Inicio / Últimas Noticias / Mafalda de Saboya, la princesa gentil que vivió rodeada de tragedias en tiempos de fascismo

Mafalda de Saboya, la princesa gentil que vivió rodeada de tragedias en tiempos de fascismo

Mafalda de Saboya

El 22 de octubre de 1908, la princesa italiana Mafalda María Isabel Ana Romana de Saboya está a un mes de cumplir seis años y corretea con una amiga por uno de los muelles de los astilleros genoveses de Riva Trigoso. Ha nacido noble: segunda hija del rey Víctor Manuel III y de Elena de Montenegro, hermana del futuro (y último) rey de Italia, Humberto II.

Corre y ríe, porque en un par de horas botarán un dios de los mares que lleva su nombre: Principessa Mafalda. No conoce el desastre del pasado inmediato… Un año antes, la botadura de su mellizo, el Principessa Jolanda, así llamado en honor a su hermana, fue algo increíble pero cierto: se escoró al deslizarse por los barrales, y siguió viaje ¡hasta el fondo del mar! Un gag usado luego por muchos films cómicos, pero cierto.

Todo está listo. El Principessa… no repetirá el desastre. Es un transatlántico perfecto desde sus entrañas hasta sus salones de lujo babilónico. Además de sus 141 metros de eslora (largo) y sus 17 de manga (ancho), sus motores, calderas, sus dos chimeneas, sus dos hélices, el salón comedor de la clase de lujo tiene una maravillosa cúpula de cristal, sostenida por cuatro columnas, y grandes ventanas al mar (una novedad).

Pero una sombra aletea entre algunos oficiales y marinos de largo oficio: la superstición. Nunca silbar en el puente de mando, nunca cambiar el nombre de un barco, nunca herir a una gaviota o un delfín…, y nunca bautizarlo con un nombre marcado por el destino. En este caso, la palabra Pincipessa, como el hermano naufragado.

Postal del Principessa Mafalda (Archivo marina argentina)
Postal del Principessa Mafalda (Archivo marina argentina)

A la hora señalada, Mafalda, en brazos y ayudada por su madre, lanza contra el casco una botella de champagne Veuve Cilcquot atada a una cinta con los colores de la bandera de Italia unificada. E la nave va, como en el film de Fellini…

Pasan los años. El transatlántico sigue uniendo Italia con la Argentina en catorce días, a 18 nudos por hora (algo más de 33 kilómetros)…, hasta el 25 de octubre de 1927. Casi veinte años de embarcar celebridades –desde Gardel hasta millonarios, políticos de fuste, testas coronadas–, para terminar en el fondo del mar.

¿Por qué? Por la soberbia –lo mismo que hundió al Titanic en la noche del 14 al 15 de abril de 1912–: la nave sería reemplazada por otro coloso, el Giulio Cesare, y la empresa armadora descuidó el mantenimiento del Principessa… Tanto, que el capitán Simón Guli se negó a zarpar. Pero el negocio pudo más. Y siguió rumbo al Cuadrante Desastre.

Al atardecer de ese día de octubre, frente a las costas de Brasil y a toda máquina –grave error–, la hélice de babor (izquierda) se desprendió al romperse el árbol de transmisión del motor, se estrelló contra el casco, y abrió un enorme boquete en la popa.

El agua entró en avalancha. Se lanzó el SOS. El jefe de máquinas se suicidó de un balazo. De las 1.200 almas, sólo se salvaron 78. Una vez más, la superstición y su leyenda se había cumplido.

Mafalda de Saboya junto a sus tres hijos (creative commons)
Mafalda de Saboya junto a sus tres hijos (creative commons)

Entretanto y muy lejos, aquella princesita Mafalda que lo bautizó con una botella de champagne francés, cumplía 21 años y conocía en Roma al príncipe y landgrave alemán Felipe de Hesse-Kassel (1896-1980), sobrino del ex Káiser Guillermo II. (N. de la R.: “landgrave” era un título nobiliario usado en el Sacro Imperio Romano Germánico y después en los territorios derivados de éste, comparable al de “príncipe soberano”).

De rasgos nórdicos, modales y gustos refinados, sospechado de bisexualidad…, y fascista, estos dos últimos datos no hicieron retroceder a Mafalda: se casaron el 23 de septiembre de 1925 en el Castillo de Racconigi, Turín, bastión de los Saboya.

Vasta luna de miel en cada rincón de la Riviera itálica, mansión en Villa Polissena, dentro de las tierras de Villa Saboya, diseñada por el novio, y nacimiento de cuatro hijos: Mauricio, Enrique, Otto y Elizabetta.

