Inicio / Últimas Noticias / Los riesgos de centralizar la seguridad pública en México

Los riesgos de centralizar la seguridad pública en México

La Guardia Nacional fue creada por Andrés Manuel López Obrador (Foto: Carlos Alberto Carbajal/Cuartoscuro) (© CARLOS ALBERTO CARBAJAL/CUARTOSCURO.COM/)

La administración del presidente Andrés Manuel López Obrador heredó una Policía limitada en varios de sus capítulos para hacer frente a sus obligaciones. Desde antes de su toma de protesta, pronostiqué que se enfrentaría al reto de estructurar y coordinar para su óptimo funcionamiento a los tres niveles de gobierno: federal, estatal y municipal.

Cumplir ese reto exige estructura, organización, programas, recursos y el compromiso del gabinete federal de seguridad, los gobernadores y los alcaldes. También, trabajar con la información y la inteligencia correspondiente, así como crear una conexión estrecha con la participación ciudadana y el uso de todas las medidas para prevenir el delito. Es necesaria, además, la conformación y vinculación obligada de la Policía en esos tres niveles de gobierno.

Para poder hablar sobre la seguridad pública en el país es necesario contextualizar la etapa que correspondió al gobierno anterior, del ex presidente Enrique Peña Nieto y el inicio de la gestión actual.

No cuestionaré ninguna de las decisiones que se han tomado; antes bien, sólo me referiré a ellas por medio de comentarios sobre lo que estimo son aciertos y desaciertos.

El gobierno del ex presidente Felipe Calderón heredó al de Peña Nieto una Secretaría de Estado dedicada a la Seguridad Pública, misma que fue suprimida y cuyas funciones se ubicaron en la Secretaría de Gobernación, bajo la figura de una Comisión Nacional de Seguridad (CNS).

En principio, conmigo al frente de la dependencia, se procuró la continuidad de sus esfuerzo en el mismo nivel jerárquico de una Secretaría; desafortunadamente esto no fue posible y tampoco se autorizó establecerla con un organismo descentralizado -o, al menos, desconcentrado- a pesar de la solicitud expresa para llevarlo a cabo.

Desde el inicio del proceso, los desafíos exigieron a la CNS emprender acciones contundentes como afinar las funciones de la Policía Federal, lo cual se hizo al modificar su estructura, fortalecer mandos, establecer una nueva programación y retomar la capacitación para superar sensiblemente los resultados de su operación. También se mejoraron sustancialmente los protocolos para recolectar, procesar y utilizar la información para inteligencia policial, y mantener el orden público, principalmente en las vías de comunicación y las localidades con problemas de seguridad del país.

Logramos alcanzar nuestras metas. Sin embargo, la CNS siguió teniendo un poder muy limitado para decidir sobre la operación y el ejercicio de los recursos. Entre otros proyectos, también habíamos previsto el Control Policial Nacional, el cual permitiría consolidar a las secretarías de Seguridad Pública de cada uno de los 32 estados. Desafortunadamente, las Policías estatales recibían poca atención tanto del gobierno central como de los propios gobernadores y, muchas veces, nunca llegaron a conformarse de forma regular y productiva.

Si las limitaciones eran claras a nivel estatal, eran aún mayores en los casi 2,500 municipios del país. En los casos donde se contaba con un grupo policial, se carecía de propósito, estructura, organización e integración programática, además de recursos insuficientes.

Todo lo anterior me llevó, al cabo de 15 meses -en marzo de 2014-, a solicitar al ex presidente Peña Nieto mi separación del cargo como Comisionado Nacional de Seguridad. Observé la prevalencia de un rumbo sin corrección y, en consecuencia, de tener que proyectar esta precaria realidad hacia el futuro.

Por eso supuse -y así lo referí en diversas ocasiones- que la actual administración heredaría una Policía limitada. No cuestionaré la decisión de aprovechar a las Fuerzas Armadas para la conformación de la Guardia Nacional: veremos a futuro su capacidad para generar los resultados esperados.

Pero un país como México, lo reitero, exige la conformación y vinculación obligada de la Policía entre los tres niveles de gobierno. Es imposible que una Policía única y centralizada pueda resolver todos los problemas de delincuencia, tanto del fuero federal como del común, si no está debidamente asistida, apoyada y complementada por las agrupaciones estatales y municipales.

Es un hecho, lo subrayo, que las policías estatales y municipales permanecen marginadas o inexistentes. No observo directrices que busquen su desarrollo ni su fortalecimiento estructural, orgánico y programático como lo demandan la geografía nacional, la demografía y el índice delictivo tan preocupante que enfrenta México.

Mientras no logremos concretar la fase de integración de las Policías de los tres niveles, no podremos suponer que se alcanzarán los objetivos y metas deseadas en esta materia que tanto aqueja a la sociedad.

*Manuel Mondragón y Kalb fue Comisionado Nacional de Seguridad del gobierno de México entre 2013 y 2014

