Inicio / Últimas Noticias / La AMIA instó al próximo gobierno a continuar en la lucha contra el terrorismo

La AMIA instó al próximo gobierno a continuar en la lucha contra el terrorismo

Con un tono diplomático aunque preciso en su objetivo de fondo, el presidente de la AMIA, Ariel Eichbaum, elogió la decisión de Mauricio Macri de incluir a la agrupación terrorista Hezbollah en la lista de grupos extremistas buscados en la Argentina y con la mirada hacia adelante, sin mencionar a Alberto Fernández, delineó un pedido soslayado para el presidente electo: “Ese es un camino que no se puede detener y que debe profundizarse cada día más”, dijo.

Escuchaban al titular de la AMIA más de 500 personas congregadas para la cena anual por los 125 años de la mutual judía. Entre ellos había tanto referentes del gobierno saliente como dirigentes que en menos de un mes ocuparán lugares clave en la nueva administración.

Por ello, no fue casual que Eichbaum destacara el “paso valiente” que dio la Argentina con la inclusión de Hezbollah en la nómina de organizaciones terroristas. Por ello, para enfatizar la necesidad de que el gobierno de Alberto Fernández continúe por esta senda, indicó que“la región y todas las naciones libres deben continuar fortaleciendo el trabajo para condenar al terrorismo, denunciar su accionar y eliminar sus fuentes de financiamiento”.

El mensaje hacia la administración que viene y el momento en el que se menciona no podía ser más crucial. Alberto Fernández encarará su presidencia junto con Cristina Kirchner, quien impulsó el controvertido memorandum con Irán por la causa AMIA.

No sólo esto. El mensaje de Eichbaum acerca de la necesidad de adherir a la lista de grupos terroristas que se agregaron a la nómina de Naciones Unidas llega justo un día antes de la cumbre del Grupo Puebla. Allí convergirán dirigentes del progresismo latinoamericano alineados precisamente con el régimen de Venezuela, Irán y Rusia.

Para enfatizar el pedido, hizo referencia al ataque terrorista sufrido por la asociación que preside: “La historia de AMIA tiene, como todos saben, una marca imposible de ocultar. El 18 de julio de 1994 el terrorismo fundamentalista nos eligió como blanco, destruyendo un emblema de solidaridad, de ayuda al prójimo. Una institución judía y argentina, asesinando 85 víctimas”, dijo Eichbaum ante un salón del Hotel Hilton colmado de funcionarios, legisladores, empresarios y dirigentes políticos.

El evento tuvo lugar en el Hotel Hilton
El evento tuvo lugar en el Hotel Hilton

Así, el titular de AMIA graficó el atentado ocurrido hace 25 años como “una herida abierta, una deuda pendiente de nuestra democracia por la que seguimos reclamando". "La impunidad nos avergüenza como sociedad”, expresó.

Eichbaum agradeció el apoyo del presidente Mauricio Macri en función de las numerosas acciones tendientes a llevar el reclamo de la AMIA más allá de las fronteras argentinas. A la hora de ejemplificar mencionó el caso de Naciones Unidas, el Grupo Lima o el Tribunal de La Haya.

Hacia adelante, remarcó que “con ese mismo espíritu desde AMIA le deseamos el mayor de los éxitos al gobierno que iniciará su gestión el próximo 10 de diciembre, y manifestamos nuestra voluntad de cooperar como siempre en pos de un futuro próspero para todos”. Sin dudas está fue toda una señal para que Alberto Fernández siga en la senda de Macri, al menos en este tema sensible para la comunidad judía. Y, a la vez, para que no se vuelque al alineamiento con Irán como ocurrió con el gobierno de Cristina Kirchner.

El tema no es menor si se tiene en cuenta la alta expectativa que hay en la comunidad judía por lo que hará el nuevo gobierno en materia de lucha contra el terrorismo. Un dato clave: la DAIA es querellante de la causa judicial del pacto con Irán que tiene por figura central a la próxima vicepresidenta. Y no son pocos los dirigentes de la comunidad judía que temen un retroceso en este campo.