En 1922, después de la Marcha sobre Roma con el grotesco gesticulador Benito Mussolini a la cabeza de sus camisas negras –el fascismo en acción–, el rey Víctor Manuel III lo nombra presidente: un modo desesperado y equívoco de superar la crisis económica y social, y salvar a la monarquía.

En la década del 30, el viejo corazón camisa negra de Felipe, idólatra de Mussolini, vuelve a latir con fuerza, y se afilia al Partido Nazi. Con premio: lo nombran, por su prosapia y fidelidad a la cruz gamada, gobernador de la provincia de Hesse-Nassau.

Primer quiebre de la pareja: Mafalda, enemiga del fascismo, se opone al nombramiento, que además implica abandonar Italia y hacer pie –y vida– en Alemania. Pero no son tiempos en que la voz de la mujer signifique algo: se mudan en 1934.

En 1943 (simetría: simple inversión de números), los aliados invaden Sicilia, obligan a replegarse a las tropas nazis, y descabezan el gobierno de Mussolini, depuesto y encarcelado por Víctor Manuel III. Las tragedias empieza a tejer su última madeja…

Hitler, lejos de intuir que el Tercer Reich para un milenio se acabará como la luz de un fósforo, furioso por lo que llama “la traición del rey”, decreta y pone en marcha la Operación Abeba: caza de la familia real italiana a cualquier precio.

Mafalda está en Sofía (Bulgaria) para asistir al entierro del rey Boris III, y no sospecha el peligro del avance aliado. Se cree a salvo de todo. ¿Qué puede pasarle, casada con un alemán miembro del Partido Nazi, y funcionario? Pero muy otra, y sombría es la verdad.

 Felipe de Hesse-Kassel (Creative commons)
Felipe de Hesse-Kassel (Creative commons)

Ignora que Felipe, por orden directa del führer, está en la cárcel por no haber informado la caída de Mussolini, y lo peor: también ignora que su cabeza tiene precio. El 21 de septiembre de 1943 llega a Roma, se encamina al Vaticano, donde están refugiados sus hijos, rechaza la protección que le ofrece el Papa, y retorna a Villa Polissena. Decisión fatal. Al otro día, la Gestapo cae sobre ella.

Prisionera, la llevan en avión a Alemania bajo la promesa de que allá podrá encontrarse con su marido. ¡Trampa! La acusan de traición y la mandan al campo de exterminio de Buchenwald, y allí la confinan en la Barraca 15 de Aislamiento bajo un nombre falso: Frau von Weber, y le prohíben revelar su identidad.

La cuidan una testigo de Jehová y una prostituta. Le asignan un menú “de privilegio”: pan negro, manteca, algo negro parecido al café –sin azúcar– y sopa de carne y cebada.

Trabaja todo el día como una devota enfermera.., hasta el 24 de agosto de 1944. Ese día llueven bombas aliadas sobre el campo. La barraca se derrumba. Ella se refugia en un pozo, pero la herida es grave: fractura expuesta en un hombro, y el brazo lacerado por esquirlas y escombros. Se lo amputan. La operación es larga y sangrienta. No sobrevive.

Muere tres días después. La entierran en una fosa común como “262, mujer desconocida”. Encontrada mucho después por los obreros italianos prisioneros que la sepultaron, e identificada, yace en la cripta familiar del Schloss Friedrichshof, Castillo de Kronberg, Hesse, Alemania.

Según aquellos que la conocieron, “era buena, linda y gentil”. Extraño destino. Un barco, una mujer, dos tragedias. Separados por fechas, kilómetros y circunstancias. Pero de algún modo, inseparables.

SIGA LEYENDO

Alemania turbulenta y la psicosis del nazismo: tres miradas singulares desde el cine

George Grosz, el artista alemán que enfrentó a los autoritarismos utilizando su pincel como “fusil y sable”

Chequea también

Reina Reech recordó el intento de abuso que sufrió en su adolescencia: “Bajé 11 kilos, me moría”