Chequea también

Italia vuelve al gimnasio

Desde este lunes en toda Italia, excepto en Lombardía y Basilicata, ya se puede ir al gimnasio y a la piscina, aunque con estrictas medidas de seguridad después de dos meses y medio de los cierres decretados por la pandemia del coronavirus. EFE/EPA/GAETAN BALLY (GAETAN BALLY/)Roma, 25 may (EFE).- Desde este lunes en toda Italia, excepto en Lombardía y Basilicata, ya se puede ir al gimnasio y a la piscina, aunque con estrictas medidas de seguridad después de dos meses y medio de los cierres decretados por la pandemia del coronavirus.Mientras que en Véneto, Sicilia y Liguria ya habían reanudado las actividades el 18 de mayo, en Lombardía, la región más afectada por el virus y la que presenta más de la mitad de los nuevos contagios, aún tendrá que esperar y la fecha prevista es, por el momento, del 31 de mayo.También así lo han decidido en la región sureña de Basilicata y en algunas ciudades, como Bolonia y Palermo, han optado por posponer la reapertura de las instalaciones deportivas municipales hasta junio.En Italia se cuenta con aproximadamente 100.000 centros deportivos privados con cerca de 20 millones de usuarios y es uno de los sectores más golpeados por los cierres al tener importantes gastos fijos.La asociación nacional de instalaciones deportivas de fitness, gimnasios, piscinas y campos deportivos (Anif) calculó que las pérdidas han sido de 3.000 millones de euros y que este año cada centro facturará entre el 50 % y 60 % menos que en 2019 y los gastos aumentarán entre un 20 % y 25% por lo que para muchos será difícil continuar.MEDIDAS MÁS RÍGIDAS QUE PARA OTRAS ACTIVIDADESLas medidas de seguridad aprobadas son mucho más rígidas que en otras actividades, aunque como en todos los lugares se obliga a que se evite la concentración de clientes en las entradas y salidas de los gimnasios y la obligación de utilizar geles desinfectantes antes de entrar.Será obligatorio el uso de mascarillas para clientes y personal para acceder a la instalación y moverse por los espacios, pero no durante la actividad deportiva.Los gimnasios deben elaborar un programa de actividades y tratar de planificarlos lo más posible, invitando a los clientes a reservar su asistencia ya que habrá un número limitado de personas a lecciones y cursos.En los vestuarios y duchas, los espacios deben organizarse de manera que se respete siempre la distancia de al menos 1 metro entre una persona y la otra; para hacerlo, por ejemplo, será necesario separar los espacios con barreras y regular el acceso.La distancia entre las personas será de al menos 2 metros para aquellos que estén entrenando y para ello necesario reorganizar el posicionamiento de las máquinas.Todo el material y maquinaria deberá ser desinfectado después de cada uso y los espacios tendrán que ser también limpiados varias veces al día, incluidos los vestuarios y los armarios.Los usuarios deben usar calzado especial reservado para el gimnasio y no deben compartir botellas de agua, toallas y otros artículos personales con otros usuarios.En los vestuarios, toda la ropa y artículos personales deben guardarse en los armarios dentro de bolsas personales. Se recomienda que los gimnasios pongan bolsas a disposición de los usuarios para almacenar sus pertenencias personales a quienes no las tengan.Además, se han establecido reglas muy detalladas con respecto a la ventilación de las habitaciones y los sistemas de aire acondicionado.7 METROS CUADRADOS DE DISTANCIA EN LA PISCINAEn las piscinas también será necesario reservar y guardar la distancia mínima de un metro en las áreas comunes, mientras que será de 7 metros cuadrados en las zonas para tomar el sol y también dentro del agua.Las tumbonas deberán estar dispuestas de manera que no se pueda pasar a menos de 1,5 metros de otras personas. Si es posible, también será necesario establecer rutas separadas para la entrada y la salida.Al igual que en los gimnasios, en los vestuarios toda la ropa y artículos personales deben almacenarse, en los armarios o dentro de bolsas personales.Los dispensadores con soluciones hidroalcohólicas para la higiene de manos deben estar presentes en varios puntos de las estructuras.Los gerentes deberán garantizar una limpieza regular y frecuente con desinfección de áreas comunes, vestuarios, duchas y las tumbonas después de cada uso.Antes de entrar al agua se obligará a ducharse con jabón y será obligatorio el gorro.Las reglas incluyen varios detalles sobre el tratamiento del agua en los tanques y los análisis químicos y microbiológicos que se llevarán a cabo mensualmente.Al igual que en restaurantes, peluquerías y otros comercios se aconseja tomar la temperatura corporal a la entrada y a aquellos que resulten tener una temperatura superior a 37.5 grados centígrados se les debe negar la entrada.

Medios chinos difunden vídeo de paliza a abogado en Hong Kong

Los medios oficiales chinos difundieron este lunes un vídeo de un grupo de manifestantes dando a una paliza a un abogado en Hong Kong, un golpe para la imagen del movimiento prodemocrático.El ataque tuvo lugar el domingo durante una manifestación contra un polémico proyecto de ley de seguridad para Hong Kong del gobierno de Pekín.La protesta fue reprimida por la policía, que disparo gases lacrimógenos y utilizó cañones de agua en los enfrentamientos más violentos de los últimos meses.El parlamento de China debe aprobar en principio una ley de seguridad para Hong Kong que penaliza la traición, la subversión y la sedición en respuesta a meses de protestas el año pasado, a veces violentas, del movimiento prodemocrático.Muchos hongkoneses temen que la ley ponga fin a las libertades de este territorio semiautónomo, más amplias que las de China continental.El vídeo grabado el domingo muestra a un hombre con sangre en la cara intentando huir de media docena de manifestantes que le dan patadas y le golpean con paraguas.La asociación de abogados de Hong Kong dijo que la víctima es uno de sus miembros y que fue llevada al hospital."Cualquier forma de violencia, deplorable como afrenta al estado de derecho, debe detenerse de inmediato ", dijo la Law Society.Según la prensa local el hombre discutió con los manifestantes porque bloqueaban las calles.Durante las manifestaciones del año pasado hubo con frecuencia imágenes de palizas de ambos bandos.China suele utilizar los vídeos de violencia de los manifestantes como una arma de propaganda para presentarlos como radicales violentos."Vamos a ver como es realmente la democracia de Hong Kong apoyada por Washington" escribió Hu Xijin, el editor jefe del periódico nacionalista Global Times, al publicar el vídeo en Twitter.El periódico oficial People's Daily también publicó las imágenes en Twitter.su-jta/fox/pc/zm