Los invitados y la acción de AMIA

Entre los invitados que llenaron los salones del lugar estaban los kirchneristas Eduardo Valdés, Jorge Argüello, Juan Manzur, Guillermo Olivieri, Marcela Losardo y Ginés González García. Todos seguramente ocuparán un espacio en el gobierno entrante.

También se los vio a los actuales funcionarios Hernán Lombardi, Sergio Bergman, Claudio Avruj y Gustavo Ferrari. Y a los legisladores Waldo Wolff y Cornelia Schmidt-Liermann, entre otros. También estuvo el titular de la DAIA, Jorge Knoblovits.

Gustavo Lombardi junto a la embajadora de Israel, Galit Ronen
Gustavo Lombardi junto a la embajadora de Israel, Galit Ronen

También había empresarios como Mario Montoto, Adrián Werthein, Jaime Campos de AEA, Jorge Aufiero, presidente de Médicus, Gustavo Nigohosian, miembro del directorio de Aeropuertos Argentina 2000 y Hugo Sigman, fundador del Grupo Insud. Sigman es un empresario vinculado a Alberto Fernández que iba a recibir un premio de la AMIA, pero debió retirarse antes por un tema personal. Del cuerpo diplomático extranjero estaban los embajadores de Israel y Gran Bretaña, Galit Ronen y Mark Kent, respectivamente.

Al hacer un repaso de lo que fueron estos 125 años de la AMIA en la Argentina, Eichbaum recordó que la fundación de la mutual tuvo lugar en 1894 cuando un grupo de inmigrantes pioneros decidió unirse para dar respuesta a las necesidades que tenía la incipiente población judía que se instalaba en Buenos Aires. Hoy, destacó, mantiene aquellos valores fundacionales y extiende su brazo solidario a toda la sociedad, a lo largo y a lo ancho del país.

“Mis abuelos paternos llegaron desde Polonia y desde el imperio Austro Húngaro. Mi abuelo paterno vino de una ciudad cercana a Varsovia y mi abuela ya nació en Argentina, en la colonia judía de Bernasconi, La Pampa, y luego se mudó a Rivera, al oeste de la Provincia de Buenos Aires. Sus padres habían llegado desde Odessa. Estoy seguro de que las historias de cada uno de ustedes también tienen una conjunción de procedencias diversas. Somos una comunidad profundamente agradecida a esta tierra que recibió con inmensa generosidad a nuestros antepasados, que huían de diferentes rincones de Europa, expulsados por las persecuciones religiosas, las guerras y el hambre”, dijo emocionado el titular de AMIA.

“Actualmente, más de 5.000 personas en situación de pobreza reciben atención social e integral de la AMIA. Más de 23.000 alumnos de la Red Escolar Judía son destinatarios de las acciones que desarrollamos en el campo educativo y cientos de docentes forman parte de los institutos de formación de AMIA”, enumeró.

A la vez, Eichbaum recordó que AMIA cuenta con el Servicio de Empleo privado más importante del país, que ya suma un millón de personas en su base de datos y brinda capacitaciones gratuitas para 15.000 personas por año. También promueve el acceso a la cultura: más de 90.000 personas disfrutan por año de las propuestas artísticas que se organizan.

“Entendemos el concepto de ‘Reparar el mundo’ como un mandato, un llamado a hacernos responsables los unos por los otros. Una visión de justicia social, ética y moral, que guía todas las acciones”, cerró el discurso el titular de la AMIA ante una ovación general. Y brindó en hebreo: “Lejaim!”, que quiere decir “Por la vida”.