Reina Reech recordó el intento de abuso que sufrió en su adolescencia: “Bajé 11 kilos, me moría” (Video: "La Noche de Mirtha" - El Trece) (El Trece)A los 13 años, Reina Reech sufrió un intento de abuso de parte de su padrastro, la pareja por aquel entonces de su madre, Ámbar La Fox. El paso del tiempo logró que la actriz vea los hechos desde otra perspectiva, pero sabe que la marca física y psicológica de lo que vivió la acompañarán para siempre.En su visita al programa La Noche de Mirtha, Reina Reech fue consultada por la conductora sobre este lamentable episodio que vivió durante su adolescencia y, específicamente, le preguntó si ella se lo había podido contar a su madre, quien murió en 1993."Sí, se lo conté. Se lo conté porque yo fui pupila... En realidad, mamá se fue a hacer un espectáculo de Luis Aguilé a Madrid, me dejó dos semanas antes en la casa con él, y ahí tuve este episodio tan desagradable. Entré pupila con todo eso atragantado, me enfermé mucho, bajé once kilos, me moría.... Y le dijeron a mi mamá: ‘O viene a la Argentina o su hija se nos va’. Y cuando vino se lo pude contar”, recordó.“¿Te creyó?”, le preguntó Mirtha. A lo que la invitada respondió: “Y... Fue raro. Me enfrentó con él para ver y él decía ‘no puede ser que digas esto’. Fue difícil. Mamá se separó, a mí se me fueron los síntomas al otro día que ella llegó”, continuó.“¿No te quedó conflicto con mamá?”, le preguntó Beto Casella, otro de los invitados a la mesa de La Noche de Mirtha. “Después volvió con Buby (Labecchia). A los dos años, ya estando en Argentina, me echó de mi casa porque se ve que tenía ganas de volver con él. Volvió y me fui con mi papá”, contó.Según el relato de Reina Reech, Labecchia siempre negó el intento de abuso. Y, en una ocasión, fue violento con su madre: "Ella (por su madre) me cree y se separa. A los dos años tengo este episodio con mamá, me voy de mi casa y ella vuelve con él. Y cuando tenía 17 años me llama un día a las seis, siete de la mañana, porque los dos eran alcohólicos, y me dice: ‘Venime a buscar porque Buby me rompió la nariz’”.“Ahí terminó para siempre con él, y yo la llevé a que le hagan una cirugía. Y creo que este es el broche de oro para una historia de amor que es más fuerte y va más allá de un momento feo en la vida”, agregó.Dolida a pesar del paso del tiempo, y ante la mirada atenta y respetuosa de todos los presentes ante un suceso tan repudiable, Reina Reech concluyó con su relato: “El hecho de que ella haya vuelto con él me daba la duda sobre si me había creído o no. Pero el amor es más fuerte. Eso fue un feo momento, yo lo trabajé mucho en terapia, la perdoné, la pude mimar antes de irse y cuidarla. Por eso digo que el amor es más fuerte que un momento traumático, que una duda. Además, lo trabajé mucho”.En diciembre del año pasado la artista había hecho público lo sucedido a través de cuenta en Instagram. “Siento la necesidad de hablar, de decirlo, porque marcó mi vida, porque tuve años de terapia para superarlo, porque pasaron 47 años y me sigue estrujando el corazón. Mi padrastro a los 13 años quiso abusar de mí. Cuesta escribirlo, me inunda una profunda angustia, entiendo a cada mujer que calla. No sé si esta es la forma de liberar el dolor, el miedo que sentí en ese momento, pero basta de callar, basta de pensar compasivamente en mi agresor y no decir su nombre por aquellos que se pueden sentir dañados. Buby Labecchia me hizo pasar el momento más traumático de mi vida, me sentí sola, con un vacío inmenso que aún hoy me cuesta llenar”, comenzó el conmovedor texto.“Aún ahora con estas palabras libradas en este texto, me cuesta decidir exponerlo. Soy una mujer grande, tengo 60 años ¿y tuve que ver a una mujer @soythelmafardin de 26 años atreverse, para pensar en decir esto? ¡Basta, mujeres, alcemos nuestra voz, es la única forma de protegernos, de liberarnos y que ahora sean ellos los que teman, ellos los que ya no se atrevan a volver a hacerlo! Y muchos dirán, ¿a todas les pasó algo tan terrible? ¡Y si! Parece que a la mayoría, y a ellos también, a muchos amigos también los han abusado”, concluyó el posteo, en el que arrobó al colectivo Actrices Argentinas y acompañó con el hashtag #MiráCómoNosPonemos.SEGUÍ LEYENDO Reina Reech a los 61: “Ahora me siento libre como mamá”Reina Reech habló de la polémica que generó Juana Repetto amamantando en el inodoroReina Reech dijo que según la Kabbalah: “El orgasmo tiene luz”

