indicó que Raymond se desplaza con rumbo hacia Baja California Sur, “reforzando el ingreso de humedad y lluvia sobre el occidente de México”. Los principales estados que se verán afectados son Baja California Sur, Nayarit, Jalisco, Colima y Michoacan con lluvias puntuales muy fuertes, así como Sinora y Sinaloa con lluvias fuertes.Raymond se degradará a depresión tropical el domingo 17 de noviembre. Sus remanentes se localizarán al suroeste de las costas de Baja California Sur.El pronóstico apunta que para el domingo habrán lluvias intensas en Baja California Sur; muy fuertes en Sinaloa y Durango; fuertes en Sonora y Nayarit; chubasco en Baja California, Chihuahua, Zacatecas, Jalisco Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Puebla Estados de México y Morelos.También se esperan lluvias aisladas en San Luis Potosí, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Ciudad de México y Tlaxcala.En las próximas 72 horas, ambiente fresco y baja probabilidad de #Lluvias para la #CDMX, #EdoMéx, #Hidalgo y #Tlaxcala. https://t.co/ornurRZBv6 pic.twitter.com/XzXU8II22n— CONAGUA Clima (@conagua_clima) November 17, 2019Esta condición meteorológica se combinará con la Depresión Tropical 21, Sonia, que podría intensificarse a tormenta tropical. Se prevén temperaturas mínimas de -5° Celsius y heladas en la sierra de Chihuahua y Durango, así como de 0 a 5 grados en montañas de Baja California, Coahuila, Tamaulipas, San Luis Potosí, Michoacán, Estado de México, Puebla, Hidalgo, Tlaxcala, Veracruz, Oaxaca y Chiapas.Mientras que algunos estados alcanzarán temperatura superiores a los 35°, es el caso de Sinaloa, Jalisco, Michoacán, Guerrero y Chiapas.Recomendó el Meterorológico que la navegación marítima en las inmediaciones del sistema “mantenga precauciones” y en general que se atiendan las recomendaciones de las autoridades del Sistema de Protección Civil.Con Raymond, se han formado 17 ciclones de los 19 que se pronosticaron para esta temporada en las aguas del Pacífico, que se extiende entre los meses de mayo y noviembre.Raymond es el ciclón número 17 de los 19 que se pronosticaron para esta temporada en las aguas del Pacífico, que se extiende entre los meses de mayo y noviembre (Foto: Twitter)De los diecisiete ciclones que han desarrollado, siete han alcanzado la categoría de huracán y diez más, con Raymond incluido, han sido tormentas tropicales.Priscilla fue el último ciclón tropical en tocar tierra en México el pasado 20 de octubre y afectó con lluvias torrenciales a los estados de Nayarit, Jalisco, Colima y Michoacán.Los huracanes de la temporada 2019 han sido Alvin, Bárbara, Dalila, Erick, Flossie, Juliette y Kiko las tormentas tropicales que se han presentado son Cosme, Gil, Henriette, Ivo, Lorena, Mario, Narda, Octave y Priscilla.MÁS SOBRE OTROS TEMAS:Sin límites: Carlos Bocanegra, el niño genio mexicano campeón internacional de aritméticaLa desoladora tragedia del narco en México: los pueblos fantasma“Los captores nos hicieron mucho daño”: ex rector de la UAEM y su esposa tras ser liberados de sus secuestradores