Seguí leyendo:

Las razones políticas y de seguridad que asumió Macri para calificar a Hezbollah como organización terrorista

Chequea también

Dos argentinos llegaron de China, nadie los controló y decidieron ponerse en cuarentena

Laura y Leonardo Crespo Con casi tres mil muertes y más de 80 mil personas infectadas, el avance del coronavirus tiene en vilo al mundo. Pese a que el Ministerio de Salud informó que los 21 casos en estudio que se registraron en Argentina dieron negativo, continúan los cuestionamientos de algunos pasajeros que ingresan al país y denuncian que en el aeropuerto no se les aplica el protocolo para prevenir la propagación del virus. Es el caso de Leonardo Crespo y su hermana Laura que tras vivir en primera persona el avance del coronavirus en China, regresaron a Argentina y ante la falta de controles, tomaron la decisión de aislarse. La comunidad científica informó que las personas pueden ser portadoras del virus, pese a no tener síntomas específicos como la fiebre, sin embargo, en diálogo con Infobae, Leonardo comentó que al llegar a la Argentina profesionales médicos le respondieron que “si no teníamos síntomas no nos preocupáramos”. Leonardo y Laura, oriundos de Mar del Tuyú, residen en China y tenían previsto regresar a Argentina. Ante la incertidumbre por el avance del virus y debido a que se empezaron a cancelar varios vuelos, decidieron adelantar su vuelta al país. Al llegar al aeropuerto de Beijing el pasado 24 de febrero, lo encontraron “prácticamente vacío”. “La poca gente que había andaba con máscaras”, describió y agregó que el protocolo allí incluía la firma de una declaración jurada, y tres mediciones de la temperatura con termómetros digitales o pasando por un escáner.Desde China, el vuelo de Emirates en el que partieron incluyó varias escalas. La primera en Dubai, donde se repitieron los estrictos controles. Luego pasaron por Brasil, donde pese a que ya se había conocido la existencia de un infectado, “en Río de Janeiro no había demasiado control, solo sacaron la basura del avión”. Aeropuerto de BeijingEl periplo concluyó en Argentina el pasado 25 de febrero: “Salimos del avión, pasamos por migraciones, nos preguntaron de qué vuelo veníamos y seguimos, en Buenos Aires no había nada, ni un anuncio”, declaró Leonardo a quien le llamó la atención no haber sido inspeccionado dados sus reiterados viajes al país asiático: “Mi pasaporte tiene 10 visas de China”. Crespo reconoció que él y su hermana “están bien, no tenemos síntomas, tenemos un riesgo muy bajo”, sin embargo cuestionó el protocolo dispuesto por el Ministerio de Salud: “Solo había un cartel que dice que si pasaste por China y tenes fiebre o tos, llames a un número de teléfono”. Por lo que Leonardo y Laura decidieron controlarse ellos mismos y alquilaron un departamento en la Ciudad de Buenos Aires donde se aislaron por decisión propia: “Somos de Mar del Tuyú pero decidimos quedarnos unos días en Capital por precaución”.“Tratamos de aislarnos y solo salimos una vez a comprar comida, tenemos barbijos porque compramos allá. Acá no hay”, enfatizó.Si bien no tuvieron contacto con personal del Ministerio de Salud, se comunicaron al número de contacto que figuraba en el cartel del aeropuerto y, según Leonardo, la respuesta que recibieron fue: “Si tenés un síntoma podes ir a cualquier hospital”. “Nos dijeron que como no teníamos síntomas no hacía falta que usáramos barbijos, nos sentímos subestimados, nos dijeron que no nos preocupáramos”.“En China nos controlaban todo el tiempo y acá no nos hicieron ningún control”, denunció el abogado. “No es tan difícil tener un control de los vuelos a China”, declaró y resaltó que ellos apoyan “las acciones que se hicieron en el mundo y en especial en China, donde hay un sacrificio grande de la gente para frenar el virus".Vivir el avance del coronavirus en primera personaLeonardo Crespo detalló cómo fue vivir en China mientras avanzaba la enfermedad y las restricciones para superar la epidemia. Oriundo de Mar del Tuyú, graduado de la Facultad de Derecho de Mar del Plata, Crespo se radicó en China hace más de cinco años. Se instaló en la ciudad de Foshán, al sur del país asiático, para estudiar chino y hacer una maestría en comercio internacional. Con el tiempo comenzó a trabajar en una empresa de robótica. Hace dos años se mudó a China su hermana Laura, de 35 años, junto con el novio a la ciudad de Tianjín. Semanas atrás en el marco de los festejos por el Año Nuevo Chino “se empieza a comentar que había un nuevo virus, parecía ser una cosa local, como extranjeros no teníamos mucha información en ese momento”, contó el hombre de 30 años quien explicó que con el correr de los días supieron que la situación “era complicada y había que tener cuidado”. El avance del coronavirus empeoraba día a día. “El 22 de enero empiezo a usar una máscara, es muy habitual que la gente use barbijos por la polución, en la farmacia te venden como máximo dos paquetes”, resaltó sobre la demanda ante la enfermedad. Al día siguiente, “el 23, el Gobierno nacional chino cerró las provincias de Hubei y Hunan; fue un antes y un después, se tomó conciencia a nivel nacional que había un virus extremadamente contagioso”. Festejos por el Año Nuevo Chino, antes de la epidemia En ese contexto, Leonardo viajó a Tianjín para encontrarse con su hermana y la pareja. “Cada día que pasaba se agravaba la situación y los controles se extremaron”. Plazas públicas vacías, centros comerciales cerrados, la desolación de un país donde al día de hoy hay 2.747 muertos por el virus. “No podías salir sin barbijo, te controlaban la temperatura y te daban un sistema de cartas para ver quién vivía en el edificio y quien podía entrar”. Los tres argentinos, como el resto de los habitantes, permanecían en sus departamentos y casas, solo salían para comprar comida. “En el supermercado tenías que es escanear un código QR que te detecta en qué región estuviste, de dónde venías y si podías representar algún tipo de riesgo”. “Durante un mes solo salíamos para comprar comida”, agregó de su experiencia en primera persona. Las bicicletas de uso público también tienen un código QR que al escanearlo “un audio te dice que te cuides y uses barbijo”.Las bicicletas con código QR para escanearMientras el gobierno chino decidió extender una semana más las vacaciones, hasta el 10 de febrero, las empresas también tomaron sus recaudos: al principio “comida individual” y luego “la gente trabajando desde su casa”. Ante casos de trabajadores infectados, “el Estado exigía cerrar la empresa”. El protocolo que vive la sociedad china incluye controles no solo en aeropuertos, y en el trabajo, incluye comercios y universidades, informó el abogado.Pese al dramatismo de la situación, para Leonardo “todas las medidas drásticas que se tomaron generaron mayor tranquilidad, las tasas se están achicando, y hay provincias sin nuevos contagios”. En efecto, el coronavirus dejó este jueves en China 327 nuevos casos confirmados y 44 muertes más lo que totalizan 2.788 muertos y 78.824 infectados a nivel mundial desde que empezó la epidemia, lo que significa una caída del 24,5% con respecto a los registros del día anterior, informaron las autoridades chinas.Seguí leyendo:Coronavirus vs. gripe: cuáles son las similitudes y diferenciasSan Pablo, en alerta máxima por el avance del coronavirus