Tormenta tropical Raymond se debilita en su camino hacia Baja California

El Sistema Meteorológico Nacional pronostica lluvias en gran parte del país para el domingo 17 de noviembre (Foto: Twitter - Conagua Clima)La Tormenta Tropical Raymond, localizada al suroeste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, se dirige a la entidad del norte de México. Debido a su trayectoria, se espera que el domingo se aproxime a la costa del estado, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).A las 19:00 horas del sábado Raymond fue localizado a 740 kilómetros al suroeste de Los Cabos, Baja California Sur, y 780 kilómetros al suroeste de Cabo Corrientes, Jalisco, indicó el SMN en su reporte.La tormenta tropical presenta vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora con rachas de hasta 95 kilómetros por hora con desplazamiento lento hacia el norte, precisó.A medida que se acerca a territorio mexicano el ojo de la Tormenta Tropical se va debilitando. El Sistema meteorológico Nacional activó la alerta naranja por una masa de aire frío en el territorio mexicano para esta noche y el domingo, un evento conocido como “Norte”, con rachas superiores a los 70 km/h y oleaje de 2 a 4 metro de altura.El paso de la lluvia en el territorio mexicano previsto para el domingo 17 de noviembre (Foto: SMN)El Meteorológico indicó que Raymond se desplaza con rumbo hacia Baja California Sur, “reforzando el ingreso de humedad y lluvia sobre el occidente de México”. Los principales estados que se verán afectados son Baja California Sur, Nayarit, Jalisco, Colima y Michoacan con lluvias puntuales muy fuertes, así como Sinora y Sinaloa con lluvias fuertes.Raymond se degradará a depresión tropical el domingo 17 de noviembre. Sus remanentes se localizarán al suroeste de las costas de Baja California Sur.El pronóstico apunta que para el domingo habrán lluvias intensas en Baja California Sur; muy fuertes en Sinaloa y Durango; fuertes en Sonora y Nayarit; chubasco en Baja California, Chihuahua, Zacatecas, Jalisco Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Puebla Estados de México y Morelos.También se esperan lluvias aisladas en San Luis Potosí, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Ciudad de México y Tlaxcala.En las próximas 72 horas, ambiente fresco y baja probabilidad de #Lluvias para la #CDMX, #EdoMéx, #Hidalgo y #Tlaxcala. https://t.co/ornurRZBv6 pic.twitter.com/XzXU8II22n— CONAGUA Clima (@conagua_clima) November 17, 2019Esta condición meteorológica se combinará con la Depresión Tropical 21, Sonia, que podría intensificarse a tormenta tropical. Se prevén temperaturas mínimas de -5° Celsius y heladas en la sierra de Chihuahua y Durango, así como de 0 a 5 grados en montañas de Baja California, Coahuila, Tamaulipas, San Luis Potosí, Michoacán, Estado de México, Puebla, Hidalgo, Tlaxcala, Veracruz, Oaxaca y Chiapas.Mientras que algunos estados alcanzarán temperatura superiores a los 35°, es el caso de Sinaloa, Jalisco, Michoacán, Guerrero y Chiapas.Recomendó el Meterorológico que la navegación marítima en las inmediaciones del sistema “mantenga precauciones” y en general que se atiendan las recomendaciones de las autoridades del Sistema de Protección Civil.Con Raymond, se han formado 17 ciclones de los 19 que se pronosticaron para esta temporada en las aguas del Pacífico, que se extiende entre los meses de mayo y noviembre.Raymond es el ciclón número 17 de los 19 que se pronosticaron para esta temporada en las aguas del Pacífico, que se extiende entre los meses de mayo y noviembre (Foto: Twitter)De los diecisiete ciclones que han desarrollado, siete han alcanzado la categoría de huracán y diez más, con Raymond incluido, han sido tormentas tropicales.Priscilla fue el último ciclón tropical en tocar tierra en México el pasado 20 de octubre y afectó con lluvias torrenciales a los estados de Nayarit, Jalisco, Colima y Michoacán.Los huracanes de la temporada 2019 han sido Alvin, Bárbara, Dalila, Erick, Flossie, Juliette y Kiko las tormentas tropicales que se han presentado son Cosme, Gil, Henriette, Ivo, Lorena, Mario, Narda, Octave y Priscilla.MÁS SOBRE OTROS TEMAS:Sin límites: Carlos Bocanegra, el niño genio mexicano campeón internacional de aritméticaLa desoladora tragedia del narco en México: los pueblos fantasma“Los captores nos hicieron mucho daño”: ex rector de la UAEM y su esposa tras ser liberados de sus secuestradores