Vaticano cierra catacumbas de Italia por el coronavirus

Por Philip PullellaCIUDAD DEL VATICANO, 27 feb (Reuters) - El Vaticano ha cerrado todas las catacumbas que normalmente están abiertas al público debido al brote de coronavirus que afecta a Italia.Monseñor Pasquale Iacobone sostuvo que se tomó la decisión para proteger a los guías que trabajan en los espacios subterráneos y a los visitantes.Iacobone, secretario de la Comisión Pontificia para la Arqueología Sagrada, dijo a Reuters que la suma de visitantes, espacios pequeños y estrechos y la humedad en las catacumbas son condiciones ideales para la propagación del virus.Italia es el país más afectado de Europa, con 17 muertes por el virus y 650 infecciones. El brote se centra en un pequeño grupo de ciudades en las norteñas regiones de Lombardía y Véneto.Las catacumbas son sitios de entierro subterráneos que datan del siglo II. Las más famosas y visitadas se encuentran en Roma y consisten en varios kilómetros de túneles.El Vaticano las administra junto con muchas otras catacumbas cristianas en toda Italia. Alrededor de una docena han sido exploradas y abiertas al público."Esperamos poder reabrirlas lo antes posible, pero realmente no teníamos otra opción", dijo Iacobone.(Reporte de Philip Pullella; Editado en español por Javier Leira)